«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 28 de febrero de 2013

Historia de España for dummies

La historia reciente de España que no te contaron.


¿Y debe de ocurrir para que el enemigo ideológico te elogie?

No se vosotros que pensáis, pero hay una regla inequívoca, cuando un órgano de la burguesía como el FMI elogia a un gobierno de ‘izquierda’, algo se está haciendo decididamente mal… que escapa a la simple visión… En realidad el detalle está al final del documento a continuación, no se está cuestionando los fundamentos del capitalismo determinados por la apropiación de los medios de producción, y las relaciones sociales determinadas por esa concentración y tenencia…

Este elogio en concreto me preocupa sobremanera…

El documento:


FMI elogia inteligencia del presidente Daniel Ortega


El Fondo Monetario Internacional elogió en Panamá la relación entre el gobierno del presidente Daniel Ortega y el COSEP y la calificó como un ejemplo para Centroamérica.

El comentario lo hizo el español Fernando Delgado, representante del FMI para Centroamérica, República Dominicana y Panamá al evaluar el futuro de la región.

Centroamérica crecerá en 2013 entre 3.0 y 4.0 por ciento, una cifra similar a la del año pasado, pero ello es insuficiente para impactar en una reducción de la pobreza, advirtió Delgado.

En el caso de Nicaragua, con un gobierno de izquierda, Delgado dijo que el presidente Daniel Ortega "ha sido inteligente con el sector privado" para desarrollar una alianza que ha permitido al país crecer.

RLP

miércoles, 27 de febrero de 2013

¿Qué fue del laicismo?

Primero fue la exaltación de la figura del somocista cardenal Obando, ese que luego se dio a la tarea de gestionar recursos para la contrarrevolución nicaragüense, etc. Luego ocurrió que la secta católica de ultraderecha, el Opus Dei, la que se felicitó y felicitó al gobierno de Nicaragua por su labor en ‘defensa de la vida’, refiriéndose al vacío legal originado con la abolición de la ley reguladora del aborto… Ahora nos encontramos con esta nueva perla:

“(…) Por su parte, el nuevo nuncio apostólico, transmitió un fraternal saludo y la bendición para el Presidente Ortega y al pueblo nicaragüense enviados por el Papa Benedicto XVI. Sostuvo que los obispos de Nicaragua ya le informaron sobre la bondad que tiene el presidente Ortega por la atención de las enseñanzas del catolicismo y las atención que presta a las obras caritativas de la Iglesia, por lo cual la Santa Sede está muy agradecida (…)”

Este es el resultado de la inclusión de la religión en el discurso del poder, pero la constitución del país dice:

Arto. 14.- El Estado no tiene religión oficial.

Me pregunto si en algún momento comprenderemos que la religión solo sirve a un amo…, que NUNCA; NUNCA, podrá estar al servicio de los pueblo…

Verdaderamente vergonzoso y vergonzante…

Juzguen ustedes:


Gobierno abierto a despejar inquietudes de la Iglesia


El presidente Daniel Ortega afirmó que su gobierno está abierto a las observaciones y asuntos que le puedan preocupar a la Iglesia Católica.

Durante la entrega de cartas credenciales del nuevo nuncio apostólico, Daniel dijo que el representante de El Vaticano en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, cuenta con todo el respeto y el apoyo del gobierno para despejar cualquier inquietud sobre “cualquier pregunta que quiera hacer, (sobre) situaciones que le puedan preocupar, programas nuestros que le puedan preocupar; nosotros estamos abiertos para a dialogar, a escuchar para alimentar y fortalecer estos programas en beneficio de las familias nicaragüenses”, expresó.

Fortunatus Nwachukwu entregó sus cartas credenciales al presidente Daniel Ortega en una ceremonia realizada este martes en la Casa de los Pueblos, autorizado por el Papa Benedicto XVI para representar a la Santa Sede en Nicaragua.

Daniel destacó la tenaz defensa de la paz que ha venido realizando el Sumo Pontífice como principio fundamental del cristianismo que está acentuado en Nicaragua.

Por su parte, el nuevo nuncio apostólico, transmitió un fraternal saludo y la bendición para el Presidente Ortega y al pueblo nicaragüense enviados por el Papa Benedicto XVI.

Sostuvo que los obispos de Nicaragua ya le informaron sobre la bondad que tiene el presidente Ortega por la atención de las enseñanzas del catolicismo y la atención que presta a las obras caritativas de la Iglesia, por lo cual la Santa Sede está muy agradecida.

“Quiero ponerme a su disposición por todo lo que pueda hacer para trabajar juntos para el bien del pueblo de Nicaragua. El nuncio apostólico, según la enseñanza del Evangelio, trabaja para representar al Santo Padre para el bien del pueblo, no tenemos intereses políticos, nuestros intereses son del bien del pueblo donde estamos destinados”, afirmó.

RLP

martes, 26 de febrero de 2013

Intervención francesa en Mali cuesta 100 millones de euros

¿Qué cree usted que motiva a un país inmerso en una profunda crisis económica realizar un gasto de tal magnitud en una intervención militar que además ha de ser añadida a otras tantas en Libia, Siria, Afganistán, Sierra Leona, etc.? EXACTO, rapiñaje imperialista y usurpación de los recursos naturales estratégicos de esos países neo-colonizados.

El documento:


Más de 100 millones de euros ha costado la intervención militar francesa en Mali iniciada hace un mes y medio, según lo admitió hoy el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Francia decidió el pasado 11 de enero iniciar la denominada Operación Serval en su antigua colonia con el alegado propósito de combatir a grupos extremistas y desde entonces desplegó allí unos cuatro mil soldados.

Además de las tropas, en el teatro de operaciones hay decenas de vehículos blindados, aviones cazas del tipo Rafale, Mirage 2000 y Mirage F1 y otros medios bélicos.

"Hoy podemos estimar en un poco más de 100 millones lo gastado después de mediados de enero", dijo Le Drian a la cadena radial RTL y añadió que las cifras serán presentadas ante la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

Según el ministro, "los combates entre fuerzas francesas y grupos islamistas han ocasionado la muerte a muchos yihadistas", aunque rechazó ofrecer una cifra precisa de víctimas.

A principios de febrero, el canciller francés, Laurent Fabius, anunció la posibilidad de comenzar a retirar el contingente del país africano en marzo, "si todo marcha según lo previsto".

Sin embargo, en declaraciones publicadas hoy por el diario Le Monde, el senador estadounidense Christopher Coons aseguró que la "estabilización de la situación podría requerir la presencia militar francesa más duradera".

La Unión Europea dio luz verde también al despliegue de otros 500 militares para entrenar y asesorar el ejército maliense.

En declaraciones ante el Parlamento Europeo, el eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer expresó su rechazo a la intervención y advirtió que no existe una solución militar posible a ese conflicto.

De acuerdo con Meyer la estrategia de Francia en el país africano es confusa porque primero dijo que no intervendría, luego habló de una operación limitada y ahora el objetivo declarado es la reconquista total de Mali.

Según el europarlamentario, detrás de la acción está el control estratégico de la zona limítrofe con Níger, donde Francia tiene grandes intereses en las principales reservas de uranio.

Prensa Latina

lunes, 25 de febrero de 2013

Breve pensamiento


«Esta arena que danza libre sobre las sinuosas formas del viento esta presa tras esos ocho muros (…) estos rayos de sol saltan libres sobre las barreras plantadas por el invasor que asesina (…) sin embargo ellos –hombres, mujeres y niños- sueñan con una libertad que no han conocido (…) es territorio ocupado, este es el corazón del Sahara que resiste; aquí la libertad, los sueños, la emancipación, están prohibidos (…) En mi mundo, la gente aún muere de libertad». (P.M.; KBML-1917, MK9, 2013)

Se desvela el mecanismo de elección del Papa


domingo, 24 de febrero de 2013

¿Qué fue del socialismo científico?


«Siempre he manifestado que la unidad no es una quimera, que la unidad debe de ser bien entendida, y que para la izquierda sólo puede ser cuando las fuerzas revolucionarias pueden hegemonizar y conducir esa unidad y convertirla ya no solo en una revolución armada, social o política; sino y fundamentalmente en una «Revolución Proletaria y de Clase» (…) En ese sentido, expresar que nadie puede negar que los procesos existente en la Patria Grande resultan en una respuesta a las contradicciones que genera el capitalismo, que los mismos están dando respuestas inmediatas a los pueblos y mejorando sus condiciones de vida; pero en modo alguno se puede considerar que son procesos revolucionarios proletarios o socialistas; sencillamente, hasta este momento, su praxis está anclada en el reformismo aunque la fraseología indique otra cosa. La lucha «parlamentarista» nunca ha conducido a otra cosa (…) de allí que hablar de proceso «revolucionario» cuando no se está cuestionando la funcionalidad elemental del capitalismo y sus modos de producción, tenencia y concentración de los medios de producción, no solo es una gran mentira, sino que es una negación del socialismo científico, del marxismo leninismo y una explícita manipulación de la voluntad de las masas que se creen -que han sido inducidas por el discurso a creer- insertadas en procesos al socialismo (…) La bandera de las luchas proletarias y de clases se resumen en estas pocas líneas del Manifiesto de Partido Comunista: «Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar. ¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAISES, UNIOS!» (…) Y no ocultéis vuestras intenciones, extinguir para siempre a los explotadores». (P.M.; KBML-1917, MK9, 2013)

El revisionismo jruschovista y la desintegración de la Unión Soviética (Fragmento de libro)

He aquí un documento imprescindible para comprender en buena medida algunas de las causas fundamentales de la desintegración del campo socialista… Especial atención a la crítica dedicada a eso que llamarón ‘La transición pacífica’


El significado de los ataques de Jruschov contra Stalin

El XX Congreso del PCUS (1956) supuso el primer paso en la vía revisionista emprendida por la dirección jruschovista, que llegó al poder tras la muerte de José Vissarionovich Stalin en 1953. Bajo el pretexto de “combatir el culto a la personalidad”, en aquel Congreso Jruschov lanzó en su discurso ‘secreto’ un ataque feroz contra Stalin, al que acusó de sufrir “manía persecutoria”, cosa que satisfacía con una “arbitrariedad brutal”, recurriendo a “la represión y el terror de masas”; le acusó de ser alguien que “conocía el país y la agricultura únicamente por las películas” y que “dirigía operaciones militares a partir de un globo terráqueo”, y cuyo liderazgo “se convirtió en un serio obstáculo para el desarrollo social soviético”.

Pero había una clara intención detrás de estas delirantes palabras. Los ataques de Jruschov contra Stalin, y sus intentos por describirlo de la forma más sombría, sólo se pueden explicar por su aversión personal hacia él. Stalin lideró al pueblo soviético durante tres décadas repletas de enormes dificultades y logros memorables, contra enemigos internos y externos, en una heroica lucha por la construcción socialista y por defender y consolidar el primer Estado socialista de la historia, alcanzando la gloria con la victoria en la Gran Guerra Patria del pueblo soviético contra las hordas fascistas del imperialismo hitleriano. Durante aquel largo periodo al frente de la dirección del PCUS, Stalin combatió con abnegación las tergiversaciones oportunistas del Marxismo Leninismo. Al defender las enseñanzas revolucionarias de la ciencia Marxista Leninista, Stalin contribuyó a enriquecer la teoría y la práctica de la ciencia de la revolución proletaria. Al atacar a Stalin en el XX Congreso del PCUS, en realidad Jruschov estaba atacando la dictadura del proletariado y las enseñanzas fundamentales del Marxismo Leninismo -unas enseñanzas que, durante toda su vida, Stalin defendió y enriqueció de forma brillante. Ésta es la verdadera esencia de los ataques de Jruschov contra Stalin. No es casualidad, por tanto, que en aquel Congreso, Jruschov repudiara el marxismo-leninismo en algunas cuestiones de principios, que las que hablaré brevemente.

Mensaje de Lenin para la autogestión y otras formas de propiedad privada defendidas como «socialismo»


«Toda legislación, ya sea directa o indirecta, sea de la posesión de su propia  producción por los obreros de una fábrica o de una profesión tomada en  particular, con derecho a moderar o impedir las órdenes del poder del Estado en general, es una burda distorsión de los principios fundamentales del poder soviético y la renuncia completa del socialismo». (Vladimir Ilich Uliánov, Lenin; Sobre la democratización y el carácter socialista del poder soviético, 1918)

Mensaje desde la Yugoslavia «socialista»



«Hace unos días les comentaba que durante mucho tiempo se nos enseñó que Yugoslavia era el paradigma socialista autogestionaria, al menos fue lo que nos hicieron creer los intelectuales orgánicos del sandinismo en los ochenta, muchos reconvertidos en derecha postmoderna, otros aún en la estructura. (…) Pero resulta que la autogestión yugoslava –de inspiración próxima al anarquismo- era capitalismo bajo una forma de propiedad privada que ellos llamaron «social», en todo momento dominadas por primarias formas de producción y competencia capitalistas, que a su vez convivía con la burguesía tradicional. (…) En ese «paraíso» construidos por los revisionistas yugoslavos, con el firme apoyo de los revisionistas soviéticos –la era post Stalin- y maoístas; cuya práctica económica resultó en las reformas económicas impuestas desde los acreedores externos –el FMI y el BM- desde 1980. (…) Obsérvense los datos. En 1985 la deuda externa yugoslava ascendía a 19.000 millones de dólares –el 70% de esa deuda era con EEUU-, lo que la convertía en uno de «los países más endeudados» del mundo desde los ochenta hasta su destrucción por el imperialismo que actuó de acreedor, este endeudamiento se tradujo ya no solo en la subordinación a los interese suprasoberanos, sino en la congelación de los salarios de la clase obrera… y en la masiva desocupación –sólo en Serbia medio millón de desempleados a finales de los noventa-, además de la desigual inversión entre las diferentes naciones…, lo que concentró la riquezas en unas regiones en detrimento de otras y en última instancia en manos de capital privado nacional y transnacional con el que se convivió como política de Estado. (…) Esto nunca fue marxismo-leninismo, ni dialéctica materialista científica». (Bitácora (M-L); 2013)

viernes, 22 de febrero de 2013

Una pregunta dialéctica


«¿Por qué el FSLN no pudo comprender «dialécticamente» que en el momento del triunfo, dentro de la realidad nicaragüenses, las «clases» [1] somocistas y antisomocistas habían dejado de ser la tesis y antítesis de las luchas, que el eje de las luchas se había desplazado a una expresión superior de la lucha de clases; explotadores contra explotados -la fuerzas somocistas que se organizaron después del triunfo ya no podían restaurar la dictadura como tal, de allí que su pretensión era únicamente restaurar el sistema de explotación empleado por el dictador como efectivamente ocurrió- y en consecuencia ya no había lugar para la unidad entre clases sociales enfrentadas?».

Notas

[1] Obsérvese que «clase» para referirme a somocista y antisomocista es con fines didácticos...

[2] Les explico un poco…

Conozco, entiendo y comprendo todos los por qué dados al momento y que explican la supervivencia de fuerzas que intentaron restaurar el sistema somocistas –la contrarrevolución-, pero el fin de mi pregunta no es ese… Este fue el proceso:

Primero me encontré que todas las tendencias del sandinismo estudiaban Marxismo Leninismo, que el Frente Sandinista –estamos hablando de la vanguardia, de la militancia del FSLN reconocida (poco más de mil en el momento del triunfo de la Revolución)- se reclamaba discípulo de las enseñanzas del Materialismo Dialéctico, pero hojeando me encontré de que durante la revolución solo el 25% de las fuerzas productivas eran estatales y un 41% del PIB…

Entonces, la pregunta era obvia: ¿Por qué Nicaragua con una condicionalidad social similar –que no igual- a lo ocurrido en Cuba no resultó en el ejercicio del socialismo?

Entonces me respondí que el socialismo en Cuba no se desarrolló como resultado inmediato del triunfo revolucionario sino como resultado de la fractura ocurrida en el seno de las fuerzas «anti-batistianas», que ese fue el punto de partida para llevar la lucha de clases a una expresión superior…, con el resultado de una Revolución Proletarias… Trasladando los hechos a Nicaragua, ese punto crítico tuvo lugar en el momento en que las fuerzas antisomocistas –oligarquía, burguesía e Iglesia- integradas en el sandinismo se separaron para convertirse en enemigos del proceso...

Claro, que mucho se ha dicho de que en Cuba estaba Fidel, Ernesto, Raúl, etc.; y claro que estoy de acuerdo de que su conducción ha sido acertada y exitosa, Cuba es el baluarte que aún resiste… Pero no solo se debe a eso…, a la simple conducción…

Fidel en Cuba y Carlos en Nicaragua, encontraron que en sus respectivas realidades la expresión dialéctica superior del enfrentamiento de las luchas era la anti-dictadura anti-imperialista; en ambos casos las dictaduras eran extensiones del imperialismo, ocupación por otros medios…, de allí que se requería la unidad de las fuerzas anti-dictatoriales, más allá incluso de la afiliación ideológica…

Pero en el momento que se da el triunfo… y se muestra que la unidad existente es frágil, o sencillamente se ha esfumado, ocurren dos cosas completamente distintas…

Mientras en Cuba se comprendió que la realidad dialéctica ya no estaba en las fuerzas pro y anti dictatoriales, y en ese sentido se desplaza el eje de la luchas a la «lucha de clases», e inmediatamente marcha hacia la extinción de la clase burguesa mediante la expropiación y socialización del universo de los medios de producción; En Nicaragua ocurre lo contrario, se genera un ambiente de convivencia…, que finalmente se traduce en la económica mixta, una suerte de keynesianismo aderezado con socialdemocracia, ambas expresiones capitalistas…

“Sí, camaradas, yo soy rudo...con quienes destruyen y dividen el Partido”. Stalin sobre el "testamento" de Lenin

El "testamento" de Lenin fue dado a conocer a los delegados al XIII Congreso del PC(b), fue también discutido en varias oportunidades en Plenos del C.C. bolchevique de 1924 y en 1925. En octubre de 1927, en la reunión del Pleno del C.C. que discutía la expulsión de Trotsky y Zinoviev del C.C. como consecuencia de sus actividades antipartido, Stalin volvió a tocar el tema del "testamento". Su intervención en ese pleno -titulado "La oposición trotskista, antes y ahora"- fue publicado en Pravda del 2 de noviembre. En consecuencia las referencias directas al "testamento" y a lo que según los trotskistas se trataba de ocultar, es decir, la sugerencia de Lenin de sustituir a Stalin de la posición de secretario general, eran discutidas públicamente, en 1927, por el propio Stalin, sin ninguna reserva. Por otra parte, el fragmento de ese discurso de Stalin que a continuación reproducimos, expone la correcta lectura del llamado testamento de Lenin, vale decir, una lectura política de la apreciación política de Lenin -el político- sobre connotados dirigentes del Partido. Stalin hace bien en decir que el único dirigente al que Lenin no critica algún error político es Stalin. Trotsky es señalado por su "no bolchevismo", por no ser bolchevique con la significación ideológica y política que tiene ese término; Zinoviev, Kámenev, Bujarin, etc. por otros tantos errores políticos. En Stalin, Lenin señala su rudeza en el trato entre camaradas, le hace una crítica a una cualidad personal que puede tener una repercusión política, pero nunca critica a Stalin su posición o línea política, como a los otros. Por eso, con confianza, Stalin dice que el "testamento" de Lenin es mortal para Trotsky, Zinoviev y Kámenev. Incluso el trotskista Deutscher llega a afirmar -en su biografía de Stalin- que Trotsky es el que peor parado queda con el "testamento de Lenin. Trotsky y los trotskistas, por su lado, acentúan la crítica a la "brutalidad" de Stalin, deformando con aparentes sinónimos el verdadero significado de la crítica de Lenin. Por otro lado, ponen el énfasis en la "suave" crítica a Trotsky, en la que Lenin crítica "la tendencia de Trotsky a concentrarse demasiado en el aspecto administrativo de los asuntos", olvidando el "no bolchevismo" de Trotsky, es decir, el aspecto político principal de la crítica de Lenin.

El documento:


STALIN

Hablemos ahora del “testamento” de Lenin. Los oposicionistas han gritado aquí –vosotros lo habéis oído– que el Comité Central del Partido ha “ocultado” el “testamento” de Lenin. Como sabéis, esta cuestión se ha examinado varias veces en el Pleno del C.C. y de la Comisión Central de Control. (Una voz: “Decenas de veces”.) Se ha demostrado y vuelto a demostrar que nadie oculta nada, que el “testamento” de Lenin iba dirigido al XIII Congreso del Partido, que este “testamento” fue leído en el Congreso (Voces: “¡Así es!”), que el Congreso decidió por unanimidad no publicarlo, porque, entre otras cosas, el propio Lenin no lo quiso ni lo pidió. La oposición sabe todo esto tan bien como todos nosotros. Y, no obstante, tiene la desfachatez de declarar que el C.C. “oculta” el “testamento”.

UNESCO otorga a Hollande el premio fomento de la paz

La repugnante y vomitiva actuación de las organizaciones internacionales es tal que ya no esconden sus inclinaciones imperialistas… Esta vez el agraciado es otro imperialista, el culpable de la destrucción de Malí… ¿Dónde están los estado progresistas ¿ ¿Por qué esos estados no dan respuestas concretas antes una organización que ha perdido toda credibilidad y legitimidad?

Otro capítulo de la degradación moral del imperialismo… y sus lacayos…

El documento:


La Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) informó el jueves, en un acto increíble, la concesión del premio Félix Houphouët-Boigny al presidente de Francia, François Hollande, por su accionar en África.

La Unesco va a otorgar este premio a Hollande, bajo el título de la búsqueda de la paz y el reconocimiento a su valiosa contribución a “la paz y a la estabilidad en África”.

La ONU ha tomado esta decisión pese a ser informado que Francia había participado en los ataques militares lanzados contra Libia, el envío de las armas a los grupos terroristas sirios, los bombardeos de Malí, por los que un gran número de civiles han perdido la vida, sin embargo, en una medida sorprendente, declaró la concesión del premio Félix Houphouët-Boigny de fomento de la paz a François Hollande.

Este premio fue determinado para honorar a personas que contribuyen a la estabilidad, el mantenimiento de la paz y todo lo que se hace en esta materia.

Entre las personas que han recibido este premio puede citarse el expresidente sudafricano, Nelson Mandela.

Esta noticia se difunde mientras que según los analistas, el ataque lanzado a Libia, por Francia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha echado leña a la inestabilidad en esta región, como lo que también pasó con el caso de Malí.

La intervención militar francesa en los países africanos ha recibido críticas de la comunidad musulmana y africana.

Hispan TV

jueves, 21 de febrero de 2013

La izquierda disipada en tiempos de crisis


«Desde que el reformismo y el revisionismo hicieran saltar por los aires al bloque socialista, la izquierda perdió por completo sus objetivos revolucionarios (…) y entonces se renunció casi por completo a las teorías científicas del socialismo, salvo honrosas excepciones… Lo que resultó en la adopción de principios ajenos a la misma que terminaron deformando los conceptos fundamentales de las luchas proletarias, incluso las más elementales. Esto resultó en la desmovilización ideológica de las masas en algunas latitudes y en otras, con mejor suerte, en la adopción de una suerte de neo-revisionismo reformista (…) Hoy que las condiciones objetivas para un proceso de transformación revolucionaria existen debido a la crisis económica global. No hay ni una sola posibilidad inmediata de hacerlas coincidir con las condiciones subjetivas necesarias para propiciar el proceso y conducirlo (…) Sin lugar a dudas, estamos insertados en un punto crítico en el que debido a la confluencia de lo expresado, esas condiciones existentes son favorables a las fuerzas retardatarias (…) Nos enfrentamos a la posibilidad real de la reedición del Tercer Reich (…) La organización y movilización de las masas ya es una imperiosa e impostergable necesidad». (Bitácora (M-L); 2013)

La “izquierda” de clase media

Aunque el documento se centra en la realidad ideológica dentro del Estado español, el mismo puede ser extrapolado a cualquier realidad… El reformismo y el revisionismo siguen siendo los enemigos elementales de la transformación revolucionaria allá donde se pretenda… ¿Acaso podemos despreciar que las estructuras y superestructura resultante de las relaciones sociales existentes y determinadas por los modos de producción siguen sin ser cuestionadas en sus fundamentos?

El documento:


Es una “izquierda” de mercadillo, una “izquierda” que se une a la derecha para llamar “radicales” a la izquierda de verdad. La “izquierda” del “si le han detenido en una manifestación, algo habrá hecho”. Ellos dicen que son de izquierda, y lo dicen porque lo creen. Lo creen tanto como se creyeron lo de ser “de clase media”.

Son una “izquierda” a la que no le suena tan descabellado eso de “cambiar el PSOE desde dentro”, la “izquierda” que ha asumido las consignas que el capitalismo inventó para ella para hace creer que hay oposición, que eran libres, para poder gritar que aquí hay democracia. La “izquierda” del bipartidismo, que se sitúa de vez en cuando, con un débil discurso despolitizado, contra alguna consecuencia, pero nunca contra la causa, jamás contra el sistema.

Son la “izquierda” que señala al corrupto, pero nunca al corruptor. La “izquierda” que grita “¡no a la guerra!”, pero a la que no tiene porqué causarle contradicción alguna apoyar al partido que metió al pueblo en la OTAN. Una “izquierda” que dice estar informada porque lee los medios, mientras la izquierda que critica el sistema intentar entender lo que ocurre a través de la historia, de la lectura profunda, del conocimiento de raíz. Y es que es una “izquierda” que aún no ha comprendido que la solución para el pueblo no va a emitirse en prime time en una cadena propiedad de multinacionales.

Es una “izquierda” que nunca es peligrosa para el orden establecido, porque los mismos que mantienen ese orden, han creado su discurso, y lo han llamado de “izquierda”. Una “izquierda” que ha aprendido lo que es “izquierda” viendo La Sexta, que sabe lo que son los sobres, los sobresueldos y los coches oficiales, pero que no sabría ni empezar a definir el capitalismo. Esa “izquierda” acrítica y desclasada que tiene tan contenta al capital, la que repite lo de la “mala gestión”, la de la “crisis de valores”. La “izquierda” que mira al dedo y no a la luna.

Una “izquierda” que no sabe que no es izquierda. Una “izquierda” de clase media.

Desde la Parcialidad
La Mancha Obrera

¿Por qué Socialismo?


¿Debe quién no es un experto en cuestiones económicas y sociales opinar sobre el socialismo? Por una serie de razones creo que sí.

Permítasenos primero considerar la cuestión desde el punto de vista del conocimiento científico. Puede parecer que no hay diferencias metodológicas esenciales entre la astronomía y la economía: los científicos en ambos campos procuran descubrir leyes de aceptabilidad general para un grupo circunscrito de fenómenos para hacer la interconexión de estos fenómenos tan claramente comprensible como sea posible. Pero en realidad estas diferencias metodológicas existen. El descubrimiento de leyes generales en el campo de la economía es difícil porque la observación de fenómenos económicos es afectada a menudo por muchos factores que son difícilmente evaluables por separado. Además, la experiencia que se ha acumulado desde el principio del llamado período civilizado de la historia humana –como es bien sabido– ha sido influida y limitada en gran parte por causas que no son de ninguna manera exclusivamente económicas en su origen. Por ejemplo, la mayoría de los grandes estados de la historia debieron su existencia a la conquista. Los pueblos conquistadores se establecieron, legal y económicamente, como la clase privilegiada del país conquistado. Se aseguraron para sí mismos el monopolio de la propiedad de la tierra y designaron un sacerdocio de entre sus propias filas. Los sacerdotes, con el control de la educación, hicieron de la división de la sociedad en clases una institución permanente y crearon un sistema de valores por el cual la gente estaba a partir de entonces, en gran medida de forma inconsciente, dirigida en su comportamiento social.

Pero la tradición histórica es, como se dice, de ayer; en ninguna parte hemos superado realmente lo que Thorstein Veblen llamó “la fase depredadora” del desarrollo humano. Los hechos económicos observables pertenecen a esa fase e incluso las leyes que podemos derivar de ellos no son aplicables a otras fases. Puesto que el verdadero propósito del socialismo es precisamente superar y avanzar más allá de la fase depredadora del desarrollo humano, la ciencia económica en su estado actual puede arrojar poca luz sobre la sociedad socialista del futuro.

En segundo lugar, el socialismo está guiado hacia un fin ético-social. La ciencia, sin embargo, no puede establecer fines e, incluso menos, inculcarlos en los seres humanos; la ciencia puede proveer los medios con los que lograr ciertos fines. Pero los fines por si mismos son concebidos por personas con altos ideales éticos y –si estos fines no son endebles, sino vitales y vigorosos– son adoptados y llevados adelante por muchos seres humanos quienes, de forma semi-inconsciente, determinan la evolución lenta de la sociedad.

Por estas razones, no debemos sobrestimar la ciencia y los métodos científicos cuando se trata de problemas humanos; y no debemos asumir que los expertos son los únicos que tienen derecho a expresarse en las cuestiones que afectan a la organización de la sociedad. Muchas voces han afirmado desde hace tiempo que la sociedad humana está pasando por una crisis, que su estabilidad ha sido gravemente dañada. Es característico de tal situación que los individuos se sienten indiferentes o incluso hostiles hacia el grupo, pequeño o grande, al que pertenecen. Como ilustración, déjenme recordar aquí una experiencia personal. Discutí recientemente con un hombre inteligente y bien dispuesto la amenaza de otra guerra, que en mi opinión pondría en peligro seriamente la existencia de la humanidad, y subrayé que solamente una organización supranacional ofrecería protección frente a ese peligro. Frente a eso mi visitante, muy calmado y tranquilo, me dijo: “¿porqué se opone usted tan profundamente a la desaparición de la raza humana?”

Estoy seguro que hace tan sólo un siglo nadie habría hecho tan ligeramente una declaración de esta clase. Es la declaración de un hombre que se ha esforzado inútilmente en lograr un equilibrio interior y que tiene más o menos perdida la esperanza de conseguirlo. Es la expresión de la soledad dolorosa y del aislamiento que mucha gente está sufriendo en la actualidad. ¿Cuál es la causa? ¿Hay una salida?

Es fácil plantear estas preguntas, pero difícil contestarlas con seguridad. Debo intentarlo, sin embargo, lo mejor que pueda, aunque soy muy consciente del hecho de que nuestros sentimientos y esfuerzos son a menudo contradictorios y obscuros y que no pueden expresarse en fórmulas fáciles y simples.

El hombre es, a la vez, un ser solitario y un ser social. Como ser solitario, procura proteger su propia existencia y la de los que estén más cercanos a él, para satisfacer sus deseos personales, y para desarrollar sus capacidades naturales. Como ser social, intenta ganar el reconocimiento y el afecto de sus compañeros humanos, para compartir sus placeres, para confortarlos en sus dolores, y para mejorar sus condiciones de vida. Solamente la existencia de éstos diferentes, y frecuentemente contradictorios objetivos por el carácter especial del hombre, y su combinación específica determina el grado con el cual un individuo puede alcanzar un equilibrio interno y puede contribuir al bienestar de la sociedad. Es muy posible que la fuerza relativa de estas dos pulsiones esté, en lo fundamental, fijada hereditariamente. Pero la personalidad que finalmente emerge está determinada en gran parte por el ambiente en el cual un hombre se encuentra durante su desarrollo, por la estructura de la sociedad en la que crece, por la tradición de esa sociedad, y por su valoración de los tipos particulares de comportamiento. El concepto abstracto “sociedad” significa para el ser humano individual la suma total de sus relaciones directas e indirectas con sus contemporáneos y con todas las personas de generaciones anteriores. El individuo puede pensar, sentirse, esforzarse, y trabajar por si mismo; pero él depende tanto de la sociedad -en su existencia física, intelectual, y emocional- que es imposible concebirlo, o entenderlo, fuera del marco de la sociedad. Es la “sociedad” la que provee al hombre de alimento, hogar, herramientas de trabajo, lenguaje, formas de pensamiento, y la mayoría del contenido de su pensamiento; su vida es posible por el trabajo y las realizaciones de los muchos millones en el pasado y en el presente que se ocultan detrás de la pequeña palabra “sociedad”.

Es evidente, por lo tanto, que la dependencia del individuo de la sociedad es un hecho que no puede ser suprimido — exactamente como en el caso de las hormigas y de las abejas. Sin embargo, mientras que la vida de las hormigas y de las abejas está fijada con rigidez en el más pequeño detalle, los instintos hereditarios, el patrón social y las correlaciones de los seres humanos son muy susceptibles de cambio. La memoria, la capacidad de hacer combinaciones, el regalo de la comunicación oral ha hecho posible progresos entre los seres humanos que son dictados por necesidades biológicas. Tales progresos se manifiestan en tradiciones, instituciones, y organizaciones; en la literatura; en las realizaciones científicas e ingenieriles; en las obras de arte. Esto explica que, en cierto sentido, el hombre puede influir en su vida y que puede jugar un papel en este proceso el pensamiento consciente y los deseos.

El hombre adquiere en el nacimiento, de forma hereditaria, una constitución biológica que debemos considerar fija e inalterable, incluyendo los impulsos naturales que son característicos de la especie humana. Además, durante su vida, adquiere una constitución cultural que adopta de la sociedad con la comunicación y a través de muchas otras clases de influencia. Es esta constitución cultural la que, con el paso del tiempo, puede cambiar y la que determina en un grado muy importante la relación entre el individuo y la sociedad como la antropología moderna nos ha enseñado, con la investigación comparativa de las llamadas culturas primitivas, que el comportamiento social de seres humanos puede diferenciar grandemente, dependiendo de patrones culturales que prevalecen y de los tipos de organización que predominan en la sociedad. Es en esto en lo que los que se están esforzando en mejorar la suerte del hombre pueden basar sus esperanzas: los seres humanos no están condenados, por su constitución biológica, a aniquilarse o a estar a la merced de un destino cruel, infligido por ellos mismos.

Si nos preguntamos cómo la estructura de la sociedad y de la actitud cultural del hombre deben de ser cambiadas para hacer la vida humana tan satisfactoria como sea posible, debemos ser constantemente conscientes del hecho de que hay ciertas condiciones que no podemos modificar. Como mencioné antes, la naturaleza biológica del hombre es, para todos los efectos prácticos, inmodificable. Además, los progresos tecnológicos y demográficos de los últimos siglos han creado condiciones que están aquí para quedarse. En poblaciones relativamente densas asentadas con bienes que son imprescindibles para su existencia continuada, una división del trabajo extrema y un aparato altamente productivo son absolutamente necesarios. Los tiempos —que, mirando hacia atrás, parecen tan idílicos— en los que individuos o grupos relativamente pequeños podían ser totalmente autosuficientes se han ido para siempre. Es sólo una leve exageración decir que la humanidad ahora constituye incluso una comunidad planetaria de producción y consumo.

Ahora he alcanzado el punto donde puedo indicar brevemente lo que para mí constituye la esencia de la crisis de nuestro tiempo. Se refiere a la relación del individuo con la sociedad. El individuo es más consciente que nunca de su dependencia de sociedad. Pero él no ve la dependencia como un hecho positivo, como un lazo orgánico, como una fuerza protectora, sino como algo que amenaza sus derechos naturales, o incluso su existencia económica. Por otra parte, su posición en la sociedad es tal que sus pulsiones egoístas se están acentuando constantemente, mientras que sus pulsiones sociales, que son por naturaleza más débiles, se deterioran progresivamente. Todos los seres humanos, cualquiera que sea su posición en la sociedad, están sufriendo este proceso de deterioro. Los presos a sabiendas de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solos, y privados del disfrute ingenuo, simple, y sencillo de la vida. El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad.

La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal. Vemos ante nosotros a una comunidad enorme de productores que se están esforzando incesantemente privándose de los frutos de su trabajo colectivo — no por la fuerza, sino en general en conformidad fiel con reglas legalmente establecidas. A este respecto, es importante señalar que los medios de producción –es decir, la capacidad productiva entera que es necesaria para producir bienes de consumo tanto como capital adicional– puede legalmente ser, y en su mayor parte es, propiedad privada de particulares.

En aras de la simplicidad, en la discusión que sigue llamaré “trabajadores” a todos los que no compartan la propiedad de los medios de producción — aunque esto no corresponda al uso habitual del término. Los propietarios de los medios de producción están en posición de comprar la fuerza de trabajo del trabajador. Usando los medios de producción, el trabajador produce nuevos bienes que se convierten en propiedad del capitalista. El punto esencial en este proceso es la relación entre lo que produce el trabajador y lo que le es pagado, ambos medidos en valor real. En cuanto que el contrato de trabajo es “libre”, lo que el trabajador recibe está determinado no por el valor real de los bienes que produce, sino por sus necesidades mínimas y por la demanda de los capitalistas de fuerza de trabajo en relación con el número de trabajadores compitiendo por trabajar. Es importante entender que incluso en teoría el salario del trabajador no está determinado por el valor de su producto.

El capital privado tiende a concentrarse en pocas manos, en parte debido a la competencia entre los capitalistas, y en parte porque el desarrollo tecnológico y el aumento de la división del trabajo animan la formación de unidades de producción más grandes a expensas de las más pequeñas. El resultado de este proceso es una oligarquía del capital privado cuyo enorme poder no se puede controlar con eficacia incluso en una sociedad organizada políticamente de forma democrática. Esto es así porque los miembros de los cuerpos legislativos son seleccionados por los partidos políticos, financiados en gran parte o influidos de otra manera por los capitalistas privados quienes, para todos los propósitos prácticos, separan al electorado de la legislatura. La consecuencia es que los representantes del pueblo de hecho no protegen suficientemente los intereses de los grupos no privilegiados de la población. Por otra parte, bajo las condiciones existentes, los capitalistas privados inevitablemente controlan, directamente o indirectamente, las fuentes principales de información (prensa, radio, educación). Es así extremadamente difícil, y de hecho en la mayoría de los casos absolutamente imposible, para el ciudadano individual obtener conclusiones objetivas y hacer un uso inteligente de sus derechos políticos.

La situación que prevalece en una economía basada en la propiedad privada del capital está así caracterizada en lo principal: primero, los medios de la producción (capital) son poseídos de forma privada y los propietarios disponen de ellos como lo consideran oportuno; en segundo lugar, el contrato de trabajo es libre. Por supuesto, no existe una sociedad capitalista pura en este sentido. En particular, debe notarse que los trabajadores, a través de luchas políticas largas y amargas, han tenido éxito en asegurar una forma algo mejorada de “contrato de trabajo libre” para ciertas categorías de trabajadores. Pero tomada en su conjunto, la economía actual no se diferencia mucho de capitalismo “puro”. La producción está orientada hacia el beneficio, no hacia el uso. No está garantizado que todos los que tienen capacidad y quieran trabajar puedan encontrar empleo; existe casi siempre un “ejército de parados”. El trabajador está constantemente atemorizado con perder su trabajo. Desde que parados y trabajadores mal pagados no proporcionan un mercado rentable, la producción de los bienes de consumo está restringida, y la consecuencia es una gran privación. El progreso tecnológico produce con frecuencia más desempleo en vez de facilitar la carga del trabajo para todos. La motivación del beneficio, conjuntamente con la competencia entre capitalistas, es responsable de una inestabilidad en la acumulación y en la utilización del capital que conduce a depresiones cada vez más severas. La competencia ilimitada conduce a un desperdicio enorme de trabajo, y a ése amputar la conciencia social de los individuos que mencioné antes.

Considero esta mutilación de los individuos el peor mal del capitalismo. Nuestro sistema educativo entero sufre de este mal. Se inculca una actitud competitiva exagerada al estudiante, que es entrenado para adorar el éxito codicioso como preparación para su carrera futura.

Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada. Una economía planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros-hombres en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual.

Sin embargo, es necesario recordar que una economía planificada no es todavía socialismo. Una economía planificada puede estar acompañada de la completa esclavitud del individuo. La realización del socialismo requiere solucionar algunos problemas sociopolíticos extremadamente difíciles: ¿cómo es posible, con una centralización de gran envergadura del poder político y económico, evitar que la burocracia llegue a ser todopoderosa y arrogante? ¿Cómo pueden estar protegidos los derechos del individuo y cómo asegurar un contrapeso democrático al poder de la burocracia?

Albert Einstein
Monthly Review, Nueva York, mayo de 1949
La Mancha Obrera

miércoles, 20 de febrero de 2013

Manifiesto del Partido Comunista


¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAISES, UNIOS!

K. MARX y F. ENGELS


Descarga o Lectura Online AQUÍ

ó

Descarga AQUÍ

La agresión de Saddam Hussein contra Irán de 1980: un error monstruoso

Saddam se granjeó la venia de los EEUU en base a esas acciones bélicas contra Irán… Irán, el odiado Irán, sería el destinatario de la venta de armas de la administración Reagan con lo que financiaron a la contrarrevolución nicaragüense –caso Irán-Contra-; que para hacer llegar las armas a esos criminales y asesinos la CIA pactó con el cartel de Medellín permitiéndoles a estos introducir a EEUU vía aérea la cocaína colombiana a condición de que de regreso fletaran de armas esos aviones para los contras nicaragüenses –véase al respecto del derribo de Hasenfus y el caso de Nicaragua contra EEUU llevado en la Corte Internacional de Justicia-… No tardó mucho tiempo en el que Irak se convirtiera en el blanco del otrora ‘amigos’ hasta su destrucción… Como ahora Irán, su antiguo cliente…

Sépase que Estados Unidos jamás honró la condena impuesta por la corte internacional, y Nicaragua –a iniciática de la bancada del FSLN- ha terminado por declarar un día festivo para la contrarrevolución –hoy resistencia nicaragüenses-, en realidad criminales de guerra, como así fue reconocido en la resolución de la CIJ… Con ello se ha agredido la memoria de los caídos en defensa de la Revolución Popular Sandinista, especialmente trágico en el caso de ‘Los Cachorros’.

El documento:


En 1980 el gobierno iraquí baasista de Saddam Hussein decidió “dar una lección” a la joven Revolución iraní lanzando un ataque militar que degeneró en una atroz guerra entre dos países de la región del Medio Oriente que tenían todo para establecer una sólida alianza política antiimperialista. Esa primera “guerra del Golfo” que veía a masas de soldados musulmanes de ambos países matarse sin compasión produjo una gran satisfacción en los medios dirigentes de la entidad sionista de Israel, de los EE.UU. y de los países feudales árabes. Para tales medios ambos países, el Irak baasista que había nacionalizado el petróleo y propugnaba la unidad árabe y el Irán en manos de los religiosos chiíes radicales que habían derrocado la oprobiosa dictadura marioneta del imperialismo del “Shah” que propugnaba la expulsión del imperialismo de la región, eran un peligro mortal. La estupidez del presidente Saddam Hussein fue de dimensiones tan gigantescas como monstruosas. Los imperialistas y sionistas consiguieron romper la unidad de los pueblos de la región, que Irak se desangrase y comenzase su decadencia como potencia militar, cultural, petrolera y económica hasta ser hoy un país en ruinas, con el petróleo en manos de los monopolios extranjeros, con sus comunidades religiosas y étnicas enfrentadas, sin los miles de eficaces cuadros militares, administrativos, científicos y económicos que trabajosamente había formado y que Irán sufriese la destrucción de sus ciudades y la muerte de una parte de su juventud. Sobre todo los imperialistas crearon una enemistad visceral entre los ayatollahs iraníes que buscan vengarse de los baasistas árabes iraquíes, entre los árabes iraquíes chiíes y suníes y entre los antiimperialistas de ambos países. La resistencia iraquí acusa a Irán de controlar el actual gobierno de Bagdad y el régimen iraní acusa a la resistencia de estar penetrada por Arabia saudita y su Al Qaeda diabólica. Un perfecto desastre que permite al imperialismo golpear a Siria, aislar al “partido de Dios” libanés y mantener en la más profunda división a los dos mandos regionales del BAAS, el que dirige la resistencia en Siria y el que dirige la oposición clandestina en Irak. Los baasistas iraquíes clandestinos siguen repitiendo que el peligro más grave es la “expansión” del régimen iraní pero el régimen iraní no deja de enviar ayuda solidaria a la resistencia palestina y libanesa y al gobierno legítimo de Siria.

El criminal de guerra Donald Rumsfeld quién dirigió la invasión y destrucción de Irak en 2003 estimuló a Saddam Hussein en su guerra contra Irán.

En estas circunstancias consideramos un enorme acierto histórico la posición defendida por el presidente sirio de entonces, en 1980, el general Hafez al Assad que se negó a apoyar a la agresión iraquí contra el Irán de Jomeini aduciendo tres razones:

1.- Bagdad no permitió consultas interárabes previas al comienzo de las hostilidades militares por lo que éstas fueron la decisión unilateral del gobierno de Saddam Hussein.

2.- Las diferencias sobre aspectos fronterizos entre Irak e Irán debían ser resueltas mediante negociaciones y no mediante la guerra.

3.- Irán había manifestado apoyo a la parte árabe en su enfrentamiento con Israel. La guerra de Irak contra Irán desviaba fuerzas de la contradicción y conflicto principal de la Nación árabe contra la entidad sionista.

Rendimos homenaje a esta sabia posición.

Hoy la dirección clandestina del BAAS iraquí de Izzat Ibrahim al Duri ha reconocido que cayeron en una trampa al atacar en 1990 a Kuwait, lo que dio a los imperialistas excusa para la devastadora agresión de 1991. Esperamos que algún día los baasista iraquíes reconozcan su error de 1980 de dar comienzo la guerra contra Irán.

Por la unidad de los pueblos del Medio Oriente contra el imperialismo y el sionismo.

Al Mukawana
Los Pueblos Hablan

La construcción de una planta de Monsanto en Argentina sería "catastrófica"

La presencia de MONSANTO en Argentina es u regalo de la burguesía de izquierda, una apuesta del Kichnerismo la otra cara del capitalismo doméstico –los pueblos habrán de tener en consideración que una burguesía nacionalista no necesariamente se mueve o moverá en favor de las masas- como receta económica que beneficiaría a los de siempre en detrimento de las masas… La empresa creadora y suministradora del agente naranja que destruyó el Vietnam, ahora hace lo propio con los alimentos, con la vida en realidad, y en el camino, nos convertiremos en esclavos al servicio de un consorcio transnacional… Estemos atentos los culpables están allí disfrazados…

Ha de asumirse que la respuesta está fuera del sistema… en la construcción de un nuevo paradigma de poder al servicio de las masas…

Al final de este documento les dejo unas declaraciones de Cristina que es necesario escuchar y analizar en profundidad…

El documento:


Un informe alerta del peligro de la instalación de una planta de la empresa de transgénicos Monsanto en una localidad argentina. Según Cristina Arnulphi, miembro de la Unión de Asambleas Ciudadanas, la instalación tendría consecuencias catastróficas.

El estudio, elaborado por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Córdoba, concluyó que no era recomendable que la compañía Monsanto construya una de sus plantas en el municipio de Malvinas Argentinas, ubicado a unos 35 kilómetros de Buenos Aires, debido a su actual situación sociosanitaria.

Los investigadores detectaron en dicha localidad malformaciones congénitas, abortos espontáneos y enfermedades respiratorias y de piel, provocadas precisamente por las fumigaciones de los campos que se encuentran en poblaciones vecinas.

“Someter a esta población a un nuevo golpe en su salud ambiental, como el que generará una enorme planta de semillas transgénicas de Monsanto, no es recomendable desde el punto de vista médico y es intolerable desde el punto de vista social”, señala el informe.

Aunque la corporación insiste en que sus acciones están dentro de las leyes vigentes y denuncia la desinformación a la que se somete a la población local, Arnulphi considera que Monsanto “oculta y tergiversa información mientras las enfermedades van en aumento”.

“De construirse esta planta, que esperemos que no se construya, sería la planta más grande de Latinoamérica, en la cual habría 200 silos de almacenamiento de cereal, lo que produciría una polución ambiental de proporciones catastróficas”, dijo Arnulphi a RT.

Asimismo, recordó las palabras del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, quien recientemente afirmó que Monsanto es responsable de un genocidio ambiental porque está realizando un experimento a nivel mundial, añadiendo que esta empresa sin escrúpulos fue responsable del golpe de Estado en Paraguay.

Durante los últimos meses, el caso sobre la instalación de la planta en la localidad de Malvinas Argentinas ha sido duramente criticado por ciudadanos de la provincia de Córdoba, donde se sitúa esa municipalidad. Llegaron incluso a recurrir a la vía judicial presentando un proyecto en la Legislatura para evitar que se lleven a cabo las obras. Sin embargo, en enero la administración local aprobó la construcción de la polémica planta.



Con información de RT

martes, 19 de febrero de 2013

El papa, la iglesia y la crisis financiera


«¿Es posible que el papa haya renunciado como resultado de una lucha interna por el patrimonio de la iglesia en tiempos de crisis financiera global? ¿Es posible que en el fondo el objetivo sea que las entidades financieras absorban el patrimonio de la iglesia para evitar la caída libre del capitalismo global? ¿Será la medida artificial para prolongar artificialmente al capitalismo? (…) Lo que es evidente es que esto no se debe a los escándalos que han salpicado a la iglesia, pues en todo momento -especialmente en lo referente a la pedofilia- han disfrutado, y disfrutan, de la complicidad de los medio de (in)comunicación, sistemas políticos y judiciales globales (…) Estulin no tiene dudas de que se trata de una cuestión financiera, y particularmente me resulta muy plausible dado que la iglesia católica siempre ha sido un instrumento en manos de la clase dominante –El Vaticano es una creación de otro instrumento del capitalismo, el fascismo-, y el patrimonio existente en manos de El Vaticano es lo suficientemente abultado como para evitar el colapso del sacro santo sistema financiero, y del sistema que lo ha engendrado (…) Estemos atento, la alienación vendrá en la forma de un nuevo papa que buscará crear la idea de que marca un nuevo tiempo dentro de la retardataria institución, incluso, es posible que se trate de un sujeto no caucásico, reproduciendo el mismo artificio empleado y explotado en el caso del primer presidente negro de los EEUU». (Bitácora (M-L), 2013)

Semillas Estériles: ¿Vamos hacia el Abismo?

Desde este espacio venimos denunciando el inmenso riesgo que supone la introducción en la agricultura de los organismos genéticamente modificados, o transgénicos, ya no solo porque incorporan la tecnología ‘terminador’ que implica que las semillas producidas, la segunda generación, sean estériles… Sino que estas solo podrán ser activadas para germinar cuando se les aplique cierto químico que es producido en exclusiva por el propietario de las patentes de las semillas, en todos los casos MONSANTO… Estamos hablando de un salto importante y terrible desde la introducción de los transgénicos de primera generación…, que ya han demostrado ser perjudiciales para la salud de los cultivos, que además no son inmunes a las plagas –su justificación teórica-, son perjudiciales para la salud humana como han demostrado estudios independientes…, y provocan la total dependencia de los agricultores de la industria de los transgénicos… Evidentemente que buena parte de la culpa –en realidad toda- la encontraremos en los estamentos políticos y en su actuación corrupta y corruptible propia del capitalismo…

Obsérvese que los transgénicos ya están siendo introducidos en la Patria Grande de la mano de gobiernos –en teoría progresistas-, es el caso de Argentina, Brasil, Costa Rica, México, etc… Con ello ya no solo acentuarán la dependencia… sino que nos convertirán en esclavos dependientes de los intereses suprasoberanos…

Es el momento de dejarse de reformismos estériles que no conquistarán cambios, es el momento de una profunda y verdadera revolución proletaria por los pueblos y para los pueblos…, y llegados a este punto la única posibilidad es crear leyes regionales que impidan la introducción de este tipo de cultivos…

*Tómese en consideración que Greenpeace tampoco dice toda la verdad… Es parte del sistema…

El documento:


El mes de octubre de 2005 ha sido uno de los más nefastos que haya vivido la humanidad y... sin darse cuenta. En ese mes la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos aprobaron la patente de la "tecnología Terminador" (Terminator), es decir, la desaparición de muchas especies vegetales en el mundo.

Ésta es la información que, a diferencia de muchas tonterías sin importancia, no logró la atención mundial, sólo los festejos del mundo del dinero: la patente de la controvertida tecnología Terminator, mediante la cual las plantas que son modificadas genéticamente producen semillas ESTÉRILES fue aprobada en Europa, Canadá y Estados Unidos, reveló Greenpeace.

La patente Terminator EP775212B fue concedida a la compañía estadounidense Delta & Pine y al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, en inglés). De acuerdo con bases de datos revisadas por Greenpeace, la patente fue aceptada en una versión similar en Estados Unidos, Canadá (11 de octubre) y Europa (5 de octubre) y otras aplicaciones han sido solicitadas en Australia, Brasil, Canadá, China, Hong Kong, Japón, Sudáfrica y Turquía.

La tecnología Terminator sirve para diseñar plantas que producen semillas estériles. Esto permite a las corporaciones agrobiotecnológicas controlar al 100 por ciento la producción de semillas, impidiendo que los campesinos puedan recolectar las semillas de un ciclo agrícola para usarlo en el siguiente, como lo han hecho durante miles de años.

Además, el rasgo de esterilidad atenta contra el natural ciclo de vida de un organismo vivo al impedirle reproducirse. Esta tecnología podría aplicarse a cultivos como el maíz, la soya, el trigo, la canola y el algodón. Cabe señalar que en México Delta & Pine vende más del 90 por ciento de las semillas de algodón para siembra. Este año la superficie cultivada será de 150 mil hectáreas y, según dicha empresa, el 50 por ciento de las semillas utilizadas serán transgénicas. Si Delta & Pine obtiene la patente Terminator en México, será muy sencillo que incorpore ese rasgo de esterilidad en las semillas de algodón que vende en Chihuahua, Sonora o Tamaulipas.

De esa forma garantizará un control indefinido sobre ese cultivo ya que, a diferencia de las patentes, la esterilidad no expira", estimó Gustavo Ampugnani, coordinador de la campaña de ingeniería genética de Greenpeace México.

Aunque la industria biotecnológica arguye que la tecnología Terminator ayudará a contener la contaminación transgénica, ya que "si un cultivo se contamina no germinaría", la realidad es otra: "El impacto que esta tecnología puede tener en un centro de origen como México podría ser devastador ya que si las variedades nativas de maíz llegan a cruzarse (por efecto de la polinización cruzada) con variedades Terminator dejarán de germinar, lo que provocaría una catástrofe genética.

Al no reproducirse, la diversidad de maíces criollos iría desapareciendo y con ello los millones de mexicanos que dependen directamente de la siembra de maíz para sobrevivir así como los esfuerzos de conservación que desarrollan investigadores mexicanos", consideró Ampugnani. "Terminator es la máxima expresión de la perversidad en la aplicación de la biotecnología moderna a la agricultura.

Además de los impactos en la biodiversidad, atenta contra la seguridad alimentaria de aquellos que siembran maíz y otros granos para autoconsumo.

Si sus semillas se contaminan adquiriendo el rasgo de esterilidad no podrán sembrarlas pues ya no germinarán. Esto trastocaría toda una práctica cultural y una estrategia alimenticia que ha perdurado por años", aseguró Ampugnani. "Los agricultores de todo el mundo deben saber que las corporaciones transnacionales como Delta & Pine, Monsanto o Syngenta están listas para controlar las semillas mediante los transgénicos y, ahora, con su expresión más radical: el Terminator.

Es urgente una prohibición global sobre esta tecnología. Estos instrumentos corporativos harán imposible que los agricultores usen las semillas de su propia cosecha para volver a cultivar", dijo Ampugnani.

Organizaciones no gubernamentales de todo el mundo se han opuesto a esta tecnología durante años por sus implicaciones para los productores. Hasta ahora la introducción al mercado de la tecnología Terminator —desarrollada hace diez años— había sido detenida globalmente por las advertencias y señalamientos críticos de grupos ambientalistas, de desarrollo y organizaciones de agricultores. Diversos expertos consideran que la industria biotecnológica intentará legalizar su uso en la próxima Convención sobre Diversidad Biológica, que se llevará a cabo en Brasil en marzo del año próximo. La aceptación de la patente en Europa podría impulsar fuertemente su introducción al mercado global.

Greenpeace llama a las autoridades mexicanas a evitar el ingreso de la tecnología Terminator al territorio nacional, así como fortalecer la actual prohibición a la siembra de maíz transgénico en todas sus variedades. Delta & Pine Land es la séptima compañía de semillas más grande del mundo.

El maíz es el cultivo estratégico en este país, tanto para la producción comercial como para la agricultura de autoconsumo. El 70 por ciento de los productores mexicanos de maíz siembra variedades nativas, muchas de éstas obtenidas de un cultivo anterior.

Greenpeace
Buena Siembra

lunes, 18 de febrero de 2013

Beatriz Talegón: el desconcierto de la casta vs inteligencia colectiva

Cuando lo que se considera ‘vanguardia’, a ojos de la opinión pública secuestrada por los medios de la burguesía, es desenmascarada por los hechos; los movimientos de ‘retaguardia’ se organizan con el objeto de buscar respuestas a las contradicciones existentes generadas por el sistema –PP, PSOE, IU, etc.- y en ese empuje… la izquierda institucional, la reaccionaria, la imperialista, la que sólo es izquierda en el discurso –bueno, ni en eso-, es arrastrada por el despeñadero de la historia.


¡Quieren ser libres y no saben ser justos!
Emmanuel Joseph Sieyès

El filósofo esloveno Slavoj Zizek, en su breve ensayo “Elogio de la intolerancia”, explica que detrás de cada concepto hay una batalla por imponer una determinada noción político-ideológica. Para Zizek, estos combates no son simples algaradas semánticas, sino que detrás del conflicto, hay una lucha por imponer una noción universal. En la manifestación de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca en Madrid, la joven militante del PSOE Beatriz Talegón se vio envuelta en una de esas batallas que se expresan a través de lo simbólico. El problema de Beatriz Talegón es que no entiende que los asistentes a las manifestaciones de las PAH no reivindican su derecho a una vivienda digna de una forma abstracta, pedigüeña o suplicante: lo hace contra aquellos que han generado el drama de los desahucios con sus políticas austericidas. Cuando se protesta en las calles, en las plazas o desde la fábrica se hace frente al otro, en una relación de antagonismo en donde el contendiente es percibido como parte del problema y no de la solución La reacción de los manifestantes es completamente natural, en el sentido emocional y político del término.

Más allá de la justificación obvia, lo que en el PSOE temen de forma intuitiva, es que a partir del 15M y de las protestas anti-austeridad se está forjando una nueva legitimidad paralela de la cual no se pueden apropiar. La preocupación del PSOE proviene de su incapacidad para reformular en términos de integración en el régimen una demanda tan transversal como es el caso de la vivienda. Es curioso que en la edición dominical de El País, justo en la página siguiente en la que aparecía la foto lacrimógena de Beatriz Talegón, publique una encuesta en donde casi del 90% de los ciudadanos del estado español apoyan las reivindicaciones de las PAH, incluidos los votantes del PSOE y del PP. Como Zizek explica, detrás de toda aspiración hay también un debate sobre su “legibilidad”, es decir, sobre quién es capaz de interpretar mejor en términos discursivos las experiencias concretas. ¿Cómo va a entender lo que pasó ayer en la manifestación Beatriz Talegón? ¿En cuántas movilizaciones contra los desahucios ha participado ella o cualquier otro dirigente del PSOE? Las manifestaciones de ayer y la expulsión de Talegón demuestran que la interpretación del problema de la vivienda y sus soluciones han sido leídas por un movimiento autoorganizado desde abajo, fuera de los canales integradores del régimen. La casta política se limita a sancionar (positiva o negativamente) en el Parlamento lo que las PAH han construido en las calles. La expulsión de Beatriz Talegón y de su acompañante López Aguilar delimita esa dialéctica: una cosa es que os exijamos en el parlamento que apoyéis nuestras demandas y otra bien distinta es que no sepamos que sois el enemigo. Esa identificación es una conquista valiosísima del movimiento, que no olvida que el mismo PSOE que participó en las manifestaciones populares contra el gobierno Aznar fue el mismo que posteriormente constitucionalizó los recortes a través de la priorización del pago de la deuda.

Porque en realidad, a pesar de que Beatriz Talegón sea una arrogante y mediocre burócrata, no es nada personal lo que hay en su expulsión. El relato de la ideología dominante siempre insiste en “personalizar” los conflictos, como si detrás de esos conflictos no se escondieran choques entre clases. Al fin y al cabo, lo que diferencia a Ada Colau de Beatriz Talegón son unos hechos, unos métodos y una legitimidad representativa. Algunos siempre plantearán la pregunta ¿Por qué una puede ir a la manifestación y otra no? Es una pregunta completamente falaz, impregnada de ideología pluralista de corte parsoniano. Beatriz Talegón no puede ir a las manifestaciones porque no todos los políticos son iguales, porque mientras muchos activistas de organizaciones de izquierdas se han ganado el derecho a participar en las manifestaciones, el partido de Beatriz Talegón se ha ganado el derecho a ser expulsado. Son el otro. Están en el otro bando desde hace más de 30 años. Nos manifestamos contra ellos. Eso es lo que no ha entendido Beatriz Talegón y lo que reflejan sus lágrimas. Sería absurdo, una burla, que el representante de un grupo de criminales acudiera a un homenaje de su asesinado, aunque no hubiera participado en la acción misma. ¿Quién no lo expulsaría?

Curiosos son también los llantos moralistas de Beatriz Talegón, quejándose de la crueldad de los manifestantes. Lo que es cruel, moralmente execrable, es que en la reunión de la “Internacional Socialista”, cuando Beatriz Talegón se preguntó retóricamente donde había estado su partido cuando sucedió el 15M y las revoluciones árabes, ninguno de los burócratas allí presentes le respondiera que el PSOE gobernaba en el Estado Español y que en Túnez gobernaba Ben Alí, miembro de la Internacional Socialista y “amigote” de muchos de los que estaban presentes en la reunión. Igual así se hubiera ahorrado el ridículo de ayer. Pero es que en la casta no tienen ni piedad entre ellos.

“La sociedad del espectáculo” devora a sus propias creaciones. Lo más sorprendente es como el concepto de “casta” se vuelve patético: cuando los que viven al margen de la vida cotidiana de los abajo van a su encuentro, se ven obligados a huir, expulsados por la realidad. Las lágrimas de esta chica son las lágrimas del desconcierto. Independientemente de que sus intenciones fueran sinceras, no son honestas. No se puede estar con ellos y con nosotros.

Se trata también, desde nuestro prisma, de mirar la política estratégicamente. Necesitamos a decenas de miles de votantes del PSOE y del PP para construir un bloque social capaz de revertir la barbarie neoliberal. No podemos mostrarnos como rencorosos con otros oprimidos que en el pasado (o en el presente) se hayan identificado con el PSOE, sustituir la pedagogía por fácil reproche o encerrarnos en purismos esencialistas. Pero si que se trata de crear ese bloque social desde una correlación de fuerzas favorable. Se jugarán muchas batallas en torno a demandas concretas: si somos capaces de hacerlas nuestras, de gestionarlas nosotros mismos, desde abajo, de convertirlas en poder político, sin pasar por el filtro de los representantes del régimen, ganaremos. Ayer los manifestantes que expulsaron a la militante socialista dieron una lección de ética política colectiva. En política, la ética empieza por no dejarse engañar, en romper la disociación medios y fines y en desarrollar un lenguaje impenetrable para el otro, en delimitar bandos, en crear barreras que el enemigo no pueda sobrepasar, en decidir quién es tu aliado y quién es tu enemigo. Seamos los de abajo los que marquemos agenda. Porque a Beatriz Talegón y a su agonizante cascaron parasitario llamado PSOE no los necesitamos. La lección que ellos olvidaron mientras configuraban del régimen del 78 nosotros la estamos aprendiendo en las calles: “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos” (K. Marx).

@BraisRomanino
Brais Fernández
Diario Octubre

viernes, 15 de febrero de 2013

Reflexiones sobre Yugoslavia: el «comunismo» anticomunista; Equipo de Bitácora (M-L), 2013


«Durante mucho tiempo cultivé la idea de que Yugoslavia era el «paradigma» autogestionario socialista que Tito y compañía habrían construido, creía que era lo más parecido al socialismo «utópico», una forma superior de la socialización de los medios de producción. Esta idea la construí en base a la lectura de documentos y referencias escritas en los ochenta por los «ideólogos orgánicos» del sandinismo, en la actualidad aún se puede leer algún rescoldo de aquellos argumentos aquí encontraremos parte de las razones del porque en Nicaragua nunca se practicó socialismo más allá de la consigna y la propaganda; con el tiempo y con el desarrollo de mis convicciones políticas fui encontrando peros en los planteamientos «autogestionarios» yugoslavos, no obstante no llegué a escalar lo suficiente en lo ideológico, básicamente por la falta de documentación, que me permitiera cuestionar frontalmente esas posiciones revisionistas como hago ahora que he tomado conciencia objetiva de los hecho (…) Hace muy poco conversando con un buen camarada [NG] me percaté que hasta ese momento todo lo que había leído sobre los procesos económico-políticos yugoslavos eran versiones de terceros; muy interesadas, por cierto, en la propagación del revisionismo yugoslavos al juzgar por la ausencia de la necesaria crítica materialista dialéctica y la abultada propaganda prolija en elogios. Desde ese momento me he dado a la tarea de explorar en la teorizaciones de los autores yugoslavos para desde ahí corregir la confusión en la que incurrí asumiendo que ya las conocía; y es así como llegué al revisionista Kardelj. (...) Ese estudio me ha posibilitado afirmar sin ninguna duda que el «revisionismo yugoslavo» no solo no es socialismo, sino que es enteramente capitalismo por otros medios, comparte con el maoísmo la negación implícita del marxismo-leninismo en lo concerniente a los procesos productivo y desarrollo de la economía socialista entiéndase que la economía es el motor fundamental en la construcción del socialismo, sin economía socialista, esencial e integralmente socialista, no hay socialismo. Incluso me atrevería a afirmar que más allá de simple revisionismo, se trata del más elaborado anticomunismo de cuantos he leído, entre tejido en eso que la prensa capitalista llamó en algún momento como los «razonables marxistas» yugoslavos. «Permítaseme» recordaros que el revisionismo es una fuerza contrarrevolucionaria insertada en el seno del movimiento obrero que ha de ser extirpada sin miramientos.


Pedro Madrigal Reyes

Nota: este artículo si bien es fruto del trabajo personal del camarada Pedro en aquellos días, el Equipo de Bitácora (M-L) en la actualidad subraya todos sus pensamientos.

jueves, 14 de febrero de 2013

Talegón y la enésima pantomima del régimen

Aquí un análisis muy certero al respecto de la pantomima mediática creada en el estado español alrededor de un circunloquio diseñado desde el poder y por el poder, cuyo único objeto es mantener la alienación dominante de la que el pueblo se empieza a despertar… para encontrarse con la verdad, que esta es una lucha de clases, y que la respuesta al capitalismo solo puede ser revolucionaria si se tiene como voluntad conquistar formas superiores de relaciones sociales…

El documento:


Por Tania Estévez
Militante de Iniciativa Comunista

Hace ya casi dos días que nos despertamos con la noticia del rapapolvo que una joven llamada Beatriz Talegón echaba a los miembros de la Internacional Socialista en el Congreso de Cascais. Fue una interpretación tan cuidada, que, unida al fondo pseudorevolucionario cargado de populismo, habrá logrado engañar por lo menos a unos cientos miles de incautos consumidores acríticos de telediarios.

Vamos directamente a la cuestión analizando los hechos que rodean esta triste y sonada pantomima. Empezaremos yendo de lo general a lo particular diciendo que la legitimidad del modelo capitalista, con su sistema de partidos políticos oligárquicos a la cabeza no sólo no logra resolver los problemas del pueblo, sino que tiene a la gran mayoría social, la clase trabajadora, sumida en la desesperación y la pobreza. El mal llamado “consenso del 78” -basado en desarmar a la izquierda revolucionaria tanto teórica, política e incluso militarmente para garantizar el sistema capitalista al servicio de EEUU- no da más de sí para la burguesía española y sus marcas oficiales PP-PSOE. Estas marcas gestoras de los intereses de la gran banca, las multinacionales y, en definitiva los ricos están profundamente desgastadas. No pueden esconder más su carácter antidemocrático con el pueblo a la vez que servicial con los oligarcas. Ante estos desgastes sus gabinetes de marketing realizan estrategias varias amparados en el control total de los medios de comunicación, para relanzar por enésima vez las ilusiones del pueblo en su injusto sistema, haciendo creer que hay capacidad de crítica, alternancia o de modificación de la realidad a favor de los trabajadores dentro del PSOE.

Pasemos a reflexionar más directamente sobre algunas cuestiones que echan abajo la versión oficial aparecida en los medios:

Lo primero, es que este famoso vídeo está siendo reproducido a mansalva por absolutamente todos los medios de comunicación de masas sumado a las redes sociales. Todos, por supuesto, prensa del régimen con un alto grado de simpatía y complicidad hacia la amiga Talegón. En concreto la noticia salió de ABC, luego pasó al grupo Prisa y más tarde por televisiones, hasta terminar siendo difundida por el títere de la progresía anticomunista Jordi Évole. Es curioso que un discurso supuestamente cuestionador de la realidad política y económica existente tenga tan amplia cobertura. Ésta es otra de las pruebas irrefutables de que no es tal cosa, sobre todo porque como afirma Talegón, Rubalcaba le ha felicitado por el discurso (sé que suena a broma de serie B, pero es así).

La segunda cuestión que desmonta la interpretación estelar es comprensible hasta para un niño de teta, y es que, la susodicha es Secretaria General de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas. Si alguien se cree que en una estructura partidaria antidemocrática clásica como la del PSOE/JSE o sus órganos internacionales (1) se puede enmendar la mayor internamente llegando a tal cargo de liderazgo es que está fuera de la realidad. Talegón es completamente consciente de en qué tipo de partido está, las políticas que hace, además de la ‘talegada’ que se levanta por ello sin pensar en un momento en salirse, como confirma en la lamentable entrevista que le han hecho hoy (2).

La tercera, mucho más importante que las anteriores tiene que ver con el papel estructural que cumple la socialdemocracia, en este caso hegemonizada por el PSOE, pero que en un momento clave puede asumir IU, para el sostenimiento del capitalismo. Aquí es cuando resulta verdaderamente vomitivo el oírle pronunciar a Talegón las palabras revolución o socialismo con tanta impunidad ideológica. Me veo forzada a retrotraerme a toda la actividad política del PSOE desde la llamada transición para recordárselas.

En el Congreso de Suresnes de 1974 es sabido que el PSOE financiado con chorros de millones de Carlos Andrés Pérez y Willy Brandt renunció en el papel -ya que en la práctica lo había hecho por lo menos desde los años ’20- a cualquier terminología o análisis marxista de la realidad. Se necesitaban unas siglas para hacer el engaño masivo bajo una ideología histórica, el socialismo, que era una esperanza para las grandes masas de la población (3). Así fueron pasando del famoso chiste de Felipe González “hay que ser socialista antes que marxista” al no menos descojonante “hay que ser español antes que socialista” de José Bono. Y mientras todo esto pasaba entraban en la OTAN y la UE imperialistas, invadían Yugoslavia, Afganistán, Líbano, Libia, privatizaban toda la industria, practicaban el terrorismo de Estado contra la izquierda, aplicaban las reformas laborales más regresivas de la historia, reducían el derecho a paro, amparaban las ETT’s, aprobaban la privatización de la Sanidad con la ley 15/97, reprimían a los trabajadores en las calles, criminalizaban a los luchadores, indultaban a torturadores confesos y un larguísimo etcétera que daría para una enciclopedia del esperpento de la socialdemocracia.

Sinceramente sueño con que Talegón, junto con el resto de dirigentes, acaben algún día en el talego, por supuesto no por ingenuidad, sino por complicidad necesaria con todas las políticas de terrorismo capitalista llevadas a cabo por el partido y las juventudes a las que representa al más alto nivel. El “sólo cumplo órdenes” o creer que lo que se hace es bueno, no exime de responsabilidad.

Por suerte y sobre todo gracias al esfuerzo de muchos militantes de izquierda que se dejan la piel, cada día engañan a menos personas y tienen menos siglas o líderes que quemar. Treinta y siete años bastan para saber que el PSOE es la cara B de los poderosos, que acabará reducido a cenizas cuando los revolucionarios con mayúsculas se decidan a tomar el poder desde la trinchera contraria.

Notas:

(1) Artículo “Lo que sabíamos y no sabíamos de la Internacional Socialista”: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=121119

(2) Entrevista a Talegón en La Marea: http://www.lamarea.com/2013/02/12/entrevista-a-beatriz-talegon-es-fundamental-abrir-las-puertas-para-que-entre-el-aire

(3) Entrevista a Alfredo Grimaldos sobre su libro ‘La CIA en España’: http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article32081

“Aquí es clave sobre todo la refundación del PSOE. El Partido Socialista histórico ya no representaba a nadie, no contaba con peso sobre lo que se estaba cociendo aquí, ni en la lucha antifranquista cotidiana. Tenía mucho más protagonismo el comunismo tradicional, el PCE, y movimientos anarquistas por otro lado. En el Congreso de Suresnes, en 1974, lo que hacen es reinventarse un partido aprovechando unas siglas históricas. El PSOE del que hacen secretario general a Felipe González es un PSOE inventado. El dinero y la cobertura política lo pone fundamentalmente el partido socialdemócrata alemán, que canaliza también dinero de la CIA. Los mismos miembros del Servicio de Inteligencia español, el SECED, toman contacto con el PSOE. E incluso escoltan hasta Suresnes a Felipe González, le dan la documentación y le llevan. Estamos hablando del SECED, el servicio de Carrero Blanco. Y el militar José Faura, que acompañó a González, pasa a ser jefe del Estado Mayor del Ejército en el ‘94, con González ya en el poder.”

Rebelión
Insurgente