«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 4 de octubre de 2015

Las purgas en el Partido Comunista de Checoslovaquia de los años 50; Equipo de Bitácora (M-L), 2015

[Enlaces de DESCARGA del texto en PDF al final del documento]

«El resumen es simple: las purgas ocurridas en Checoslovaquia a finales de los 40 y principios de los 50, no solo fueron justas, sino que eran necesarias. Se ha visto como los desviacionistas supervivientes fueron promovidos tras la muerte de Gottwald en 1953 para desatar la contrarrevolución. Sin estas purgas efectuadas entre 1945 y 1953, simplemente la contrarrevolución hubiera llegado al poder antes y Checoslovaquia habría abandonado el campo socialista una década antes, convirtiéndose en un país capitalista-revisionista, algo que haría a finales de los 50 con la constitución del revisionismo de tipo jruschovista». (Equipo de Bitácora (M-L); Las purgas en el Partido Comunista de Checoslovaquia de los años 50, 4 de octubre de 2015)


Preámbulo

Nos gustaría analizar, como en otras ocasiones, algunos aspectos fundamentales de la historia del movimiento comunista, de esos que los presuntos «marxista-leninistas» y sus partidos «comunistas» no se atreven ni siquiera a mencionar de pasada no vaya a ser que molesten a alguien y pierdan influencia, ¡también pobre de ellos tampoco están en capacidad de analizar estos temas y sacar conclusiones valiosas!; puesto que dadas sus deficiencias teórico-prácticas, y sus desviaciones, tampoco iban a aportar conclusiones serias.

Hablemos pues de las purgas en el Partido Checoslovaco en los años 50.

Las purgas en Checoslovaquia y en el Partido Comunista Checoslovaco siempre han estado revestidas de motivos propagandísticos en la prensa y propaganda burguesa, sobre todo a partir del Juicio de Praga de 1952. En tanto, entendemos que este documento será un buen ejercicio para desmontar mitos. Entiéndase que aplicamos el término purga como eliminar a alguien de la militancia o cargo del partido comunista por su naturaleza incompatible con el carácter y normas del mismo. Eso incluye desde delitos leves pero reiterados como rehuir la formación ideológica o corregir vicios de la sociedad burguesa, así como grandes crímenes como: espionaje o conspiración en confraternización con el enemigo. Lo mismo puede aplicarse a las purgas de los elementos sin partido en las administraciones públicas de un país socialista. Tomemos como punto de partida una cita de Josef Krosnář de 1952 para entender las purgas en Checoslovaquia:

«En nuestro camino está profundizar aún más la implacable lucha contra el veneno del nacionalismo burgués y el cosmopolitismo de traidores y espías como Vladimír Clementis, Gustáv Husák, Rudolf Slánský, Otto Šling, Márie Švermovej y sus asociados. El espíritu del patriotismo socialista y el internacionalismo proletariado que es el que fija la fraternidad del pueblo checo y eslovaco». (Prolongados aplausos) (Josef Krosnář; Discurso en la Asamblea Nacional de la República de Checoslovaquia, 24 de marzo de 1952)

¿Muchos preguntaran quiénes son todos esos «traidores y espías» a los que hacen mención? ¿A qué se refería el autor cuando habla de la lucha contra las reminiscencias del trabajo de zapa llevado a cabo por elementos de carácter nacionalista burgués y cosmopolita? Pues en lo que respecta al nacionalismo burgués se refiere al promovido por Gustáv Husák o Vladimír Clementis. En cambio cuando se refiere a cosmopolitismo se refiere al promovido y permitido sobre todo por personajes como Otto Šling, Bedřich Geminder y Rudolf Slánský, quienes también fueron conocidos por otros errores y crímenes.

Muchos otros preguntaran. ¿Cómo sería posible la rehabilitación de distintos enemigos del socialismo? A la muerte de Klement Gottwald en 1953, los pretendidos marxista-leninistas en altos cargos del partido como Viliam Široký, Antonín Novotný o Antonín Zápotocký no dieron lo que se esperaba. Algunos se vendieron rápidamente a la nueva ola de revisión jruschovista que venía de la Unión Soviética y otros pese a las reticencias de las reformas del jruschovismo no mantuvieron una posición clara y consecuente de denuncia del proceso contrarrevolucionario que se daría a partir de 1953 manteniendo a lo sumo una un apoyo crítico o una posición centrista, del todo insuficiente. Todo esto incluía el ser benevolentes en las pasadas luchas ideológicas del partido contra las desviaciones y sus rostros visibles, lo que daba pie a la fácil rehabilitación de elementos antimarxistas ya condenados.

Notas

[1] Lectura Online AQUÍ ó Descarga en PDF AQUÍ.

[2] Todos los documentos del autor editados por el equipo de este Blog AQUÍ.

[3] Todos los documentos editados por el equipo del Blog en el apartado BIBLIOTECA.
Otros documentos de interés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»