«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 14 de julio de 2017

Anexos: Comentarios de diversos camaradas sobre la cuestión de la liquidación del MVTC; Equipo de Bitácora (M-L), 2017


Las siguientes citas, son una recopilación de muchos de los mensajes, discursos y declaraciones de camaradas que han estado inmersos en la polémica sobre la liquidación del MVTC y su inclusión en la organización ultraoportunista de Bandera Roja. Estos comentarios son necesarios ya que manifiestan el sentir de ex militantes, así como de camaradas del exterior que habían prestado su apoyo al MVTC y que habían cifrado esperanzas en el movimiento.

La opinión del camarada Luis

«Con respecto a la política de alianzas de «encontrarse con la MUD» para hacer un frente antichavista es como venderle el alma al diablo, o peor convertirse en nada, pulverizarse a uno mismo. Ante esta cuestión es lo que le decía a Toro: si lo que se plantea es una «alianza» con un sector de la burguesía o pequeña burguesía, ¿por qué debemos hacerlo a través de un intermediario? ¿Acaso somos incapaces de hacer nada por nosotros mismos, de realizar una labor de agitación y propaganda con nuestras propuestas y mantener así la autonomía sin renunciar a los principios?

En la última reunión que se realizó en marzo o abril –ya no recuerdo– plantee que la creación de un Frente Amplio de darse como bloque crítico a Maduro –en teoría y acción– tenía necesariamente que ir direccionado por nosotros [MVTC], y no nosotros dentro de UPRA [un frente de organizaciones prochavistas] como lo planteaba Toro para «captar a los cuadros más comprometidos dentro de esos partidos y movimientos que integran la UPRA». Él sustentaba que «esos partidos que dicen representar a una gran base», pero nunca han mostrado tal base, los que asisten a las reuniones de la UPRA siempre eran y son los mismos, y hablan en nombre de una «gran» base que jamás hace presencia o firma los documentos y propuestas que llevan los caciques de esos partidos a las reuniones. ¿Qué cuadros se iban a captar?

Lo de Bandera Roja es clientelar, ellos quieren aglomerar votos, para tener fuerza para negociar puestos en los entes del Estado, es lo que hizo el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y han hecho todos esos pequeños partidos de «izquierda» que se definen como «partidos de cuadros», pero cuadros solo para mandar, de control por arriba pero no por abajo, porque no dejan que las masas penetren las estructuras porque como dicen «las masas no están preparadas» pero cuando se ven ahogados por la ley electoral y la posibilidad de desaparecer del ámbito electoral y clientelar, entonces abren sus portones para que entre cualquiera a sus organizaciones, así lo han hecho históricamente.

Bandera Roja se lanzó con la MUD y perdió lo poco que le quedaba de militantes y credibilidad. Ahora simplemente intentan salvarse y para ello se inventan su fantasía y pasado heroico, y así los inocentes u oportunistas pican. Así precisamente nos captó a muchos del MVTC en su día el PCV en 2012, cuando con miras a las elecciones de 2012, ¡donde el PCV alcanzó la histórica cifra de 500 mil votos para no hacer otra cosa que ser la muleta del chavismo!

Luego de las elecciones vinieron los cogollos y caciques de nuevo y empezaron a anular los nuevos colectivos de la JCV que habían nacido al calor de la campaña electoral esto sucedió no solo en nuestro Estado –provincia– sino a nivel nacional, varios compañeros de otras regiones denunciaron estas actitudes de anulación o liquidación de colectivos de la JCV por parte de los CR –comité regionales– y el CEN de la JCV.

Al parecer todos tienen estos vicios del PCV, el colectivo Ilich Ramírez de la JCV donde militaban y eran parte de la dirección Toro y Joey, prácticamente lo liquidaron ellos mismos, todos sus miembros se fueron del colectivo debido a las posturas «autoritarias» de estos compas, algo que denunciaron constantemente los miembros de su colectivo en intentos por salvar la organización.

¿Qué se puede pensar? Que la actitud de los compañeros ha sido siempre la misma: no consultar, pasarle por encima a todo y a todos, y creer que son los santos griales. El colectivo Alberto Lovera donde yo militaba fue disuelto de un golpe por el CR debido a que no apoyamos la intención del secretario de la JCV de anular y liquidar al colectivo Ilich Ramírez por ciertas denuncias contra los compañeros Joey, Toro y otro –que no viene al caso mencionar–, fueron temas incluso muy delicados, pero aun así la postura de los miembros del colectivo no era la de que se tomaran decisiones en base a chismes y acusaciones sin pruebas.

Nuestra postura de resolver el tema dentro de los estatutos de la JCV y con mediación del partido, nos costó la expulsión de la JCV, algo que fue una fortuna para mí. Así que bueno, las posturas liquidadoras aparecen en todos los viejos miembros del PCV y su rama de la JCV, [se basa en]: quien no se someta de forma «disciplinada y obediente» a sus designios «incuestionables» son expulsados, y estos expulsados o retirados tienen la tendencia de crear nuevos partidos y movimientos y seguir reproduciendo las mismas posturas.

Cuando me refiero a la disciplina y obediencia, no es que ellos lo plantean de forma consciente, sino por imposición y no cuestionamiento, y para ello se basan en todo tipo de métodos como los que han vuelto a usar en el MVTC. Creo que me he salvado porque mis pasos por allí fueron muy cortos, y ya venía de sentarme a oír y asistir a reuniones de muchos partidos y dirigencias sindicales, por eso comprendo que la intoxicación ideológica, el balurdismo político, el oportunismo, el clientelismo está esparcido por toda la «izquierda» venezolana, y he allí el fracaso histórico de los mismos».

Luis, ex miembro de MVTC;
Declaración sobre la liquidación del MVT y su integración en Bandera Roja, 2016

La opinión del camarada Mehmet

Camarada turco que proporcionó asistencia y formación teórica-ideológica a los miembros del MVTC y apoyo en las críticas a otras variantes del revisionismo venezolano. Opuesto a la liquidación del MVTC y su integración en Bandera Roja:

«Estoy de acuerdo [con las críticas de Bitácora (M-L)]. Y esta situación demuestra que teníamos razón cuando les criticábamos por leer poco, por falta de seriedad en el estudio del marxismo-leninismo. Tenemos aquí un típico ejemplo del cambio cuantitativo al cambio cualitativo. Error y negligencia, después de un cierto punto se transforma en oportunismo.

Me siento decepcionado. Cuando Cristian, Toro, Joey y otros tuvieron el coraje de criticar a Partido Comunista de Venezuela (PCV), cuando, basando en su propia experiencia y en sus estudios teóricos, desenmascararon ese partido como un partido revisionista me sentí muy bien y porque ocultarlo, un poquito orgulloso ya que había aportado un grano de arena. Finalmente, pensaba, en Venezuela surgía la esperanza de la formación de un verdadero partido comunista. Desde entonces hemos estado en constante contacto con los camaradas. Teníamos un intercambio de ideas muy animados.

Pero ha llegado un tiempo donde ellos ya no podían mantener contacto entre sí. Desconozco los detalles pero cuando les preguntaba que están haciendo me decían que la crisis económica en el país les impedía mucho. Y tenían cierta razón. Pero al final según la información que tengo sus lazos con los trabajadores avanzados eran casi nulos. Tampoco podían escribir como antes. Por lo menos en el caso particular de Cristian, él había dejado de producir. Ha dejado un lado una obra muy importante que estaba escribiendo sobre el desarrollo del capitalismo en Cuba. Tampoco ha hecho ningún estudio económico sobre las relaciones de clase en Venezuela. Durante ese periodo les he criticado por no trabajar entre la clase obrera y dejar a un lado sus estudios teóricos.

Finalmente, hace un mes me han contado sobre la posibilidad de integrar a Bandera Roja. He hecho una serie de críticas a Cristian para impedirlo. Pero ni se digno de responderme.

Cuando ellos publicaron su comunicado donde expresaban su decisión de ser parte de la Bandera Roja junto con otros camaradas de otros países hemos protestado esta decisión y repetimos las críticas que habíamos expresado anteriormente.

La respuesta fue horrible. El hecho de no hemos esperado hasta la fecha de 18 de diciembre se han presentando como si fuera un escándalo grandísimo, algo imperdonable. ¡En otras palabras la esencia de nuestra crítica fue menos importante que la fecha de debate!

«¡Que les pasa! Nosotros hemos discutido sobre el tema entre los miembros de nuestro movimiento. ¿Quiénes son ustedes? ¡Tenemos la libertad de hacer lo que queremos!» Así fue su reacción ante nuestras críticas. Fue una reacción tan irracional que por un momento pensé que iban a citar frases de Tito sobre los extranjeros metiéndose en los asuntos internos de su país.

«¡Tenemos la libertad de hacer lo que queremos!» Claro que uno tiene toda la libertad de hacer lo que quiere. Pero su «libertad» es mucho menos importante que la consecuencia de sus errores.

Les queremos advertir por la última vez. Están cometiendo un gran error. La lucha de clases es tan dura que les puede empujar al campo del enemigo. La historia está llena de estos ejemplos. Corrijan su error. Admítanlos. Admitir un error es una virtud».

Mehmet, camarada de Turquía;
Declaración sobre la liquidación del MVTC y su integración en Bandera Roja, 2016

La opinión del Partido Comunista del Trabajado de España

Partido marxista-leninista que asistió a los miembros del MVTC tanto teóricamente como en lo relacionado con formación ideológica; además de proporcionar apoyo en lo referente a las críticas dirigidas contra variantes del revisionismo venezolano. Opuesto a la liquidación del MVTC y su integración en Bandera Roja:

«Desde hace un mes hemos visto cómo los camaradas del MVTC estaban siendo manipulados e influenciados con la mentira por el partido revisionista Bandera Roja (BR). Les aconsejamos desde nuestro III Pleno ordinario del mes pasado; les aclaramos camaraderilmente que no debían sacrificarse como organización por una de revisionistas que no tenía siquiera bases amplias de militantes; que debían primero fortalecer su nula organización interna para poder emprender un plan de acción, un programa, etc. Les dijimos que si resolvían acercarse a BR, debía hacerse siempre con la crítica por delante, desde el primer momento –¡como si no hubiese nada que criticarles!–, y que no los absorbiesen como organización sino que siempre se mantuviesen independientes del revisionismo. (...) ¡No! ¡La cosa no es tan sencilla! Nosotros no vamos a buscar alianzas internacionales con partidos revisionistas –que es lo que ahora sois vosotros, MVTC, o debería decir BR– cuando estamos en un período de fortalecernos. (...) Por ello, se excluye la alianza con vosotros sobre estas nuevas condiciones de que sois parte de BR. Una alianza internacional sobre supuestos principios comunes con un partido de pocos militantes que encima no responde al M-L es superflua y no nos va a hacer bien ninguno. Nuestra crítica sería infructífera en este caso, de forma que no nos necesitamos mutuamente. MVTC, nosotros os dimos todo el consejo camaraderil que pudimos. Se prefirió no hacernos caso y ni siquiera informarnos del proceso de BR de forma oficial, y esto cuando hace dos meses estábamos a las puertas de la colaboración internacional. En su lugar, acogisteis de brazos abiertos –por no decir otra cosa– a un partido que no os ha probado más que palabras confusas y que, si se indaga, se ve que es revisionista a una legua, pues ese socialdemocratismo de BR no es fácil de ocultar por muchas citas que falseen. (...) Resolvemos que no comprendemos por qué el MVTC ha respondido de esa forma tan infantil al canto de sirena del revisionismo, cuando se supone que había sido forjado en la batalla contra el chavismo. Si quieren ir «de Guatemala a guatepeor», nosotros no les vamos a acompañar en el camino».

Partido Comunista del Trabajo de España;
Comité Central del Partido Comunista del Trabajo de España,
11 de diciembre de 2016

La opinión del camarada José Retamar

Sindicalista venezolano, simpatizante del MVTC, y víctima del intento de captación tras la liquidación del MVTC en Bandera Roja por Joey y los dirigentes de Bandera Roja:

«Bueno principalmente el MVTC demuestra lo que sucede cuando un club de amigos con escasa formación ideológica quiere engañar a las masas haciéndoles creer que existe una organización proletaria como las que ellos crearon, que al final resultó no ser más que una página de Facebook, la captación de los aliados de la burguesía más reaccionaria venezolana, la burguesía pro-estadounidense que usa a Bandera Roja para que capte jóvenes «radicalizados» para que estos a su vez sean usados de carne de cañón contra los órganos de seguridad del gobierno.

Nadie puede dudar que estos personajes ya nombrados Toro, Cristian y Joey se unieron a Bandera Roja por «inocencia», ellos tuvieron tiempo de investigar quienes eran, contaron con los medios, la ayuda y los consejos de los camaradas de Bitácora (M-L), del PCTE, del camarada Mehmet y otros camaradas de Venezuela que les advirtieron del vil oportunismo de derecha de Bandera Roja, y parece incomprensible que algunos que 20 días antes estaba contra la organización de Bandera Roja, 20 días después cambie su discurso y defienda esta organización a ultranza con un sentimentalismo y un apego tal como si llevaran años militando ahí, cuando días anteriores ellos mismos despotricaban sobre ellos.

De Bandera Roja no se puede decir más que son la mayor expresión de oportunismo asqueroso que pudiera tener cualquier organización autoasumida como «marxista-leninista» en Venezuela tanto así que con orgullo dicen que no les importa aliarse con quien sea incluyendo sectores fascistas y proestadounidenses con tal de sacar a Maduro, para ellos el actual gobierno reaccionario del «socialismo del siglo XXI» es su enemigo principal y los fascistas sus aliados, esto da verdadero asco para los que queremos llegar a ese nivel superior de ser un digno militante de la causa del comunismo, Toro, Joey y Cristian solo firmaron su liquidación en las páginas de la historia de Venezuela, para convertirse en simplemente unos vulgares títeres de gente que tiene como tradición la traición».

José Retamar;
Declaración sobre la liquidación del MVTC;
2016

La opinión del camarada Ander; miembro de Bitácora (M-L)

Camarada que desde Bitácora (M-L) había asistido teóricamente a los miembros del MVTC y ayudado a la formación ideológica; además de proporcionar auxilio en las críticas a otras variantes del revisionismo venezolano. Opuesto a la liquidación del MVTC y su integración en Bandera Roja:

«Si Mehmet decía sentirse decepcionado yo no soy menos. Personalmente siento que Joey, Cristian y Toro en particular han actuado y sido unos oportunistas hasta finalmente derivar en unos liquidadores: aparte de demostrar un nulo nivel teórico han demostrado ser personas totalmente deshonestas, han despreciado nuestra paciencia y buena fe, y además han sido unos desagradecidos por todos los servicios prestados desde hace años, han acabado como muchos otros elementos inestables que se han acercado a Bitácora (M-L): insultando a la gente que les ha ayudado a formarse y avanzar ideológicamente, yendo contra quienes les han aconsejado con argumentos políticos que se estaban equivocando. El cambio de opinión repentino de Toro –que no ha explicado– precedido de un largo periodo de silencio responde claramente a fines turbios, aunque ya todo era oscuro en esta rama cuando Cristian y Joey entablaron contactos y negociaciones con Bandera Roja sin autorización, entre bastidores, a espaldas de su organización.

Ahora vemos a donde les ha llevado su cabezonería –que con los nuevos datos de cómo han actuado premeditadamente parece más bien un oportunismo consciente–: a que varios militantes como Luis, Ana o Mariu hayan abandonado la aventura oportunista, que algunos como Cristian se hayan decepcionado y avergonzado con el nuevo rumbo en Bandera Roja al ver donde se ha metido, y que todo el apoyo internacional que tenían se les haya vuelto en contra por ir detrás la facción proestadounidense de su país y no reconocer que esto era un error imposible de apoyar. ¿Quizás pretendían emular a Tito?

El desarrollo dialéctico en la historia del movimiento marxista-leninista nos ha proporcionado, nos proporciona y nos seguirá proporcionando durante un largo tiempo varios ejemplos como estos. El deber de los marxista-leninistas es estudiar estos fenómenos negativos, entender las causas del retroceso de las organizaciones del proletariado, para extraer lecciones y hacer que el movimiento proletario renazca con el doble de fuerza, libre de los errores que le hicieron caer».

Ander, miembro de Bitácora (M-L);
Declaración sobre la liquidación del MVTC,
2016

La opinión del camarada Madrigal; miembro de Bitácora (M-L)

Camarada que desde Bitácora (M-L) proporcionó asistencia teórica, y formación ideológica a los miembros del MVTC; además de proporcionar apoyo en las críticas a otras variantes del revisionismo venezolano. Opuesto a la liquidación del MVTC y su integración en Bandera Roja:

«Quiero referirme a varios aspectos:

–Es una muy mala noticia para el proletariado venezolano e internacional, así como para la lucha por la construcción del socialismo que los camaradas del MVTC, esencialmente su dirigencia, se hayan quedado en un «promesa» que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias. Aunque visto en perspectiva, mejor una organización revisionista liquidada que una operativa. Y es que los defectos de organización que han quedado evidenciados tarde o temprano llevarían a este resultado: la «liquidación».

–Sabíamos que los camaradas del MVTC tenían algunas dificultades en cuanto a la comprensión del marxismo-leninismo, pero veíamos que tenían empeño en elevar su nivel ideológico; pero al juzgar por las circunstancias actuales, en que la organización ha sido liquidada dentro de Bandera Roja, ha quedado al descubierto que a día de hoy, la dirigencia del Movimiento, no ha podido superar los vicios revisionista que arrastraban.

–Esta polémica ha servido para evidenciar que el MVTC no existía como tal, era una mera «organización nominal», un grupo de amigos que quedaban de vez en cuando para abordar algunos temas. Se puede decir que en realidad el MVTC no terminó de nacer, no hubo un marco organizativo, ni siquiera «estatutos» que regularan la vida dentro de la organización y la prepararan ante sujetos vacilantes-oportunistas-revisionistas como los que se han revelado. Por lo demás, esta organización no se regía bajo los principios básicos del marxismo-leninismo en cuanto a funcionalidad interna, me refiero al «centralismo democrático» y a la «democracia interna» bajo escusas varias, todo ello redundó en que el trabajo formativo en primer lugar, y de masas en segundo, ni siquiera se iniciara, el mero hecho que su actividad se limitara a las redes sociales es esclarecedor, lo que se ha de sumar a la falta de beligerancia respecto a la persuasión de los trabajadores sindicados que mostraron interés por la organización, y a la inoperancia de la militancia.

–El hecho de que los camaradas dirigentes del MVTC, ya convertidos en traidores al marxismo-leninismo, se hayan mostrado agraviados y abrumados por la crítica marxista-leninista, demuestra que eran susceptibles de cometer traición. Y sus furibundas respuestas a las críticas, enmarcadas en planos personales y subjetivistas, su negativa a tratar el tema bajo relaciones camaraderiles, el acusarnos de «imponerles dictados» y comparado nuestra crítica a la actividad de los revisionistas soviéticos es de una colosal falta de respeto a aquellos que hacia unas semanas llamaban «camaradas».

–Esperamos que los camaradas que han mantenido la defensa del marxismo-leninismo dentro de la organización no caigan en desanimo. Ya es una tarea apremiante e inmediata su rápida reorganización para posteriormente realizar la evaluación de estos hechos que les permitan sacar las lecciones necesarias que impidan que la futura organización naufrague como lo ha hecho el MVTC».

Madrigal, miembro de Bitácora (M-L);
Declaración sobre la liquidación del MVTC,
2016

1 de enero de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»