«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 13 de noviembre de 2015

Fortalecer los contactos internacionales de la clase trabajadora; Bolesław Bierut, 1948


«La vibrante vida cotidiana de las masas trabajadoras nutre el poder creador del hombre y su gran capacidad para lograr un cambio social. Los mayores representantes del pensamiento social progresista revolucionario se inspiraron en las fuentes de este poder creativo. Y a partir de las fuentes de esta fuerza creativa, surgió la ideología revolucionaria del proletariado el cual fue transformado y plasmado por las mentes brillantes de Marx y Lenin en un gran programa social, ideología que ahora está dirigida y enriquecida por el gran y brillante líder del proletariado mundial y del Partido Comunista (bolchevique) de la Unión Soviética: Iósif Stalin.

En el curso de los largos años de lucha revolucionaria contra el zarismo, contra fascismo nativo y extranjero, contra la bárbara invasión de Hitler, el movimiento obrero polaco encabezado por nuestro partido fue adquiriendo una solidez y madurez que le ha permitido liderar el amplio movimiento social de las masa trabajadoras de la ciudad y el campo, el cual tiene como expresión política el Blok Demokratyczny –Bloque Democrático–.

En la heroica lucha a vida o muerte contra el invasor, las masas trabajadoras recibieron la ayuda desinteresada y fraternal del ejército libertador de los pueblos de la Unión Soviética, y gracias a esta ayuda, nuestro país que había sido devastado por los invasores hitlerianos, adquirió la libertad, con la cual las actuales la masas del pueblo polaco están trabajando incansablemente la nueva Polonia. El plan de esta construcción será preparado bajo la unificación de los partidos obreros, que deben ser los guardianes fieles y firmes de la gran ideología revolucionaria del proletariado; el marxismo-leninismo, en la base de la alianza política y la ayuda de todos los partidos del Blok Demokratyczny –Bloque Democrático–.

Utilizando los ochenta años de experiencia en el movimiento obrero polaco, la experiencia de los cien años de lucha de la clase obrera internacional, la experiencia de la revolución rusa victoriosa sumado a la construcción socialista exitosa de los treinta años en la Unión Soviética, y basándonos en los fundamentos ideológicos del marxismo-leninismo, estamos llevando a cabo el gran acto histórico de unir el Partido Obrero Polaco y el Partido Socialista Polaco como acto de unificación política de la clase obrera polaca.

El partido obrero unificado resultante, debe tomar sobre sus hombros la responsabilidad histórica del futuro del pueblo polaco, el futuro que debe garantizar su bienestar. Debe estar firmemente unido a las fuerzas del Blok Demokratyczny –Bloque Democrático–, y ser capaz de asegurar que la eminencia política y cultural que Polonia puede y debe alcanzar entre las naciones progresistas del mundo. Tan sólo este partido, sobre la base de la alianza de los obreros, los campesinos y la intelectualidad, será la expresión política plena del Blok Demokratyczny –Bloque Democrático–, y será el único que puede proporcionar a los trabajadores de Polonia una prosperidad cada vez mayor.

Ni por un solo instante podemos dormirnos en nuestros logros, porque lo que hemos logrado hasta ahora en el camino de la construcción de la nueva Polonia, no es más que un comienzo hacia la realización de los grandes objetivos y las tareas que enfrenta nuestro pueblo.

Marchando hacia adelante con valentía bajo la bandera del marxismo-leninismo, a la cabeza de las masas trabajadoras de Polonia, nuestro partido cumplirá con éxito sus tareas históricas. (Bolesław Bierut; Para lograr la completa eliminación de las desviaciones derechistas y nacionalistas, 1948)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»