«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 21 de enero de 2015

Los objetivos de los revisionistas al usar y deformar las consignas revolucionarias clásicas de los marxista-leninistas


«El mal, el peligro es que los revisionistas modernos, estén o no en el poder, continúan utilizando consignas que son la esencia de nuestra doctrina como guía para la acción, pero despojando en su gestión toda su fuerza y organización. No contentos de aplicar en la práctica lo contrario de estas fórmulas, las tuercen y las manipulan de un modo diabólico y tortuoso. El fin de los revisionistas modernos es, preservando ciertas fórmulas, deformar la doctrina marxista-leninista en conjunto, a la vez que se edifican toda una serie de otras nuevas teorías antimarxistas para corromper al proletariado de un país o al proletariado mundial para poder así prolongar la existencia de la burguesía capitalista, para alejar, por no poder totalmente eliminar, la revolución proletaria en un país particular o en varios países simultáneamente dónde las condiciones maduraron para este fin». (Enver Hoxha
; Informe en el VIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, 1 de noviembre de 1976)

Anotación de Bitácora (M-L):

Desafortunadamente en las Obras Escogidas
de Enver Hoxha no viene al completo el Informe VIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, del 1 de noviembre de 1976, precisamente esta cita corresponde al VIº capítulo llamado: «El movimiento marxista-leninista y la lucha contra el revisionismo moderno», pero se puede acceder al informe completo en francés AQUÍ.

El uso de las consignas aparentemente marxista-leninistas, y su deformación en la práctica es un rasgo común del doctrinarismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»