«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 25 de septiembre de 2017

Antología sobre Reconstrucción Comunista y su podredumbre oportunista; Equipo de Bitácora (M-L), 2017

[Enlaces de DESCARGA del texto en PDF al final del documento]

«Reconstrucción Comunista (RC) ha sido un nido de adolescentes aburguesados, inadaptados, skinheads, drogadictos y todo tipo de lumpens de distinto tipo, y como tal, era seguro que arrastrasen una cultura fuertemente patriarcal. Su líder Roberto Vaquero es la misoginia y el machismo personificado. Su forma de pensar y actuar ha influenciado directamente a los militantes de la organización tanto masculinos como femeninos. No menos importante es en esto los diversos casos de maltratos psicológico y físico entre parejas dentro de RC, siendo su postura conciliadora con los maltratadores un refuerzo en el pensamiento patriarcal generalizado dentro de la organización. (...) RC, siguiendo los pasos del PCE (r), en sus células se reivindicaba desde el principio a figuras alejadas del marxismo-leninismo, hacían y hacen apología del castro-guevarismo –incluso sus militantes presumen de tatuajes con citas de sus figuras–, de nacionalistas pequeño burgueses como Argala, tienen el mismo análisis que Hásel sobre el fin de ETA. También sus artículos se reivindica como ejemplo de integridad la actuación de vacilantes y traidores como Mólotov y Beria, copiando lo que Olarieta dice de ellos. El abierto maoísmo de sus inicios les hizo posicionarse en comunicados y actos junto a la peor estirpe del maoísmo nacional que solo alimentan la confusión en torno a los mitos del revisionismo chino, y actualmente pese a denominarse críticos del maoísmo participan en la internacional maoísta de la ICOR, llegan a adoptar el eslogan de las organizaciones revisionistas de buscar un «feminismo de clase» y a decir que en Rojava hay un «proceso socialista». Y en la actualidad reciben las felicitaciones de los líderes oportunistas por el buen tratado dado al PCPE y el PCOE con los cuales han decretado una paz ideológica. No hay consecuencia alguna con los principios defendidos por las figuras que portan en sus banderas. También hay una confusión sobre el tema de la violencia armada, y se va detrás de cualquier grupo que ejerza la lucha armada, solo criticándose el dejarlas, creyendo que el deber de un partido es apoyar cualquier expresión armada, que tiene tanto sentido como apoyar cualquier grupo que diga que tiene una reivindicación del socialismo, aunque sea desde posturas pequeño burguesas. (...) Nosotros cuando hemos comentado que RC no puede tener cabida dentro del antifascismo y debe ser rechazado –como ya ha sido vetado en varios lugares como universidades o agrupaciones antifascistas–, no es porque tenga unas concepciones erradas de cómo combatir al fascismo, ni porque sean unos revisionistas más del montón –ya que esto pueden reproducirlo varias corrientes y grupos–, sino porque han sido denunciado sistemáticamente desde asociaciones vecinales, feministas, organizaciones antifascistas, grupos revisionistas o ex militantes por haber vertido calumnias y haber acosado hasta el punto de cometer agresiones. Esto no ha sido un episodio anecdótico, un error de algún jefe local, o algún malentendido, sino una constante desde su fundación y breve historia. Por tanto, consideramos que un grupo que pretende conquistar la confianza de los trabajadores a base de la intimidación y el terrorismo hacia otros colectivos o individuos, donde la violencia es su principal carta de presentación como «método de persuasión», no puede ser más que tachado de fascista, se presente bajo las siglas o símbolos que sean». (Equipo de Bitácora (M-L); Antología sobre Reconstrucción Comunista y su podredumbre oportunista, 25 de septiembre de 2017)


Preámbulo

Desde que en 2016 denunciamos a la organización revisionista Reconstrucción Comunista (RC) por no pocas desviaciones de cara a evidenciar ante su militancia el carácter antimarxista y oportunista de la organización; en el mismo sentido, en los últimos meses la dialéctica de los acontecimientos nos ha dejado ver diferentes fenómenos muy interesantes que deben de ser analizados con detenimiento, hay que incidir en dos de ellos.

1) La organización sigue desmontándose como un castillo de naipes a un ritmo acelerado a causa de que sus militantes siguen dándose de baja, además de la pérdida del poco crédito que tenia entre los revolucionarios.

2) Cada vez más militantes y exmilitantes se atreven a alzar la voz contra el líder, Roberto Vaquero alias Juan Mesana, de esta organización que bien puede ser considerada una secta dados los testimonios de las desviaciones que padece la organización y su dirigencia.

Claro que es que esta es una consecuencia previsible desde el momento en que RC quedó al descubierto ya no solo por nuestra crítica, sino también, como ya afirmamos, por la valentía de muchos militantes y exmilitantes, así como de otras organizaciones, que han sido honestas y valientes al proporcionarnos datos, confirmando otros, y elaborando nuevas e interesantes críticas, fundamentando y colaborando con un material irrefutable que certifica el carácter de esta organización. De hecho, hemos recibido con sorpresa la publicación de varias cartas de exmilitantes de RC que han sido ocultadas a la militancia y al público en general. Que estas cartas vean la luz desatará una ola de polémica que clarificará la verdad sobre la historia de RC a la que gustosos asistiremos de espectadores de lujo. Además, el «Equipo de Bitácora (M-L)» ha podido entrevistar personalmente a dos exmiembros de la organización, cuyas informaciones junto al de las cartas ya citadas vienen a confirmar nuestros documentos previos sobre RC, y amplían nuevas informaciones sobre temas que desconocíamos. 

En el primer documento sobre RC publicado por Bitácora (M-L) en 2016 hacíamos hincapié en el plagio de obras que realizan debido a su falta de cuadros y capacidades teóricas, a una falta de moral ética y honestidad personal. Una práctica por completo repudiable no solo porque supone la usurpación del trabajo teórico de terceros que presentan como propios; sino que además, al tratarse de una organización que se pretende marxista-leninista, está incurriendo en una desviación terrible que no aporta nada al desarrollo del Movimiento Comunista:

«Reconstrucción Comunista (RC) que ahora sus líderes participan en Universidad Obrera (UO), no sabemos si se trata de un reconversión o de un dispositivo que opera bajo el paragua de RC, pero el caso es que esta organización ha venido teniendo la tendencia reiterada a copiar el tronco central de nuestras citas, análisis, conclusiones y documentos en general en un claro síntoma de esterilidad teórica. De hecho, a simple vista hemos corroborado de que sus pocas obras extensas son un copia y pega de las nuestras. Empezaron por una sutil similitud en los títulos, por coger nuestras citas seleccionadas en castellano y las traducciones usadas –copiando incluso los errores que hemos cometido en algunas traducciones luego corregidos en posteriores revisiones, hasta incluso los signos de puntuación–, repitiendo el núcleo de nuestras conclusiones que seguían a esas citas –conclusiones que son copias enmascaradas–, ¡y por último llegando al punto de descaro de hasta los ejemplos explicativos para cada cuestión, las cuales son calcados sin sonrojo alguno! (...) Dicho esto, desde hace ya un buen tiempo, varios de nuestros lectores nos ha venido alertando de este fenómeno curioso: el grupo RC realiza plagios de nuestros documentos.  (...) Del mismo modo, queremos dejar claro que la cuestión que aquí se va a tocar no es un problema que se limite a la usurpación total o parcial de nuestros documentos, sino que sobre todo estos «camaradas» han caído en una profunda desviación teórico-práctica que no sirve para el proletariado, sino todo lo contrario. No sirve, porque una organización que se pretende bajo el marxismo-leninismo, en tanto una suerte de aproximación de vanguardia, debe de proporcionar sus propios análisis para que junto al resto de organizaciones auténticamente marxistas-leninistas del panorama internacional, podamos aportar un poco de claridad a las militancias y a las masas en medio de tanta confusión ideológico-política». (Equipo de Bitácora (M-L); ¿Por qué los de Reconstrucción Comunista (RC) nos copian las obras?, 18 de octubre de 2016)

En el segundo documento de 2016 se analizó con cierta profundidad las desviaciones ideológicas de RC, su maoísmo teórico y sobre todo práctico, las terribles desviaciones doctrinarias que adolecen en cualquier tema, y desbrozaremos los graves defectos en materia de organizativa:

«Esta «escuela de revisionismo» es en la que se han formado los actuales líderes de RC. De ahí que hoy en día observemos que sus líderes no pudieron desligarse del coqueteo ecléctico constante con varias de las figuras, corrientes y movimientos revisionistas en los sucesivos años, así como que arrastren esos métodos organizativos burócratas y caudillistas de manejar una organización». (Equipo de Bitácora (M-L); El maoísmo solapado de Reconstrucción Comunista es una negación de las luchas y lecciones de los marxista-leninistas, 2016)

En el tercer documento de verano de 2017 llamado: «Nuevas evidencias que desmontan el castillo de naipes que es Reconstrucción Comunista» profundizaremos en los temas abordados en los dos documentos anteriores, y se abordarán otros temas que aún no habíamos tocado.

El cuarto documento que formarán los anexos, recogerán las cartas de los exmilitantes de RC, y la entrevista realizada por Bitácora (M-L) a dos de sus ex miembros.

El objetivo de esta obra es pues recopilar toda esa documentación en una antología donde el lector podrá encontrar todo lo relacionado. Hemos decidido reeditar por cuestiones de estética y riqueza léxica algunos de los anteriores, sin alterar lo esencial.

Como ya hemos afirmado en otros documentos, la unidad de los marxistas-leninistas, la reorganización del movimiento marxista-leninista, pasa necesariamente por combatir al revisionismo en lo teórico-práctico, esto supone que las organizaciones revisionistas deben de ser un blanco primario de nuestra crítica para revelar ante la militancia y las masas su carácter. Evidenciar que los objetivos que cumplen juegan en favor del sostenimiento de los intereses personales de sus líderes y en sumo grado de las relaciones de producción capitalistas en tanto que agencias de la burguesía, pues manchan el buen nombre del comunismo.

Notas

[1] Lectura Online AQUÍ [Scrib] ó Descarga en PDF AQUÍ [MEGA].

[2] Todos los documentos del autor en este Blog AQUÍ.

[3] Todos los documentos en PDF editados por el equipo del Blog en el apartado BIBLIOTECA.

1 comentario:

  1. Vaya Vaya, el "partido"- secta más desenmascarado si cabe. Era de esperar que las vergüenzas de este personaje aflorasen...se tirará semanas sin salir de casa por el disgusto?

    ResponderEliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»