«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 17 de febrero de 2016

Como en cualquier otro país capitalista, uno podía ver en la RDA las mismas desproporciones, las mismas lacras y los mismos fenómenos económicos

Caricatura de los marxista-leninistas alemanes sobre a donde conducía la línea revisionista de la RDA de Honecker

«Con la degeneración revisionista y la restauración del capitalismo, en la República Democrática Alemana (RDA) gradualmente se vuelven a sentir las viejas lacras del capitalismo que cada vez se alimentan más en este sistema. Por lo tanto. Así la RDA está sujeta a las leyes anárquicas de los métodos de producción capitalista, con sus inevitables crisis, conflictos y contradicciones de la que la nueva burguesía no puede escapar.

Esto se siente ciertamente en la clase obrera de la RDA. Ella es consciente del hecho de que las empresas y gestión están en manos de la nueva burguesía y sus amos socialimperialistas y que ya no están bajo las manos de los trabajadores, saben muy bien que la «propiedad pública» se ha convertido en una frase engañosa y vacía. Los trabajadores están sometidos al mismo panorama que los trabajadores de los demás países capitalistas, a las condiciones de trabajo asalariado, que están sometidos a vender su fuerza de trabajo a la nueva burguesía, que les presiona constantemente junto a los socialimperialistas soviéticos para sacar grandes beneficios de su trabajo. La avaricia para sacar el máximo beneficio y enriquecerse cada vez más es un rasgo característico de la burguesía de Alemania del Este. Se han introducido todo tipo de maneras para aumentar estos beneficios y enriquecimientos fijos. Como propietarios de los medios de producción determinan sobre todo, la venta de los productos, el ámbito de selección y aplicación de los ingresos por mano de obra, el número de trabajadores, los fondos salariales, etc. y utilizan este control para todo tipo de especulación capitalista imaginable; la malversación, la corrupción y el robo a la propiedad de los trabajadores.

Como resultado de la brutal explotación por parte de la nueva burguesía y el socialimperialismo soviético, la situación de la clase obrera y las clases trabajadoras de la RDA se ha deteriorado en los últimos años. La inflación, los viejos males de la sociedad capitalista, se han desarrollado así mismo en la RDA fenómenos como el incremento de los precios en los principales bienes de consumo, que aunque intenten enmascararlos son siempre notables en las personas trabajadoras. También los alquileres y otros gastos han aumentado, y las conquistas sociales una vez logradas en el socialismo, son destruidos porque no sirven a las políticas sociales capitalistas que solo ansían apoyar una mayor intensificación de la explotación». (Ernst Aust; Informe sobre las actividades del Comité Central en el IIIº Congreso del Partido Comunista de Alemania/Marxista-LeninistaRecopilación de citas de Ernst Aust sobre la cuestión alemana y sobre el revisionismo alemán, diciembre de 1976)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»