jueves, 22 de agosto de 2013

Discrepancias tácticas entre los bolcheviques y los mencheviques

El III Congreso del Partido. -El libro de Lenin "Las dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática".- Fundamentos tácticos del Partido Marxista.


La revolución puso en movimiento a todas las clases de la sociedad. El viraje provocado por la revolución en la vida política del país, las hizo salir de sus viejas posiciones estancadas y las obligó a reagruparse con arreglo a la nueva situación. Cada clase, cada partido, esforzábase en trazar su táctica, su línea de conducta, su relación con las demás clases y con el gobierno. Hasta el gobierno zarista se vio obligado a elaborar, cosa insólita en él, una nueva táctica, consistente en prometer la convocatoria de una "Asamblea representativa", la Duma buliguiniana.

También el Partido socialdemócrata se vio en la necesidad de trazar su línea táctica. Así lo exigía la marcha ascendente de la revolución. Así lo exigían también los problemas prácticos impostergables que se planteaban ante el proletariado: organización de la insurrección armada, derrocamiento del gobierno zarista, instauración de un gobierno provisional revolucionario, participación de la socialdemocracia en este gobierno, relaciones con los campesinos y con la burguesía liberal, etc. Era necesario trazar la táctica marxista de la socialdemocracia, una táctica única y bien meditada.

Pero, gracias al oportunismo y a la labor escisionista de los mencheviques, la socialdemocracia rusa hallábase, en aquellos momentos, escindida en dos fracciones. Aun no podía considerarse la escisión consumada, pero, aunque formalmente estas dos fracciones no fuesen todavía dos partidos distintos, de hecho se parecían mucho a dos partidos, cada cual con sus propios organismos centrales y sus propios órganos en la prensa.

martes, 6 de agosto de 2013

Del neo-revisionismo al socialcristianismo


«Los neo-revisionistas dicen que el marxismo-leninismo ya no aplica para esta sociedad porque se ha producido una revolución tecnológica, que las relaciones sociales se han transformado bajo ella. Lo que no dicen es que las relaciones sociales siguen estando condicionadas por la LUCHA DE CLASES, por la tenencia y concentración de los MEDIOS DE PRODUCCIÓN, por la apropiación parasitaria del PLUS VALOR, y del poder, que ejerce la burguesía… Pero lo más patético es que al tiempo que niegan las más avanzadas teorías de emancipación de clase, de emancipación proletaria, por considerarlas «perentorias, caducas, dogmas, ortodoxas, propias de otro siglo»; recuperan ya no solo lo medular del revisionismo, sino lineamientos del socialismo premarxista, e incluso dogmas religiosos nacidos en el seno de sociedades esclavistas de la edad de piedra; así ha nacido el socialcristianismo de este tiempo». (P.M.; KBML-1917.MK9, 2013)