«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 10 de abril de 2016

Podemos defiende una batería de «cesiones» para acercarse al PSOE y alejar a C's; El Confidencial, 2016

Este artículo de El Confidencial, como ya dijimos de otros artículos del mismo autor, tiene una «serie de críticas desde una óptica no comunista pero que revelan el desarrollo del partido revisionista Podemos, el cual, como ya adelantamos, el solito está perdiendo la credibilidad ante la población española». Ahora esta pérdida de credibilidad vuelve a reflejarse en:

1) Pablo Iglesias ha faltado a su palabra de participar en un gobierno en el que él no fuese presidente como afirmó en julio de 2015:

«Podemos no entrará a formar parte de un gobierno presidido por otro partido político, ni aceptará ser vicepresidente del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, o cualquier otro candidato a las próximas elecciones generales». (Pablo Iglesias; Declaraciones a Europa Press, 26 de julio de 2015)

El hombre que decía venir a acabar con la política de acuerdos y pactos vergonzosos entre partidos en detrimento del pueblo, que iba a acabar con el bipartidismo PP-PSOE, con la «casta» que estos representaban y que daban lugar a todos los problemas de España, ahora intenta darle la mano al PSOE y formar gobierno con el a cualquier precio, incluyendo en la colación a Ciudadanos, conocidos por su carácter neoliberal con tintes filofascistas y que el mismo Iglesias calificó de 
«nuevas generaciones del PP». ¡Vaya paradojas tiene la vida! Vaya paradojas que a muchos les ha pillado de sorpresa, pero no a nosotros, que a través de un análisis de la línea cada vez más oportunista-derechista que iba adoptando Podemos, ya lo habíamos ido adelantado en varias ocasiones.

2) Se pretende participar en un gobierno liderado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), arduamente conocido por sus traiciones a la clase obrera a lo largo de su historia, no siendo garantía para el cumplimiento de ningún programa, ni siquiera uno de carácter reformista y-socialdemócrata:

«Entrado el siglo XXI, los partidos socialdemócratas han sufrido una agudización del proceso de derechización hasta extremos insospechados; de hecho, estas agrupaciones no llegan a cumplir en sus programas y acciones ni siquiera con los viejos esquemas programáticos de socialdemocratismo de mediados del siglo pasado; de hecho, los partidos socialdemócratas en el poder han liderado gran parte de las medidas más reaccionarias de los gobiernos del mundo, son directos representantes y defensores del gran capital, de la gran burguesía, de la oligarquía más insultante, de la reacción, aliado de los monopolios e imperialismo –cuando no los lideran–; y en grandes ocasiones forman parte de la vanguardia teórico-práctica del capitalismo neoliberal. Incluso, en la actualidad es extremadamente difícil diferenciar a un partido socialdemócrata de un partidos considerado de «derecha», o conservadores, o liberales, o neo-liberales, fascistas, etc». (Equipo de Bitácora (M-L); Socialdemocracia; Terminológico, 29 de enero de 2015)

3) Podemos, siempre ha hecho apología de estas posiciones acudiendo a economistas socialdemócratas como Vicenç Navarro y  Juan Torres para elaborar su programa económico
:

«El discurso del reformismo moderno, en especial desde el surgimiento de la crisis que surgió en el año 2008, gira en torno a la desigualdad de ingresos. En el marxismo, la desigualdad de ingresos es una manifestación de un tipo de relaciones de producción, es decir, de las relaciones de distribución. Dicho esto, ya que es evidente a partir de la metodología marxista de la economía política, la relación principal de la producción es el de la relación de la propiedad de los medios de producción. Este último se basa en la dinámica entre el capital y el trabajo. Las relaciones de distribución salen de las relaciones de propiedad. La transformación del carácter fundamental de las relaciones de distribución requiere por tanto un cambio similar en las relaciones de producción. Discutir las relaciones de distribución, o como se ha hecho popular, la desigualdad de ingresos, sin investigar el carácter de las relaciones de propiedad es algo que se encuentra fuera del marco de la metodología marxista y conduce a consecuencias peligrosas para la clase obrera y los movimientos de liberación. El reformismo como una teoría económica en realidad no trata el carácter de la propiedad de los medios de producción, y no lo hace necesariamente porque dicha noción no está presente en su teoría. En su lugar, el reformismo aboga por nuevas políticas fiscales como medio para aliviar la desigualdad de ingresos, en oposición a la nacionalización de los principales medios de producción para el beneficio de la sociedad en su conjunto. El reformismo reconoce la desigualdad de ingresos y es capaz de correlacionarlo cuantitativamente con la acumulación capitalista y las crisis económicas. Para el reformismo la noción de explotación es superficial y esencialmente rechaza la teoría de Marx de la plusvalía y la naturaleza de la ganancia capitalista». (Rafael MartínezEl reformismo de Podemos y el renacimiento del keynesianismo, 2015)

Programa keynesiano que una vez adoptó el PSOE durante la época de Felipe González: 

«También se puede argumentar que el programa económico de Podemos tiene un gran parecido a la presentada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) durante la década de los 80». (Rafael MartínezEl reformismo de Podemos y el renacimiento del keynesianismo, 2015)

Pero actualmente el PSOE ni siquiera llega a tener un programa económico keynesiano, sino abiertamente neoliberal como se ve teóricamente en su programa y como se ha demostrado en la praxis de sus presentes gobiernos a nivel regional y local o su último gobierno a nivel nacional con Zapatero a la cabeza –recordemos que definió a Podemos como un igual, como un socialdemócrata

4) Desde Podemos se pretende formar una coalición de gobierno entre PSOE-Podemos. ¿Pero como se llegará a tal fin? ¿Cómo desde Podemos se pretende «hacer entrar en razón al PSOE» para que pacten con ellos? Rebajando cada vez las ya ínfimas propuestas progresistas del programa de Podemos progresistas, respecto a las que aplica el gobierno del PP–, para ajustarlo al programa del PSOE, el cual como decimos no llega ya ni a recetas económicas keynesianas, socialdemócratas. Al ofrecer Podemos una reducción de su programa keynesiano y ajustarlo al neoliberal del PSOE, nos resulta en una extraña amalgama de programa económico neoliberal-keynesiano (?). Es un absurdo total pero es el ejemplo clásico de como las fuerzas burguesas se ponen de acuerdo más allá de sus pretendidos principios. 

5) La cuestión versa tal que así: Esta serie de reformas del hipotético gobierno PSOE-Podemos en temas como: salario, ¿resolverá la precariedad el aumento ínfimo de salario? ¿cambiará acaso el funcionamiento del sistema asalariado del capitalismo de donde nace la descompensación entre el nivel de vida y el salario?; en sanidad, ¿Se resolverá el estado deficiente de la sanidad? ¿se dará fin al vergonzoso copago de los productos farmacéuticos?; en derechos labores, ¿se resolverá el hecho de que los españoles se jubilen a los 67? ¿Se derogará las últimas leyes laborales de PP y PSOE?; sobre la elección de los representantes políticos, ¿habrá un sistema electoral justo que derogue la financiación de los bancos privados a los partidos o el sistema D'Hondt de votaciones?; sobre el tema catalán, ¿se resolverá el problema de las nacionalidades? ¿se permitirá el derecho a la libre autodeterminación? A todas estas preguntas se responde no, pues como hemos visto con las medidas son insuficientes o bien dichas medidas no alteran la estructura de esos problemas inherentes al capitalismo. No podemos hablar ya de problemas mucho mayores donde residen gran parte de los problemas de política nacional e internacional y que ni se han tocado en las negociaciones como puede ser la estancia de España en la Unión Europea-OTAN, temas donde tanto Podemos como PSOE abogan por seguir en dichas instituciones, o podríamos referirnos a otras cuestiones como la deuda exterior o la industrialización de España, donde se pasa en silencio porque no hay divergencias:

«A pesar de su fraseología, que ha sido descrita como ni de derechas ni de izquierdas, Podemos se presenta con un programa económico burgués característico de la socialdemocracia. (...) Podemos ahora invoca un programa económico basado en postulados keynesianos, pero ahora, sobre la base de un sistema bien definido de las relaciones económicas de dependencia con respecto a los países industrializados de la Unión Europea. Podemos, junto con Syriza, son inflexibles sobre permanecer en la Unión Europea. Por las razones que sean, parecen convencidos de que una retirada de la Unión Económica Europea equivaldría a una catástrofe. Nos quedamos no sólo con un programa socialdemócrata clásico, pero con un sistema de declaraciones llenas de ilusiones y delirios sobre la democratización de las estructuras políticas y económicas europeas». (Rafael Martínez; Podemos; Renacimiento del keynesianismo y el reformismo, 2015)

Se comprende por tanto que, salvo un par de parches por aquí y por allá, una posible alianza PSOE-Podemos van a dar continuidad a los grandes problemas que sufre el Estado español.


6) Los marxistas no negamos las reformas que no alteran el sistema en sí pero que mejoran la situación de las masas trabajadoras pero estas reformas deben servir para mejorar el nivel de vida de las masas, garantizar sus derechos y libertades y por supuesto estas luchas se encadenan por la lucha por una revolución que acabe con el capitalismo, que implante la dictadura del proletariado en lo político y construya el socialismo en lo económico, lo que dará fin a todos los problemas económicos inherentes del capitalismo. 

Podemos pese a que muchos de sus líderes se dicen así mismos marxistas, no lo son, revisan el marxismo para volver al reformismo socialdemócrata, ¿y qué es el reformismo?: 

«El reformismo, en general, se define como un conjunto de postulados destinados a generar la ilusión de que las reformas dentro del modo de producción capitalista son una solución viable a las contradicciones antagónicas entre capital y trabajo. El reformismo aboga porque el capitalismo puede mejorar gradualmente el nivel de vida de las masas trabajadoras, a condición de que ciertas reformas se llevan a cabo en la estructura de la distribución de la riqueza, sin comprometer las principales relaciones de producción». (Rafael Martínez; Podemos; Renacimiento del keynesianismo y el reformismo, 2015)

Por tanto Podemos no tiene como meta derribar económicamente el capitalismo –como son la propiedad privada y la ley del valor– ni derribar sus estructuras políticas que lo permiten como el parlamentarismo burgués, tiene un programa meramente reformista que no va más allá. Esto se junta con el hecho de que en su «lucha de reformas» no es consecuente, pues no tienen unos principios, unas «líneas rojas», una base por la que partir en sus reivindicaciones, sino que la base hoy es una, y mañana es otra, es aspecto de mercancía para las negociaciones políticas. Por ello su lucha por las reformas es un engaño para las masas trabajadoras, porque: 1) no tienen como fin avanzar en la lucha contra el capitalismo, sino desviar a las masas de dicho camino; 2) porque como partido no son garantía no ya de acabar con el capitalismo, sino ni siquiera de una defensa a ultranza de los derechos de los trabajadores dentro de un régimen burgués.

7) Ni siquiera esta nueva bajada de pantalones de Podemos hacia el PSOE, rebajando todavía más su programa 
el cual ya de por sí había sufrido un recorte antes de las elecciones de diciembre de 2015 respecto al de las elecciones europeas de mayo de 2014 como adelantamos, garantiza que el PSOE acepte una formación de gobierno con Podemos, pero el simple hecho de que Podemos haya llegado a estos extremos de humillación y de venta de su propio programa, ya dice mucho de por sí de su política oportunista, y abre de nuevo los ojos a muchos de sus incautos seguidores. Le recordamos al señor Iglesias, ya que de vez en cuando se reclama marxista y defensor de los trabajadores:

«La fuerza de la clase obrera no reside en las poltronas ministeriales de un gobierno de coalición. Por el contrario, con esto no se hace más que enterrar la fuerza de la clase obrera. ¿Como así? Imaginaos cuan cara tiene que pagar la clase obrera la participación de los socialistas en el gobierno de coalición con la burguesía. Para que les toleren en el gobierno, los socialistas gubernamentales tienen que respaldar, aprobar y compartir los ataques de la burguesía contra las masas trabajadoras, no deben permitir que la clase obrera se una para luchar contra el capital ni consentir que se defienda contra la ofensiva del capital y de la reacción. Dicho en otros términos: a cambio de unas cuantas poltronas ministeriales –de las que, por lo demás, la burguesía puede echarlos en todo momento sin ningún trámite–, los socialistas gubernamentales tienen que entregar a la clase obrera atada de pies y manos a la burguesía. No; la fuerza de la clase obrera no reside en las poltronas ministeriales de un gobierno burgués de coalición, sino que está en las fábricas, en las organizaciones de los trabajadores, en los pueblos, en la calle; está en la misma clase obrera. Y si esta fuerza se une, se despliega y se lleva a la lucha, si la clase obrera se desliga de todo lazo con la burguesía y mantiene una política de clase independiente, hará que se conmuevan profundamente las posiciones de la burguesía dentro de las demás capas trabajadoras, influirá también profundamente en el aparato de poder de la burguesía para hacer imposible el paso de ésta a la dictadura fascista». (Klement Gottwald; Por la aplicación acertada de la línea del VIIº Congreso de la Komintern; Informe en el VIIº Congreso del Partido Comunista de Checoslovaquia1936)

El documento:


Los líderes de Podemos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón junto al portavoz parlamentario de los socialistas, Antonio Hernando, en la mesa de negociación a tres. (Reuters)

Iván Gil - 7.04.2016 – 19:35 H. - ACTUALIZADO: 07.04.2016 - 19:45H.

Podemos ha llegado a la mesa de negociación a tres con voluntad de "ceder", pero mirando solo al PSOE. Un ejercicio, aseguran, "para desbloquear la situación política y posibilitar un gobierno de cambio". El primer contacto ha sido de aterrizaje, sin provocar que ninguna de las formaciones se levantese de la mesa. Con todo, no está agendada ninguna reunión más. El equipo negociador que lidera Pablo Iglesias ha puesto sobre la mesa un documento programático con dos líneas de trabajo. Una de ellas centrada en regeneración democrática y la otra en materia económica

Un total de veinte medidas que en el bloque de regeneración incluye la modificación de la ley electoral, para hacerla más proporcional, y propuestas concretas para luchar contra la corrupción, con las que podrían coincidir con Ciudadanos. El eje económico tiene una base claramente socialdemócrata, y con éste se trata de seducir principalmente al PSOE, hasta el punto de que los dirigientes de la formación emergente entienden que el programa de los socialistas es una buena base de partida.

Déficit, gasto social, reforma laboral y fiscalidad son algunas de las materias que Podemos ha planteado para el debate y en las que buscan un punto de encuentro con el PSOE. Un acercamiento que, sin embargo, genera recelos en Ciudadanos, contrario a introducir cambios en su acuerdo con los socialistas. De hecho, el portavoz de la formación naranja, José Manuel Villegas, ha calificado de "distantes" las posiciones entre ellos y Podemos.

La formación emergente, por su parte, ha declinado entrar a valorar la reunión, como había pactado previamente con PSOE y C's, suspendiendo la rueda de prensa. Las valoraciones no se producirán hasta mañana, tras la reunión de la dirección de Podemos, En Comú Podem y En Marea, así como de la dirección del grupo parlamentario. Estas son las principales "cesiones" en distintas materias presentadas por Iglesias en la reunión.

Renta garantizada

El elemento de flexibilidad que introduce Podemos en la propuesta, "para facilitar su negociación", es la cuantía de la prestación. Podemos fijó en su programa electoral una renta garantizada de 600 € al mes (ampliable en función del número de miembros de la unidad de convivencia). No obstante, en esta propuesta se especifica que durante la primera mitad de la legislatura el umbral se situará en los 500 €, para llegar hasta los 600 € en la segunda mitad de la legislatura. 

Copago farmacéutico

Podemos acepta aplazar la ampliación de la cartera de medicamentos financiados por la sanidad pública, igualmente cede en su aspiración "de suprimir el copago farmacéutico en los términos en que se amplió a la largo de la X Legislatura, en favor de una revisión basada en criterios de necesidad y cronicidad, tal y como se refiere en el programa electoral del PSOE (página 203) y en el acuerdo suscrito entre el PSOE y Ciudadanos (página 35)".

Pensiones

Podemos estableció en su programa electoral la necesidad de volver a situar la edad de jubilación en los 65 años. "No renunciamos a esta propuesta, si bien consideramos que un pacto de Gobierno para la próxima legislatura debe priorizar que se deroguen el resto de aspectos de la última reforma de las pensiones del Partido Popular. La reducción de la edad de jubilación deberá ser estudiada y considerada en el marco del Pacto de Toledo".

Dependencia

Podemos estableció en su programa electoral el objetivo de universalizar el derecho a que los servicios públicos de atención a la dependencia proporcionen una autonomía funcional plena. "El incremento de financiación requerido para alcanzar los objetivos mínimos que aquí proponemos puede estimarse en torno a los 3.000 millones de euros (400 millones para recuperar la prestación media por dependiente a los niveles anteriores, 400 millones para las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no familiares, y 2.200 millones para la atención de las personas que actualmente se encuentran en lista de espera). Por tanto, el margen presupuestario para universalizar el derecho a recibir una autonomía funcional plena deberá implementarse de forma progresiva a lo largo de esta legislatura, y completarse a lo largo de la siguiente". 

Fiscalidad

Podemos fijó en la memoria económica de su programa electoral una propuesta de expansión fiscal de 96.000 millones de euros para los 4 años de la legislatura. En esta propuesta dicha cifra se reduce aproximadamente un tercio, hasta los 62.000 millones de euros (15.500 millones anuales).

Déficit

Podemos fijó en la memoria económica de su programa electoral una propuesta de reducción del déficit público del 2,5% para la próxima legislatura. Se acepta aquí una disminución del déficit más rápida, del 3% para el conjunto del periodo.

Sistema electoral

Podemos asume en esta cuestión el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, "rebajando los contenidos relativos a la proporcionalidad del sistema (solo se abordarán aquellos enmarcados en la LOREG) y circunscribiendo la revisión a la apertura de las listas, la incorporación de exigencias de democracia interna en los partidos o reducción del número de diputados asignados por provincia".

Referéndum catalán

Dado el bloqueo de las posiciones en relación a esta materia, argumentan desde la formación emergente, "desplazamos el ámbito de negociación para la resolución del encaje de Cataluña en España al ámbito de una mesa de negociación integrada por En Comú Podem y PSC, comprometiéndonos a asumir como propio el acuerdo que ambas fuerzas alcancen". Conversaciones que se están produciendo entre el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el portavoz parlamentario de En Comú, Xavier Domènech. 

1 comentario:

  1. Hay que tener cuidado porque los países Europeos acaban de dejar de apoyar a Israel y sus planes. Es por esto que, casualmente surgen "ciertos hechos" en estos últimos meses. La propaganda sionista -que nada tiene que ver con el judaísmo porque no es un fenómeno religioso si no politico- es muy poderosa y tiene una red oculta muy grande detrás de los grandes monopolios de manipulación de masas. El sionismo se expandió no solo en EEUU, si no también en países de la UE y dominan la totalidad de las decisiones económicas y políticas. Los judíos que nada tienen que ver con el sionismo, por culpa de estos, sufren en algunos casos discriminación, agresiones y otros hechos; obviamente algunos judíos minoritarios tienen relación con el sionismo, pero la gran mayoría solo practica su religión e incluso se dejan influenciar y engañar fácilmente por la propaganda Israelí.

    Hay que ser cuidadosos porque ya están puestan en marcha varias operaciones de desestabilización en una gran cantidad de países. No es uno, dos o cinco; son varios. Estas contradicciones sirven para organizar a las masas pero hay que saber mantener la "estabilidad" y a su vez, conquistar los derechos que a las masas les pertenece. La burguesía internacional esta creando diferentes grupos antagónicos, como en Argentina con el peronismo y el antiperonismo, al igual que en Brasil y Venezuela, para generar conflictos armados en la región. Obviamente, estas operaciones no tienen éxito debido al gran proceso político iniciado en las masas y sus organizaciones políticas. Sin que se haya advertido, solo hablando de Argentina acabamos de pasar aproximadamente por mas de diez intentos desestabilizadores. Estos se ejecutan constantemente y sin cesar. La "operación nisman" en donde se sabe que es solo un intento mas, tiene relación con la falsa operación mediática que intenta inculpar a Iran, Siria y otros arabes de los ataques ejecutados en la AMIA. Ataques de falsa bandera para subordinar a los judíos Argentino al sionismo del gobierno de Israel. El sionismo esta en crisis en su propio territorio; los trabajadores Israelíes están movilizándose en las calles aun con la censura de la prensa. Mas de una vez se enfrentaron a las fuerzas de seguridad incluso intentando ocupar ciertos espacios del gobierno. Y no eran ataques de Palestinos si no de los propios judíos que habitan Israel y que tienen familias en el ejercito, que son heridos o muertos por el conflicto palestino y que también sufren ataques simplemente por ser judíos, cuando no tienen ninguna relación con el gobierno. En solo tres meses mataron a mas de mil palestinos. Continúan con su campaña de exterminio a pesar de los reclamos en las diferentes organizaciones "internacionales". En Argentina el gobierno actual también tiene lazos con algunos de estos y los papeles de panama influyen en estos "nuevos posicionamientos". De hecho todas las guerras que se están iniciando en Arabia Saudí, Turquía, y otras como Siria, Libia, Egipto y toda la "primavera arabe" incluyendo a las experiencias como Ucrania y otras de Europa del este, todas forman parte de una "agenda internacional" que no es revelada a las masas. La conquista de Europa del este y luego su ampliación hacia oriente en los países arabes entre la mitad del siglo pasado hasta la actualidad, todas responden a esta agenda capitalista. Por eso es necesario que los partidos marxistas y en especial las masas sepan identificar esto.

    Con respecto al tema, Podemos es "hegemónico" pero no representa al partido revolucionario de las masas trabajadoras de España y sus territorios. Estos partidos están en construcción y solo a partir del debate y el desarrollo del partido y sus dirigentes, este crecerá. Mientras tanto, lo mas "rescatable" de España es Podemos, como Sanders en EEUU, entre otros.

    ResponderEliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»