«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 15 de diciembre de 2014

Lecciones de marxismo-leninismo extraídas y arraigadas en Dimitrov para la construcción de la Bulgaria socialista


«
Así como vamos a ver luego, a ejemplo de los marxistas-leninistas albaneses y al contrario de los revisionistas chinos, los marxistas-leninistas búlgaros desde la creación de su partido ya habían entendido esto, siendo considerada:

«La revolución proletaria no ya como un objetivo a largo plazo, sino como una tarea inmediata, para lo cual las condiciones objetivas ya habían madurado y cuya solución dependía del factor subjetivo de la revolución, es decir, principalmente en la disposición y la capacidad de nuestro partido para organizar y dirigir la revolución». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

El Partido Comunista Búlgaro, bajo la dirección de Georgi Dimitrov, decía por tanto:

«Nosotros claramente siempre comprendíamos que la destrucción del fascismo y la realización de muchas reformas –como las que contaban por ejemplo en el programa del Frente de la Patria durante el 17 de julio de 1942– tenían que estar atadas también al de levantar nuestro objetivo último; el socialismo y en última instancia, el comunismo». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Dimitrov apreciaba mucho:

«La inestimable y oportuna ayuda que recibimos del gran Partido Comunista (bolchevique) de la Unión Soviética y en particular de Stalin personalmente; por los consejos y las explicaciones sobre los asuntos de la política de nuestro partido que actúa como fuerza principal de la democracia popular». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Para Dimitrov era obvio que con aún la «subsistencia de elementos capitalistas»:

«Si la democracia popular cesa la lucha contra las clases explotadoras, hasta su liquidación, éstas inevitablemente tomarían la sartén por el mango y causarían la caída de la democracia popular». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Para él:

«La democracia popular representa el poder de los trabajadores, de la inmensa mayoría del pueblo, bajo la dirección de la clase obrera». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Lo que estaba en oposición total con el Estado chino de «nueva democracia» donde se fusionaban con la burguesía nacional. Georgi Dimitrov también consideró que:

«El régimen de democracia popular puede y debe como la experiencia lo ha demostrado ya, ejercer con éxito en las condiciones históricas establecidas, las funciones de la dictadura del proletariado para la liquidación de los elementos capitalistas y la organización de la economía socialista». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

En cuanto a la consolidación de este poder:

«En todas las ramas de la vida del Estado, político-social, económica y cultural». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Sólo podrá alcanzarse a través de:

«Reforzar de manera ininterrumpida las posiciones dirigentes de la clase obrera, con el partido comunista al frente». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Consolidando:

«La unión de la clase obrera y de los campesinos trabajadores bajo la dirección de la clase obrera». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Mediante el desarrollo de:

«Las cooperativas de producción en el seno de la gran masa de campesinos; aportar la ayuda del Estado a los campesinos pobres y medios –servicio de estaciones de máquinas y tractores, créditos, préstamos de simientes–, aumentar el interés que estos últimos sienten por la alianza con la clase obrera, persuadirles con ejemplos prácticos de las ventajas de un trabajo colectivo en la agricultura y educarles en un espíritu de intransigencia frente a los elementos capitalistas». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Con lo que se pueda:

«Preparar las condiciones necesarias para la liquidación de los elementos capitalistas explotadores en la economía rural mediante una política consecuente enfocada a limitarlos, primero, y a extirparlos y liquidarlos después». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

También se tenía el fin de:

«Acelerar el desarrollo del sector colectivo de la economía nacional y de la gran industria en particular». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Con el objetivo de:

«Crear una poderosa base eléctrica que explote los recursos de agua y de combustible del país, del mismo modo debemos rápidamente desarrollar la minería, aumentar nuestra propia industria siderúrgica y crear una industria de construcción de máquinas suficientemente desarrollada que pueda impulsar la creación de otras industrias pesadas, por último también debemos desarrollar, modernizar y diversificar nuestra industria ligera. Es también necesario reforzar nuestra economía rural dotándola a ella de grandes máquinas agrícolas, principalmente tractores, y aumentando la producción del suelo a través de mejoras agro-técnicas de riego, electrificación, y acompañarlo todo ello de un amplio empleo de fertilizantes artificiales». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948)

Para:

«Lograr el próximo desarrollo de las fuerzas productivas de nuestro país para la temprana eliminación de su atraso económico con el objetivo de llevar a la transformación de Bulgaria de un país agrícola-industrial a un país industrial-agrícola». (Georgi Dimitrov; Informe en el Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948) (Vincent Gouysse; El socialimperialismo soviético: génesis y colapso, 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»