«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 3 de diciembre de 2015

Hacía la fusión total de los revisionistas modernos con los socialdemócratas; Enver Hoxha, 1964

El revisionista eurocomunista francés Marchais y el socialdemócrata francés Mitterrand en 1972

«El deslizamiento de los revisionistas modernos hacia las posiciones ideológicas de los socialdemócratas en torno a los principales problemas, constituye la base para la fusión total de los revisionistas con los socialdemócratas. Siguiendo este camino y recomendándolo a los partidos comunistas y obreros de los diferentes países, los revisionistas modernos, con el grupo de Jruschov a la cabeza, tratan de hacer degenerar a los partidos comunistas, en partidos reformistas de tipo socialdemócrata, de consolidar la influencia de la ideología burguesa y de las ilusiones reformistas en las masas obreras, de debilitar el espíritu combativo revolucionario del movimiento de la clase obrera y alejar a esta última del único y justo camino contra el régimen capitalista de opresión y explotación.

Claro está que los revisionistas, al igual que siempre no manifiestan abiertamente sus fines hostiles. Cada paso que emprenden, en detrimento de la causa de la revolución y del comunismo, lo acompañan con eslóganes demagógicos, lo encubren con todo tipo de justificaciones. En cuanto al proceso antimarxista de fusión con los socialdemócratas, pretenden justificarlo con el pretexto de que, supuestamente, los partidos socialdemócratas son partidos obreros y de que, en la lucha contra el capital, es necesario restablecer la unidad de la clase obrera. Detengámonos brevemente en esta cuestión». (Enver HoxhaLos revisionistas modernos en el camino de la degeneración socialdemócrata y su fusión con la socialdemocracia, 1964)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»