«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 20 de marzo de 2018

Lo que suponía el triunfo de una desviación de derecha para los distintos partidos comunistas


«El triunfo de la desviación de derecha en los Partidos Comunistas de los países capitalistas supondría la derrota ideológica de los Partidos Comunistas y un fortalecimiento enorme de la socialdemocracia. ¿Y qué es un fortalecimiento enorme de la socialdemocracia? Es reforzar y robustecer el capitalismo, pues la socialdemocracia es el sostén fundamental del capitalismo dentro de la clase obrera. Por tanto, el triunfo de la desviación de derecha en los Partidos Comunistas de los países capitalistas conduce al desarrollo de las condiciones necesarias para el mantenimiento del capitalismo.

La desviación de derecha en el comunismo, bajo las condiciones de desarrollo soviético, cuando el capitalismo ha sido ya derrocado, pero cuando todavía no han sido extirpadas sus raíces, significa la tendencia, la propensión de una parte de los comunistas –sin forma definida aún, verdad es, y quizá inconsciente, pero propensión, a pesar de todo– a apartarse de la línea general de nuestro Partido, inclinándose hacia la ideología burguesa. Cuando algunos círculos de nuestros comunistas intentan hacer que nuestro Partido se aparte, marchando hacia atrás, de los acuerdos del XVº Congreso de 1927 y niegan la necesidad de la ofensiva contra los elementos capitalistas del campo; o exigen que se reduzca nuestra industria, por entender que el rápido ritmo de su desarrollo actual es ruinoso para nuestro país; o niegan la conveniencia de las asignaciones para la organización de koljoses y sovjoses, por creer que esto es dinero tirado a la calle; o niegan la conveniencia de la lucha contra el burocratismo sobre la base de la autocrítica, por entender que la autocrítica quebranta nuestro aparato; o exigen que se suavice el monopolio del comercio exterior, etc». (Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, Stalin; Sobre el peligro de derecha en el Partido Comunista (bolchevique) de la URSS, 23 de octubre de 1928)

Anotación de Bitácora (M-L):

Como se ve en esta anotación y tantos otros trabajos de los marxista-leninistas soviéticos de la época, lejos de lo que han dicho algunos representantes de las diversas corrientes revisionistas para denigrar a Stalin; él entendía y señalaba que no solo influían las desviaciones en el campo económico
, sino en la política y la cultura, cansándose de recriminar los defectos ahí donde los veía, lejos de un espíritu autosatisfactorio. Como es sabido cualquier grieta en en uno de los campos abría el camino para infectar los demás como así sucedió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»