«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 2 de marzo de 2013

Lenin sobre Trotsky


«Todo aquel que lleve tiempo militando en el movimiento Marxista ruso conoce la personalidad de Trotsky, y probablemente no considere necesario prestarle atención. Pero para los nuevos camaradas, es importante que lo conozcan, ya que es un ejemplo significativo de los grupitos de exilados que vacilan entre los liquidadores y el Partido.

En los tiempos de la vieja ISKRA (1901-1903) había gente que dudaba entre los economicistas y los iskristas. Cuando ahora hablamos de liquidacionismo, hablamos de una ideología definida, que creció alimentada por el economicismo y el menchevismo a lo largo de 20 años de historia Marxista rusa, y que está indisolublemente ligada a la política e ideología de una clase, la burguesía liberal.

Lo único en lo que el grupo «del pantano» tiene para poder decir que están por encima de las diversas tendencias es que cogen un día de una de ellas y al siguiente de otra. Trotsky fue un iskrista convencido de 1901 a 1903, y Ryazanov lo describía como «de la pandilla de Lenin». A finales de 1903 se convirtió en un menchevique ardiente, desertó de los iskristas a los economicistas. Dijo que «entre la nueva y la vieja ISKRA hay un océano». Entre 1904 y 1905 desertó de los mencheviques y se colocó en una posición vacilante, cooperando con Martinov y defendiendo su absurda teoría de la revolución permanente. En 1907 dijo que con quien realmente estaba de acuerdo era con Rosa Luxemburgo.

Tras un periodo de vacilación, en el que no organizó ninguna fracción, en 1912 volvió hacia la derecha y formó un bloque con los liquidadores. Ahora ha vuelto a desertar, pero en esencia mantiene sus irresponsables ideas. Gente como ésta era característica de la época en la que apenas existía movimiento obrero en Rusia y cada grupúsculo formaba su propia tendencia o fracción, negociando con los otros una parte del poder.

Los nuevos camaradas deben conocer exactamente con quién están tratando, cuando individuos como éstos se presentan con frases rimbombantes y quejas pretenciosas, negándose a aceptar las decisiones del Partido, que desde 1908 ha decidido claramente su actitud frente al liquidacionismo, o a reconocer las experiencias de la clase obrera rusa, que está unida alrededor de éstas decisiones». (Vladimir Ilich Uliánov, Lenin; Ruptura de la unidad encubierta con clamores sobre la unidad, 1914)

2 comentarios:

  1. ¿A qué edición se refriere? ¿de qué editorial? Consulte el Volumen XX de las obras Completas en "Archivo Marxista Internacional" y NO EXISTE tal cita.
    Serías tan amable de indicarme la fuente? Gracias
    mail: lucio@proletario.org

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Vladimir Ilich Uliánov, Lenin; Ruptura de la unidad encubierta con clamores sobre la unidad, 1914) pág.261

      Eliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»