«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 5 de noviembre de 2016

Con qué medios trata de ganarse la clase dominante burguesa a la juventud


«Todas estas características positivas, su entusiasmo, su disposición a hacer sacrificios, su susceptibilidad, distinguen a los jóvenes de los adultos. Y la burguesía, la clase dominante siempre trata de explotar estos rasgos de la juventud para sus propios fines. Por desgracia, también lo suele lograr con bastante éxito. ¿Cómo fue posible que la masas juveniles alemanas que dieron sus vidas en las dos guerras mundiales, en contra de sus intereses, para el beneficio de los especuladores bélicos y los peces gordos?

Esto fue posible porque no hay una educación fuera o por encima de las clases en una sociedad de clases. En la sociedad burguesa, la educación es bien hipócrita. Está determinada por los intereses egoístas de la clase dominante capitalista. Esto lleva a una lucha desesperada por influenciar a las masas populares desde por métodos de violencia hasta por medio de los métodos de engaño más refinados. Las personas trabajadoras desde que nacen hasta que mueren están bajo la continua influencia de pensamientos, sentimientos y hábitos que son beneficiosos para la clase dominante. Esta acción se lleva a cabo a través de innumerables canales, y a veces asume formas que apenas son perceptibles. La escuela, la iglesia, la prensa, el cine, la radio, la televisión, el arte, el teatro, las distintas organizaciones y partidos, todas estas son herramientas que martillean la ideología, la moral, la vida burguesa en la conciencia de las masas.

Vosotros debéis de saber sin duda, por parte de vuestros padres y madres, los métodos sofisticados que usaban los nazis para influir en la juventud. Como demagógicamente les hablaban de sentimientos genuinamente patrióticos, del Tratado de Versalles que subyugó al pueblo alemán, de la doble explotación de los monopolios nacionales y extranjeros, de los privilegios territoriales y económicos que adquirió el imperialismo, utilizaron todo esto en el corazón de su agitación y propaganda». (Ernst Aust; ¡La juventud decidirá la batalla!; Discurso en Offenbach en el Iº Congreso de la Guardia Roja (Organización Juvenil del PCA/ML); Recopilación de citas de Ernst Aust sobre la cuestión alemana y sobre el revisionismo alemán, celebrado entre el 30 y 31 de agosto de 1975)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»