«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 13 de febrero de 2014

Acerca del sentimentalismo en la conciencia de las masas sobre las luchas de partidos o países socialistas pasados tras su degeneración


«Otro gran mal, pero no irremediable, es que los revisionistas modernos que tomaron el poder se aprovecharon del Estado de la revolución proletaria y la dictadura del proletariado y hay algunos que se los han convertido en superpotencias o grandes Estados, como es el caso de la Unión Soviética. Por otra parte, los partidos revisionistas, grandes o pequeños, abusivamente se apoyan en las luchas del pasado que el proletariado de su país encabezó bajo el camino marxista-leninista. Los revisionistas soviéticos siguen clamando a golpe de trompeta: «nosotros somos leninistas», «siempre querremos a Lenin», pero entonces ellos, y pese a estas consignas, pisotearon y traicionaron sus enseñanzas. Otros hacen lo mismo. Ellos buscan debilitar al proletariado buscando en el amor, el respeto y la confianza que tiene el proletariado en sus grandes líderes y en la doctrina revolucionaria pues, de Marx, Engels, Lenin y Stalin, y mediante esa táctica, intentan quitársela de encima. La mayor dificultad en esta situación es que el proletariado conserva en su conciencia la idea correcta al evaluar positivamente por ejemplo el primer Estado socialista fundado por Lenin después del triunfo de la revolución de octubre de 1917, o sea la Unión Soviética, la cual se convirtió en el primer y poderoso Estado del proletariado sirviendo así mismo de gran apoyo para todo el proletariado mundial. Pero en la actualidad ese Estado ya no existe, ya que los revisionistas han hecho de la Unión Soviética un Estado antiproletario. Pero de cualquier manera, se creó y mantuvo en la conciencia del proletariado el culto a ese «gran Estado proletario», y esto puede causar y causa debilidad e incertidumbre dentro del camino de lograr coronar nuestra victoria. Esto debilita la unidad del proletariado y su mordiente en la lucha contra la burguesía capitalista y los traidores al marxismo-leninismo». (Enver HoxhaInforme en el VIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, 1 de noviembre de 1976)

Anotaciiones de Bitácora (M-L):

Desafortunadamente en las Obras Escogidas de Enver Hoxha no viene al completo el Informe VIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, del 1 de noviembre de 1976, precisamente esta cita corresponde al VIº capítulo llamado: «El movimiento marxista-leninista y la lucha contra el revisionismo moderno», pero se puede acceder al informe completo en francés AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»