«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 24 de septiembre de 2015

Sobre la disolución de la Kominform por los jruschovistas

Tito y Jruschov en 1955

«3) Entre los principios fundadores de la Kominform entraba la libre adhesión de cada partido a la misma, el libre derecho de representación de cada delegado a presentar en la Kominform como se expresó en la resolución de su fundación, algo que se mantuvo vigente al menos desde 1947 hasta 1953:

«La Conferencia comprueba que la ausencia de contactos entre los partidos comunistas que en la misma han estado representados representa, en la situación actual, serios inconvenientes. La experiencia ha demostrado que una falta tal de ligazón entre los partidos comunistas es grandemente perjudicial y no podría justificarse. La necesidad de un intercambio de experiencias, la coordinación libremente consentida de la acción de los partidos interesados, reviste en estos momentos particular agudeza en las condiciones complicadas de la situación de la post-guerra en que la ausencia de una ligazón entre los partidos comunistas puede conducir a una situación perjudicial para la clase obrera. En consecuencia, los participantes en la Conferencia se han puesto de acuerdo sobre lo siguiente-: 1) Se creara un Buró de Información [Kominform] de los representantes del Partido Comunista de Yugoslavia, del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, del Partido Comunista de Rumanía, del Partido Comunista Húngaro, del Partido Obrero Polaco, del Partido Comunista (bolchevique) de la Unión Soviética, del Partido Comunista Francés, del Partido Comunista de Checoslovaquia, del Partido Comunista de Italia. 2) El Buró de Información tendrá como tarea la de organizar el intercambio de experiencias y, en caso de necesidad, la coordinación de la actividad de los partidos comunistas sobre la base de un libre consentimiento.3) El Buró de Información estará compuesto por representantes de los Comités Centrales, a razón de dos por cada uno de ellos. Los delegados de los Comités Centrales deben ser nombrados y reemplazados por los Comités Centrales interesados. 4) El Buró de Información editara un órgano bimensual y más tarde semanal. El órgano, será editado en francés y ruso, y, en la medida de sus posibilidades, en otras lenguas. 5) La residencia del Buró de Información se fija en Belgrado». (Kominform; Resolución sobre el intercambio de experiencias y la coordinación de la actividad de los partidos representados en la Conferencia, 1947)

¿Pero cómo es posible que a partir de 1953 estos principios cayeran en meras palabras vacías y decorativas? ¿Cómo es posible que se permitiera en 1955 que la dirección del Partido Comunista de la Unión Soviética, o más bien la camarilla de Jruschov anulara varias de las resoluciones posteriores de la Kominform como la de 1948 ó 1949?:

«En mayo de 1955, Jruschov, sin recibir la aprobación de los demás partidos, resolvió refutar las decisiones del Kominform y las apreciaciones de todos los partidos comunistas y obreros sobre la traición de la camarilla de Tito, y viajar a Belgrado encabezando una delegación del partido y del gobierno soviético. Jruschov quiso imponer a los demás partidos esta decisión unilateral, injusta y arbitraria. Sólo dos días antes de su partida informó al Partido del Trabajo de Albania de este hecho consumado y solicitó su aprobación para refutar la resolución del Kominform de noviembre de 1949 y para reexaminar la de junio de 1948 que ponían al descubierto la traición de la dirección yugoslava. Reclamaba, al mismo tiempo, la aprobación del texto de una «decisión» sobre este problema, redactado por él mismo y que debía publicarse en nombre del Kominform ¡sin que éste se hubiese reunido!  A pesar de la gran confianza que el Comité Central del Partido del Trabajo de Albania tenía en el Partido Comunista de la Unión Soviética, vio con bastante desconfianza este gesto de Jruschov y mediante una carta fechada el 25 de mayo de 1955, dirigida al Comité Central del PCUS, se pronunció contra el viaje de Jruschov a Yugoslavia y contra la rehabilitación de la camarilla de Tito. (...) El Comité Central del PTA solicitaba al CC del PCUS que estas cuestiones fuesen examinadas en el curso de una reunión de los partidos miembros del Kominform, a la cual debería ser invitado también el PTA para dar su opinión». (Partido del Trabajo de Albania; Historia del Partido del Trabajo de Albania, 1982)

¿Cómo es posible que los partidos comunistas participantes y firmantes de la resolución de 1947 que juraron ser fieles a unos principios revolucionarios y honestos permitieran tal intromisión de un solo partido en las históricas decisiones del organismo? ¿Cómo se permitió que este mando unilateral fuera usado además para suspender las críticas al oportunismo y rehabilitar al revisionismo internacional? Estos hechos solo se puede explicar conociendo que en la máxima dirección de todos estos partidos se habían expulsado antes de 1955 a los verdaderos marxista-leninistas y que los que quedaban eran  cobardes, que nunca habían sido marxista-leninistas o que habían degenerado.

En la declaración de abril de 1956 de la disolución de la Kominform, se decía que la misma se disolvía porque había solventado los problemas de falta de información y coordinación entre los partidos comunistas y las deficiencias derivadas como posibles desviaciones de los principios; aunque esto hubiera sido cierto no habría necesidad de disolver un órgano como la Kominform, pues su actividad y principios no suponían un prejudicio sino un gran beneficio para los partidos comunistas y el movimiento marxista-leninista, pero lo cierto es que tal afirmación proclamada por el jruschovismo no era cierta, pues para 1956 bajo la permisión de buscar la «vía específica al socialismo» cada partido de la Kominform había renunciado a los principios y axiomas marxista-leninistas lo que acarreó desviaciones nacionalistas y el propio alejamiento entre los partidos, sin comentar los grandes daños –sobre todo a los partidos comunistas en el poder–; muestra de la veracidad de estas palabras son los sucesos de gran agitación ese año 1956 en Polonia y Hungría debido a las políticas revisionistas de los partidos comunistas en el poder, ¡gobiernos que estaban llevando al país al caos y la contrarrevolución siendo ahora encabezados por viejos desviacionistas criticados en su día por la Kominform como Nagy o Gomułka!
». (Equipo de Bitácora (M-L)La crítica al revisionismo en la Iº Conferencia de la Kominform de 1947, 13 de agosto de 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»