«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 6 de mayo de 2015

Hilary Minc sobre la dictadura del proletariado y su importancia central en el marxismo-leninismo


«
La teoría de la dictadura del proletariado es la parte fundamental y central de la ciencia del marxismo-leninismo. Marx y Engels crearon la teoría de la dictadura del proletariado, establecieron teóricamente la necesidad de romper la máquina del Estado burgués y demostraron que, como resultado de la revolución proletaria, el contenido propio de la época de transición del capitalismo al comunismo sólo puede ser la dictadura del proletariado.

Este pensamiento fue continuando por Lenin, quién luchó implacablemente contra los intentos de los centristas y los revisionistas que trataban de distorsionar y borrar la teoría marxista sobre el Estado, la revolución proletaria y la dictadura del proletariado:

«En efecto, si el leninismo es la teoría y la táctica de la revolución proletaria, y si lo que constituye el contenido fundamental de la revolución proletaria es la dictadura del proletariado, resulta evidente que lo principal en el leninismo es la cuestión de la dictadura del proletariado, es el estudio de esta cuestión, es su fundamentación y concreción». (Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, Stalin; Cuestiones del leninismo, 1926)

Y como el camarada Stalin indicó acertadamente, Lenin introdujo nuevos elementos entorno a la dictadura del proletariado:

«Lo que Lenin aportó de nuevo en este problema fue que: a. descubrió el poder de los soviets como la mejor forma estatal de la dictadura del proletariado, utilizando a este propósito la experiencia de la comuna de París y de la revolución rusa; b. desarrolló la fórmula de la dictadura del proletariado desde el punto de vista del problema de los aliados de éste, definiendo la dictadura del proletariado como forma específica de la alianza de clase del proletariado, que es el dirigente, con las masas explotadas de las clases no proletarias –campesinado, etc–, que son las dirigidas; c. recalcó con fuerza particular el hecho de que, en la sociedad de clases, la dictadura del proletariado es el tipo superior de democracia, la forma de la democracia proletaria, que expresa los intereses de la mayoría –de los explotados–, en oposición a la democracia capitalista, que expresa los intereses de la minoría – de los explotadores–». (Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, Stalin; Entrevista con la primera delegación de obreros estadounidenses, 1927)

El camarada Stalin, siendo un gran continuador de la obra de Lenin, desarrolló de forma creativa las enseñanzas marxistas-leninistas sobre el Estado y la dictadura del proletariado ya victorioso, dirigido y dirigiendo estas tareas notablemente.

Igual que Lenin en la cuestión de la implacable lucha contra los centristas y los revisionistas, Stalin logró salvaguardar la teoría marxista entorno al Estado y la dictadura del proletariado de la distorsión especulativa de estos elementos, y planteó esta teoría a un nuevo nivel cualitativamente superior en la generalización de la experiencia histórica de la época del imperialismo y la revolución proletaria, por lo que Stalin, en los importantes momentos de lucha contra los desviacionistas trotskistas y los desviacionistas derechistas, protegió el leninismo de la distorsión y propagó la experiencia histórica de la época de crisis general del capitalismo y de la construcción del socialismo, desarrollado la teoría marxista-leninista de la dictadura del proletariado, desarrollando así la ciencia del marxismo-leninismo de manera creativa y universal. Sobre la base de las enseñanzas de Stalin y bajo su liderazgo, el Estado Socialista Soviética se convirtió en una fuerza poderosa e invencible, la construcción del socialismo en la Unión Soviética fue conseguida, y en la Unión Soviética se inició el período de transición gradual hacia el comunismo». (Hilary MincLas democracias populares en Europa del Este, 1949)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»