viernes, 30 de junio de 2017

Estudio histórico sobre los bandazos oportunistas del PCE(r) y las prácticas terroristas de los GRAPO; Equipo de Bitácora (M-L), 2017

[Enlaces de DESCARGA del texto en PDF al final del documento]

«Pues como ha quedado demostrado hasta este momento, la teoría y práctica del PCE (r) durante los años 70 fue de completo apego al revisionismo maoísta, a veces entremezclado con otras tesis revisionistas procedentes del tercermundismo, el guevarismo, el anarquismo, el espontaneismo y el terrorismo, etc., pero nunca marxistas. Así que, lo que dicen sus palmeros sobre que el PCE (r) es un partido, o mejor dicho «el único partido marxista consecuente», no tiene el más mínimo sentido, viven inmersos en universos de fantasía. El PCE (r) hizo del eclecticismo oportunista su bandera. Y esto también se comprueba en la línea de su política exterior. (...) La importancia de refutar al PCE (r) también versa, en parte, por la moda entre ciertos jóvenes de dejarse sorprender y seducir por la historia de grupos estilo ETA, GRAPO, RAF, Brigadas Rojas, y otros de similar estilo, que el idiota de Hasél tanto alaba y estimula en sus letras. Cualquier sujeto de este tipo, a lo único que contribuye es a seguir sosteniendo el falso relato de estas organizaciones. Un mito que aunque esté de capa caída, no debe mantenerse por más tiempo. Hasél no ha crecido y madurado políticamente, ha pasado de sus simpatías por Izquierda Unida a los GRAPO, de admirar a Anguita a vivir los vientos por Arenas, y ahí se ha estancado, pero el resto de la juventud no tiene porqué seguir esa su deriva mediocre y limitante, debe de progresar, formarse ideológicamente, para así poder discernir entre marxismo-leninismo de lo que no lo es: blanquismo y anarquismo de marxismo; populismo, trotskismo y eserismo de bolchevismo; aventurerismo y terrorismo de marxismo-leninismo». (Equipo de Bitácora (M-L); Estudio histórico sobre los bandazos oportunistas del PCE(r) y las prácticas terroristas de los GRAPO, 30 de junio de 2017)


Preámbulo

Este documento no será una mera crítica al Partido Comunista de España (reconstituido) y a su brazo armado los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, sino que será un ataque directo a la médula del propio maoísmo. Elegimos la historia de este grupo ya que es quien mejor ha condensado la demagogia de esta corriente, pero sépase que hubo infinidad de grupos y hoy varios de sus sucesores vuelven a la carga, de ahí la imperiosa necesidad de relanzar este importante documento escrito originalmente en 2017.

Ha de saberse que la historia del PCE (r)/GRAPO y sus líderes es el relato de unos mentirosos compulsivos que ocultan sus documentos y falsifican su propia historia; artífices de sofismas continuos, de una hipocresía de campeonato pensada para justificar sus variados bandazos ideológicos. La historia del PCE (r)/GRAPO es como la de cualquiera organización revisionista, un guion de poca monta basado en mitos endebles que en cuanto se investigan salen rápido a la luz sus variadas incongruencias.

1) Hace no tanto, su líder, en 2007, el «camarada Arenas», intentó engañar al público diciendo que «nunca han sido maoístas» pero que valoran a Mao como un «gran marxista-leninista». Lo cierto es que desde su fundación en 1975 nos han bombardeado con las clásicas diatribas del «Pensamiento Mao Zedong». Siempre han defendido a capa y espada las desviaciones del revisionismo chino –como de hecho continúan haciendo en los puntos fundamentales–. En verdad, esta y no otra es la razón principal de sus estrepitosos fracasos, pero a pesar de que ello, siguen sin querer desprenderse del todo de sus «ídolos de barro». 

2) Nos hablaban con vehemencia «de la necesidad de la lucha contra el revisionismo y el imperialismo» pero ellos han sido los mayores agentes de la burguesía en el seno del movimiento obrero, se han comportado como gratuitos abogados del tercermundismo, de la política exterior brezhnevista, de la izquierda abertzale, de la Perestroika de Gorbachov, y ahora hasta del populismo nacionalista del peronismo o el juche. La lista sería interminable. Actualmente, uno no sabría ver la diferencia entre la política exterior prorrusa de los representantes del PCE (r) y la que mantienen multitud de antiguos partidos prorrusos, que, a falta de la URSS revisionista, se resguardan y crean ilusiones sobre el «carácter benévolo» del imperialismo ruso de Putin.

3) Arenas alardeaba de las «previsiones científicas» de sus análisis y todavía hoy nos sigue vendiendo que España «sigue siendo un Estado fascista» sin más justificación que su cabezonería. Su grupo lanzó la absurda tesis que dice que «cuando el capitalismo alcanza el grado monopolista su forma de dominación es el fascismo», y que, por tanto, no puede volver jamás a formas de dominación demócrata-burguesas. Creen que pueden sostener este análisis porque sus militantes están en la cárcel, olvidando citar que lo están a causa de sus errores aventureros y terroristas y que la mayoría de la población española ni siquiera sabe de su existencia. Para para inri, llaman «socialfascista» a cualquier que no siga sus esquemas irreales sobre el carácter del Estado: bien sea el clásico reformista que se conforma con el sistema capitalista o los revolucionarios que discrepan de sus peregrinas ideas. Y por si no hubieran hecho suficientemente el ridículo ante cualquier conato de crisis se profetiza cada dos por tres «el inminente fin del sistema tal y como lo conocemos». 

4) Antiguamente mantenían que «a iniciativa del PCE (r) y bajo su dirección fueron creadas numerosas organizaciones» entre las que «cabe destacar a los GRAPO». En cambio, ahora juran que «el PCE (r) no fue creador de los GRAPO» y atacan a quién no crea tal cambio de parecer. Nos prometían que «no somos blanquistas, anarquistas, ni terroristas», cuando su línea de acción ha sido el terrorismo individual sin conexión con las masas, pero son tan idealistas que como creen que su lucha era justa eso exime a sus acciones del carácter objetivo que tuvieron; ¡no eran terroristas sino «resistencia armada»! Son expertos en retorcer los hechos y las palabras. Aquellos que cayeron presos por promocionar y practicar el aventurerismo terrorista sostienen que «son presos políticos por el único delito de ser comunistas». 

5) Nos juraban que iban crear y aplicar «un programa revolucionario». ¿Y bien? Pese a que ni ellos ni sus aliados tienen poder para plantear nada sobre cómo será o dejará de ser la revolución, defienden un esquema mecánico donde al igual que otras formaciones oportunistas se lamentan de que la revolución socialista no está madura en España, por lo que obligatoriamente teorizan que será necesaria una etapa intermedia, una «república popular» con un gobierno de coalición y mil peros más que anticipan de antemano. 

6) Han acabado basando todo su trabajo de agitación y propaganda en el apoyo a los que caían presos a causa de dichas acciones terroristas, pero ni siquiera han sabido dirigir con éxito las huelgas de sus presos. Nos daban la tabarra hablándonos de su supuesta influencia entre las masas, de que era «imposible paralizar nuestra actividad político-militar a pesar de cualquier éxito policial aislado», pero han acabado siendo un reducto marginal que tira de apoyos basados en una propaganda basada en historias falseadas. 

7) Nos prometían que iban a «aprovechar todas las posibilidades de trabajo legal» y han mantenido una línea anarquista de boicot de participar en cualquiera de las elecciones y todo tipo de cauces legales, autoaislándose, evitando darse a conocer ante las masas y evitando realizar una labor práctica que denuncie los propios entresijos del sistema político burgués de cara a los trabajadores; se han dedicado como izquierdistas a despreciar el trabajo sindical y dejarlo bajo la influencia de los líderes amarillistas, siendo también incapaces de levantar uno propio.

8) Olarieta, abogado de los miembros del PCE (r) y uno de sus principales propagandistas, está tan desactualizado que todavía no se ha enterado en pleno siglo XXI de que hay mil pruebas que demuestran que Mao Zedong es el autor que impulsó la teoría de los «tres mundos», pero no pasa nada, nosotros le tendremos que enseñar de historia y le ilustraremos con documentos históricos. Igualmente, este abogado revisionista, no se contenta con hacer las veces de defensor de revisionista Mao, la Corea del Juche o el imperialista Putin, sino que realiza un trabajo gratuito a las figuras del imperialismo negando el cambio climático. 

9) Finalmente, analizaremos como el PCE (r) en sus estertores lo más notorio que ha logrado en estos últimos años no ha sido convocar una huelga o poner en jaque al gobierno con su aventurerismo armado, sino que tiene el dudoso honor de atraerse a músicos como Pablo Hasé o Váltonyc, niños de familias acomodadas que juegan a la revolución, pero solo han reproducido los peores vicios del mundo del mundo del rap y de esta rama política semianarquista en decadencia: postureo, gansterismo, comentarios machistas, metáforas sobre el consumo de drogas, embellecimiento de la república burguesa, admiración por los líderes del nacionalismo catalán, fascinación generalizada por los jefes del tercermundismo, etc. El capitalismo español ha usado al haselismo y sus estúpidas declaraciones como un espantapájaro contra el comunismo. 

***

En general todas las críticas hacia el PCE (r) han sido elaboradas tanto en el exterior como en España por grupos maoístas; grupos de tendencia liu-shaochista, lin piaoista, seguidores de la Banda de los Cuatro, dengxiaopingistas, «reconstitucionalistas» y un innumerable etcétera de corrientes del hiperecléctico marco del maoísmo. También ha habido ciertas críticas desde los nostálgicos del revisionismo soviético, del eurocomunismo, del posmodernismo, y algunos otros. Algunos han desmontado de forma más o menos correcta su tercermundismo, su espontaneísmo, su economicismo, su aventurerismo, su terrorismo, pero ninguno ha recopilado el núcleo central de todas sus desviaciones. Vale decir que muchas veces se ha denunciado correctamente un aspecto del PCE (r) para acabar proponiendo una rectificación igual de maoísta, igual de revisionista. No ha habido ningún partido ni grupo político marxista-leninista que se haya atrevido a denunciar desde una óptica científica y extensa algo tan simple como eclecticismo rampante, así como su tendencia hacia el terrorismo, siendo estos, dos de los focos con los cuales bastan para tirar abajo todo el mito montado por la propaganda del PCE (r). Realizaremos analogías para añadir como escarnio que el PCE (r) no se ha dedicado sino a reproducir posturas de otras organizaciones revisionistas, no obligatoriamente maoístas, lo que evidencia que sus desviaciones ni siquiera son originales, sino tan viejas como el oportunismo mismo.

Entendemos que habrá muchos elementos que han construido su vida en torno al mito del PCE (r)/GRAPO y que este documento le sentará como un jarro de agua fría. Sabemos que muchos de ellos, lejos de rectificar, nos dedicaran todo tipo de improperios mientras acaban sus días empecinados en mantener a flote un barco que hace tiempo que naufragó, pero esto no nos importa demasiado dado que es normal; este tipo de organizaciones siempre tendrán su legión de seguidores incondicionales, pues, precisamente, se han encargado de buscar entre sujetos fácilmente manipulables que una vez caen en la trampa es difícil que salgan. Por fortuna, también sabemos que habrá elementos honestos que simpatizan con el PCE (r)/GRAPO al cual el presente documento servirá para abrir los ojos. También habrá otros tanto que, aunque hace tiempo que se desligaron de su mito, ansiaban por fin este tipo de documentación para investigar más sobre sus desviaciones y poder hacer uso de él para desmontar las mentiras del PCE (r) en su entorno más cercano. 

Advertimos que cuando hablamos de «hacer uso de él» no estamos dando vía libre a que nos plagien el documento para hacer pasar un refrito de nuestro documento como «su» análisis del PCE (r), como quizás pueden interpretar interesadamente plagiadores compulsivos como Roberto Vaquero, cabecilla de la secta lumpen Reconstrucción Comunista (RC) y aprendiz de Lassalle en este sentido, sino que nos referimos a hacer un libre uso de él respetando los derechos intelectuales, citando la referencia de los análisis. Dicho esto, finalizamos con la proclama:

«(…) ¡¡¡Ya basta de cargar con la farsa del PCE (r) a cuestas!!! Ya es tiempo de superar por completo su mitificada historia entre el seno de los revolucionarios. No hay que dejar títere con cabeza en la lucha por desenmascarar a estos embusteros ultraoportunistas. (…)»

Notas

[1] Lectura Online AQUÍ [Scrib] ó Descarga en PDF AQUÍ [MEGA].

[2] Todos los documentos del autor en este Blog AQUÍ.

[3] Todos los documentos en PDF editados por el equipo del Blog en el apartado BIBLIOTECA.

3 comentarios:

  1. Hola, he estado leyendo artículos anteriormente. He revisado diferencias entre el marxismo-leninismo y el maoísmo, y así he visto que hay un desprecio por el trabajo de partido y una exaltación de la lucha armada a diferencia del trabajo partido. Esto es, se le da primacía a la insurrección y la emoción, aunque eso retrasara la emancipación proletaria. Por lo tanto, sería una desviación.

    Pero los recientes acontecimientos, de la criminalización de Pablo Hasél, me han hecho dudar. Entendería que la crítica aplicara si los fiscales y jueces hubieran condenado por la exaltación del terrorismo, bandas armadas e incluso insultos directos hacia la monarquía...

    Sin embargo, podemos ver que lo que es juzgado no pasa de lo meramente socialdemócrata, los tweets en cuestión, por ejemplo los que podemos ver aquí:

    "21.01.2016
    Uno de CUP hablando claro contra la monarquía mientras IU anda de risitas con esta en la Zarzuela."

    "25.01.2016
    Mientras llaman terrible tiranía a Cuba donde con menos recursos no se desahucia, ocultan los negocios mafiosos del Borbón con Arabia Saudí."

    "04.04.2014
    Dos años desde que Iñigo Cabacas fue asesinado por la policía sin que haya habido condenados por ello."

    Fuente: https://www.publico.es/sociedad/estos-son-64-tuits-y-cancion-sido-condenado-rapero-pablo-hasel.html

    Me pregunto entonces, si ya van a condenar por proclamas centristas.

    1. ¿De qué sirve la moderación y el "antiterrorismo" en el discurso aparte de ser condenados como mártires y abrir más ojos?

    2. ¿Ha hecho el desarrollo de las compañías transnacionales cambiar la naturaleza del imperialismo, llegando hasta el punto de no tolerar acciones y discursos socialdemócratas en el punto en el que estas organizaciones se vuelven relativamente (todavía pequeñas) famosas?

    3. ¿Es realmente el estado español todavía fascista, al adoptar la vía reformista en vez de la rupturista en la transición?

    4. Que el estado levante a estas personas, ¿no es solamente una teoría de la conspiración? ¿Por qué le ofrecieron si no a Hasél el exilio ahora, mientras que antes se lo negaron, y ahora ha decidido quedarse (según él) para hacer más daño al estado deslegitimándolo?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No entiendo tus "dudas".

    1. "Lo que es juzgado no pasa de lo meramente socialdemócrata".

    Creo amigo que no has leído la obra al completo. Olvidas que Hasél o Valtonyc fueron ya juzgados en su momento por letras y tuits no solo contra la monarquía, sino de enaltecimiento del terrorismo, y amenazar a personajes y cargos públicos (como varios usuarios de Twitter). La diferencia es que mientras periodistas como Losantos solo le caen a lo sumo multas, a Hasél se le aprieta mas. Lo mismo que a una banda nazi no se la juzga igual que a una banda anarquista cuando ambas son sorprendidas con armas. Esta información está en el documento de 2017 (aunque estamos reeditándolo y ampliándolo). Comprenderás que no podemos resumir un documento de 1.000 páginas en dos líneas.

    2. El problema del maoísmo va más allá del terrorismo, aventurerismo, etc. que tiempo después se suele tornar en reformismo (Nepal, Perú y demás).

    3. El carácter "fascista" de España, según Hasél, es el mismo que le permite ir de plató en plató, andar con una camiseta de la CCCP por la calle, dar charlas con los ex presos del GRAPO, etc. Un chiste vaya. Eso es reírse en la memoria de antifascistas fusilados como Lorca o Companys, y de miles de comunistas que comieron cárcel por repartir un panfleto en el franquismo.

    El resto de cuestiones son demasiado oscuras y confusas que comentar como para entenderlas y darte respuestas. Puedes reformularlas y te responderemos encantados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Supuestamente a Hasél lo han estado multando hasta el punto de tener deudas que no puede pagar, denegado una cuenta del banco e incluso trabajo. Y ya no queda otra que la cárcel.

      Entiendo que se juzgue contra la monarquía, por enaltecer el terrorismo, por apoyar a grupos armados incluso aunque no sean terroristas, etc... Simplemente me sorprendió que los fiscales cogieran los tweets para criminalizar... entre ellos unos de los más socialdemócratas, como el que he puesto de las CUP o sobre la venta de armas a Arabia Saudí (noticias en periódicos), y no cojan otras canciones que realmente sí apoyan a los grupos armados citados y a otros grupos maoístas exteriores. No digo que no hayan juzgado por esto también, digo que los fiscales han preferido coger en tweets socialdemócratas cuando tienen un repertorio bastante grande para coger del aventurismo de izquierda que se denuncia aquí.

      2. De acuerdo.

      3. Ellos dicen que (creo también que es verdad)... que en la transición se adoptó la vía reformista y no la rupturista (a partir de aquí ya no estoy de acuerdo): como las estructuras del estado no han eliminado a los franquistas de dentro, los cuerpos siguen siendo los mismos fascistas y que puedas llevar una camiseta es maquillaje si luego no puedes expresarte ni básicamente actuar en una manera significativa.

      Por eso mi comentario: me ha hecho dudar no que condenaran a Hasél por apoyar a los grupos armados, atacar políticos en las canciones o insultar al rey; sino por esa selección de tweets socialdemócratas con noticias de hasta periódicos como El País.

      Pero como no estoy de acuerdo con que estamos en un estado fascista... por ejemplo en Alemania también hay infiltración de la extrema derecha en los cuerpos policiales y en el estado, salió hace un tiempo el caso en periódicos. Esto muestra que los estados burgueses se sirven de los fascistas como herramienta para mantener su poder, entonces no es nada raro.

      El resto de cuestiones que te refieres, simplemente estaba especulando si las cadenas globales de valor, si la internacionalización, la inversión extranjera directa en los últimos años ha hecho que el capitalismo se haya vuelta más inflexible hasta el punto de ser una especie de semi-fascismo...

      Pero he leído este artículo que habéis escrito: https://bitacoramarxistaleninista.blogspot.com/2018/09/el-error-de-relacionar-automaticamente.html

      Esto me indica que ya en años anteriores se reprimía a comunistas simplemente por existir o por temas relacionados con libertad de expresión que pueden considerarse (considero) solamente inofensivas manifestaciones socialdemócratas. Entonces si anteriormente existía este tipo de represión, vosotros tenéis razón y no Hasél. Hasél estaría exagerando de forma idealista la benevolencia de los estados burgueses y creyéndose sus falsos derechos respecto a los comunistas.

      Escribo esto ya para que me entendáis, y concluyo que he resuelto mis dudas y que vuestro blog es lo mejor que he encontrado (y me encanta).

      Eliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»