«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 18 de diciembre de 2014

Desmontando las acusaciones de neo-revisionistas sobre la aparente «bajada de brazos de los albaneses en la lucha de clases» interna y externa

Imagen correspondiente a una de las cabezas del monumento los «Cinco héroes» en la ciudad  albanesa de Shkodra, retirada desde 2009

«En cuanto a la afirmación gratuita según la cual los marxista-leninistas albaneses habrían gritado victoria y se habrían dormido en los laureles, es una afirmación que carece de todo fundamento: Enver Hoxha mismo a menudo recordaba la permanencia del peligro de restauración capitalista, en tanto que existiera el cerco imperialista-revisionista. Insistía por ejemplo en 1976 en el carácter activo y multiforme de este cerco imperialista-revisionista.

[Reproducimos a continuación algunas de las citas de la página que Vincent Gouysse recomienda: 


«El hecho de que, en algún momento, descubrimos y aplastamos a los elementos o grupos aislados hostiles, no nos debe poner a dormir o hacernos creer que los enemigos han sido eliminados por eso. Mientras la lucha de clase prosigue, mientras la presión burguesa hostil se hace sentir del interior y del exterior, el peligro de la aparición de nuevos enemigos y de su acción contra el socialismo subsiste. El partido y el pueblo tiene que estar siempre en guardia, vigilante y revolucionario, deben llevar una lucha de clases resuelta e intransigente y bloquearles así a los enemigos todo acceso por dónde estos pudieran perjudicarnos». (Enver Hoxha; Informe en el VIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania; Obras escogidas, Tomo V, 1 de noviembre de 1976)

Enver Hoxha diría en especial, con relación al cerco imperialista-revisionista: 


«El frente interior y exterior de la lucha contra los enemigos de clase están muy unidos entre sí. Están unidos por la ideología anticomunista y por la necesidad de sostenerse mutuamente en la lucha contra el partido y el orden socialista. Es importante entender no sólo que esta situación seguirá existiendo mientras exista el cerco imperialista-revisionista y los restos del capitalismo dentro del país, sino que esta colaboración puede reforzarse y volverse muy peligrosa si nos mostramos desatentos, si mostramos falta de vigilancia y no combatimos esta acción con determinación. (...) El cerco imperialista-revisionista no es en modo alguno pasivo o simplemente geográfico, es un cerco amenazador y activo, que nos combate en todos los dominios y en todas las direcciones.  No obstante, todavía hay una gente que tiene un diseño superficial y simplista de este cerco, que subestima unas veces el peligro de agresión militar, otras las dificultades que se derivan del bloqueo económico, y otras el peligro de diversión ideológica extranjera. Actitudes de este género son muy nocivas». (Enver Hoxha; Informe en el VIIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania; Obras escogidas, Tomo V, 1 de noviembre de 1976) - Anotación de Bitácora (M-L)].

Años más tarde, evocando nuevos éxitos llevados a cabo por el Partido del Trabajo de Albania, continuaba advirtiendo que:

«Es natural que estos éxitos regocijen nuestro pueblo, pero no deben hacernos creer que todo ahora es perfecto y que podemos dejarnos ir en euforia. Al contrario, todo debe ser fortalecido, nuestras conquistas defendidas y siempre enriquecidas». (Enver Hoxha; Esta maravilla que hicimos es la obra de nuestro pueblo, su obra, la línea justa del partido: Obras escogidas, Tomo VI, 30 de septiembre de 1983)

Que:

«No hay que olvidar que el enemigo no duerme, que estas victorias que hemos logrado están fundadas sobre una justa línea marxista-leninista, habiendo permanecido fieles a los ideales del socialismo y del comunismo, a ejemplo de nuestros grandes clásicos, Marx, Engels, Lenin y Stalin y a través de la lucha de clases dentro del país y en las filas del partido así como los enemigos del exterior, los imperialistas y socialimperialistas, la reacción internacionales y todas sus redes de agentes. La llamada del partido fue y es: «¡Trabajo y vigilancia», por el bien del pueblo y del provenir de las generaciones venideras. ¡Viva el partido! ¡Gloria al marxismo-leninismo!». (Enver Hoxha; Una sipnosis de la actividad secreta del enemigo Mehmet Shehu; Discurso presentado en el IVº Pleno del Comité Central del Partido del Trabajo de Albania: Obras escogidas, Tomo VI, 24 de septiembre de 1982)

También insistía que el contexto internacional estaba caracterizado por:

«Las crisis del mundo capitalista y revisionista, sus complots contra nuestro país, las presiones, los chantajes y los bloqueos organizados periódicamente y que podrán multiplicarse». (Enver Hoxha; El partido siempre fue la fuerza que salvó el país y el socialismo; Extraído del discurso de clausura en el VIIº Pleno del Comité Central del Partido del Trabajo de Albania: Obras escogidas, Tomo VI, 21 de septiembre de 1983)

Lo que para los marxista-leninistas:

«Imponen a todo nuestro partido y nuestro pueblo entero estar alerta, de abrir bien los ojos y de arremangarse  las mangas, y estar en un estado de movilización permanentemente y de agudizar su vigilancia». (Enver Hoxha; El partido siempre fue la fuerza que salvó el país y el socialismo; Extraído del discurso de clausura en el VIIº Pleno del Comité Central del Partido del Trabajo de Albania: Obras escogidas, Tomo VI, 21 de septiembre de 1983)

Concluyendo que:

«Solamente realizando y sobrepasando los objetivos de nuestros planes, ahorrando nuestros recursos y la gestión de nuestros asuntos, gracias a una organización y una dirección científica que podremos rechazar la presión política y económica del mundo capitalista y revisionista». (Enver Hoxha; El partido siempre fue la fuerza que salvó el país y el socialismo; Extraído del discurso de clausura en el VIIº Pleno del Comité Central del Partido del Trabajo de Albania: Obras escogidas, Tomo VI, 21 de septiembre de 1983)

Y además para ello, veían que:

«El fortalecimiento y perfeccionamiento del rol dirigente del partido son una tarea permanente y vital». (Partido del Trabajo de Albania; El Partido del Trabajo a propósito de la edificación y la vida del partido: Enver Hoxha; Informe en el VIº Congreso del Partido del Trabajo de Albania, 1 de noviembre de 1971) (Vincent Gouysse; El socialimperialismo soviético: génesis y colapso, 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»