«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 18 de diciembre de 2014

Los pseudocomunistas y su defensa de que pese a todo, la URSS era «socialista» y era menester apoyarla

Mijaíl Gorbachov y George H. W. Bush en 1990

«
¡Que aquellos que han sostenido durante décadas a los países burgueses-revisionistas y que aún continúan haciéndolo so pretexto de la «defensa del socialismo» consideren el problema desde este ángulo! Para Lenin, la lucha intransigente contra el revisionismo era la condición para la existencia del partido comunista revolucionario. Bien, ¿es que acaso esta lucha es menos necesaria cuando el partido comunista es gobernante? ¿Cuando estos revisionistas usurpan el poder, defendemos mejor el socialismo, a través de la unidad con ellos o denunciándolos y desenmascarándolos? ¡Solamente los pequeño burgueses y los lacayos de la burguesía pueden afirmar que debemos darle cualquier tipo de apoyo, o incluso un apoyo «crítico»! ¡El hundimiento del poder de las camarillas burguesas-revisionistas demostró por otra parte la peligrosidad de tales apoyos, el rol objetivo de engaño y desmoralización en los trabajadores!

[«Se trata de una cuestión de importancia para nuestra propia lucha, ya que muchos obreros consideran que la Unión Soviética todavía es socialista, incluso criticando ciertos aspectos de su política interior y exterior». (L’émancipation; Leyendo el informe presentado por Enver Hoxha en el VIIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, 1982) - Anotación de Bitácora (M-L)]:

«Hay que acabar con este doble juego de la burguesía y el revisionismo, los unos que desacreditan el socialismo sirviéndose de la degeneración de la sociedad soviética, los otros afirmando que el «socialismo ruso» vale más sin embargo que las heridas del capitalismo. Hay que acabar con esto peleando sobre ambos frentes, desenmascarando más y mejor al revisionismo soviético, y en afirmar y contraponer como superior al socialismo auténtico. Los análisis del Partido del Trabajo en este sentido son extremadamente valiosos». (L’émancipation; Leyendo el informe presentado por Enver Hoxha en el VIIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, 1982) (Vincent Gouysse; El socialimperialismo soviético: génesis y colapso, 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»