«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 26 de marzo de 2013

“Socialismo en un Solo País”

 Stalin y Lenin

A la sombra de la ideología pequeñoburguesa concentrada en el Socialismo del Siglo XXI, se ha reactivado el virulento ataque a los ejes fundamentales del marxismo-leninismo, en especial al concepto referido en el título.

Vale apuntar que el desarrollo del socialismo en un solo país es parte de la teorización materialista dialéctica de Lenin que analiza el desarrollo del socialismo, y las condiciones en las que este se habrá de desarrollar, esta conclusión –que la historia ha demostrado cierta- es el producto de la «Ley del desarrollo desigual del imperialismo» cuya consecuencia última es que las contradicciones máximas en el capitalismo ocurren en el capitalismo periférico, en consecuencia, es en ello en donde se concentran las condiciones objetivas y subjetivas para un proceso revolucionario como efectivamente ha demostrado la historia de los procesos emancipadores.

Es preciso apuntar que el socialismo solo puede ser si se cuestionan las formas de tenencia y concentración de los medios de producción –como expresión de la lucha de clases- propios del capitalismo, y de hecho lo que lo hace posible… Cualquier teorización encaminada a «proteger» esa naturaleza del capitalismo, no solo no es socialismo, sino que es TRAICIÓN al socialismo, a los pueblos… a las luchas proletarias…

Lenin Expresa:

«Sin embargo, como consigna independiente, la de los Estados Unidos del mundo dudosamente sería justa, en primer lugar, porque se funde con el socialismo y, en segundo lugar, porque podría dar pie a interpretaciones erróneas sobre la imposibilidad de la victoria del socialismo en un solo país y sobre las relaciones de este país con los demás.

La desigualdad del desarrollo económico y político es una ley absoluta del capitalismo. De aquí se deduce que es posible que el socialismo triunfe primeramente en unos cuantos países capitalistas, o incluso en un solo país en forma aislada.

El proletariado triunfante de este país, después de expropiar a los capitalistas y de organizar dentro de el la producción socialista, se alzaría contra el resto del mundo capitalista, atrayendo a su lado a las clases oprimidas de los demás países, levantando en ellos la insurrección contra los capitalistas, empleando, en caso necesario, incluso la fuerza de las armas contra las clases explotadoras y sus Estados. La forma política de la sociedad en que triunfe el proletariado, derrocando a la burguesía, será la república democrática, que centralizará cada vez más las fuerzas del proletariado de dicha nación o de dichas naciones en la lucha contra los Estados que aún no hayan pasado al socialismo. Es imposible suprimir las clases sin una dictadura de la clase oprimida, del proletariado. La libre unión de las naciones en el socialismo es imposible sin una lucha tenaz, más o menos prolongada, de las repúblicas socialistas contra los Estados atrasados». (Vladimir Ilich Uliánov, Lenin; La consigna de los Estados Unidos de Europa, 1915)


P.M.; KBML-1917.MK9

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»