«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 8 de agosto de 2014

Ortega: Netanyahu tiene el demonio adentro y necesita un exorcismo

Finalmente, tras un largo silencio en medio de la agresión imperialista de Israel sobre Palestina, posiblemente determinado por la visita del representante de la burguesía global, Ban Ki-moon, el presidente de Nicaragua se ha expresado, no obstante sus declaraciones no pasan de ser los mismo axiomas de siempre en el que además se elude hacer un correcto planteamiento de clase o plantear una solución al conflicto, veamos:

1. El problema nazi-sionista no está determinado o encarnado por Benjamín Netanyahu como aparentemente deja ver el comentario de Daniel Ortega, pues sencillamente este es la continuación de una larga lista de líderes supremacistas que han dominado, y dominan, la política interior y exterior del Estado de Israel.

2. Decir que Benjamín Netanyahu merece un exorcismo o que está poseído por un «demonio» es una pueril afirmación que no tiene nada que ver con un análisis de clase del conflicto, es una afirmación ridícula que no excava en las causas de la actual situación de Palestina, y que además deposita la culpa de la nueva agresión israelí sufrida por los palestinos en mano y voluntad de un sólo individuo, encima bajo voluntad de un ser imaginario. Lo cierto es que los cristianos «socialistas del siglo XXI» están acostumbrados a creerse sus cuentos religiosos. Véase el caso de Nicolás Maduro y la «milagrosa reencarnación» de Hugo Chávez en forma de «pajarito» para bendecirle en las elecciones generales venezolanas.

3. Lo cierto, lo único cierto, es que Netanyahu –como todos sus predecesores– es el dirigente de una expresión de la dictadura de la burguesía en su forma más imperialista, chovinista y fascista. Esta burguesía israelí es intrínsecamente brutal, segregacionista, asesina, xenófoba, racista, ridículamente supremacista en sus planteamientos «nacionalistas» y en extremo clasista defendiendo sus intereses burgueses. Pero no se nos debe escapar oportunamente un detalle no pequeño: que tanto el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu como el gobierno nicaragüense frente al cual se encuentra Daniel Ortega son expresiones de la dictadura de la burguesía, aunque uno sea la dictadura abierta y terrorista del fascismo y la otra bajo un marco clásico de democracia burguesa.

4. A la pregunta de: ¿por qué no se condena, etc.? Estas preguntas necias no serian necesarias si se hiciera un adecuando planteamiento marxista-leninista. En cualquier caso, ocurre que existe un nexo indisoluble e innegable entre las burguesías de todas los países. En ese sentido, todos los organismo internacionales son brazos ideológicos de esa burguesía, y puede que se den acciones –por ejemplo desde la ONU– pero nunca irán más allá de lo meramente declarativo, y mucho menos una solución real al conflicto, sesenta años de ocupación así lo demuestran.

Agregamos un documento –8 de Agosto del 2014– que viene a demostrar la complicidad de Ban Kin-moon en los crímenes de guerra cometidos contra el pueblo palestino; en tanto, queda demostrado el oportunismo, la vacilación y la traición cometida.


El documento:


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llamó a imponer sanciones a Israel por su acción militar en la Franja de Gaza y dijo que Netanyahu, el primer ministro israelí, necesita un exorcismo del papa Francisco.

"El primer ministro Netanyahu parece que tiene el demonio adentro. El primer ministro Netanyahu necesita que el papa Francisco le mande a exorcizar y tal vez así se aplaca", cita la cadena Globovisión al mandatario nicaragüense.

"¿Por qué no se condena?, ¿por qué no se sanciona al Estado de Israel?", pregunta Ortega. Según su opinión, Palestina "es víctima de la locura" de Netanyahu, quien tiene como objetivo "aniquilar al pueblo palestino".

El presidente nicaragüense señaló que Netanyahu "pelea con todo el mundo ya", incluidos la ONU y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry. Para el político, Israel está "cometiendo un genocidio", "un verdadero crimen" en la franja de Gaza, "tan terrible que solamente es comparable con los crímenes de los nazis".

RT Actualidad
02 de Agosto del 2014


WikiLeaks: Ban Ki-moon colaboró en secreto con Israel para socavar un informe de la ONU


El secretario general de la ONU colaboró en secreto con Israel para rebajar los términos del informe de investigación que confirmaba la responsabilidad israelí en los ataques mortales a instalaciones de la ONU entre diciembre de 2008 y enero de 2009.

La embajadora de EE.UU. en el Consejo de Seguridad de la ONU, Susan Rice, conversó con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hasta en tres ocasiones el 4 de mayo de 2009 para expresarle su "preocupación acerca del alcance del informe de la junta de investigación sobre los incidentes en las instalaciones de la ONU en diciembre de 2008 y enero de 2009", revela Wikileaks.

En el mencionado informe se resumió la investigación de los ataques perpetrados contra las instalaciones de ONU, donde además de personal se albergaba a civiles palestinos. La junta de investigación reveló que en siete de estos casos la responsabilidad de agresión la tuvieron las Fuerzas de Defensa de Israel, que atacaron con el pretexto de que las pertenencias de la ONU estaban siendo utilizadas con fines militares. Ello sería desmentido por los investigadores. La junta, basándose en los resultados de su investigación, elaboró once recomendaciones para que fueran presentadas ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

La primera de ellas instaba a "buscar el reconocimiento formal y disculpas por parte del Gobierno de Israel después de haber asegurado que los palestinos dispararon desde dentro de la escuela Jabalia y la sede del OOPS" (Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente) ya que la investigación demostró que no había munición alguna en las instalaciones ni que estas hubieran sido utilizadas con fines militares.

Sin embargo, la mayor preocupación de la consejera de Seguridad Nacional de EE.UU. se la provocó el contenido de las recomendaciones 10 y 11 del informe, que llamaban a realizar "la oportuna investigación de otros incidentes relacionados con instalaciones de la ONU y del personal que no se incluyeron" en el citado trabajo de la junta. El documento también instaba a que los nueve incidentes de la ONU se investigaran "más a fondo y que incidentes no relacionados con la ONU que afectan a civiles también [fueran] investigados como parte de una investigación imparcial", revela Wikileaks.

En su conversación con Ban Ki-moon, Susan Rice afirmó que se establecería un mal precedente si el informe de la junta de investigación iba más allá de sus términos de referencia. La representante estadounidense demandó al secretario general de la ONU que esas dos recomendaciones no fueran incluidas en el resumen del informe. Ban Ki-moon explicó a Rice que su capacidad de actuación era "limitada" debido a la independencia de la junta de investigación. "Este fue su informe y sus recomendaciones y no podía alterarlos", remató Ban Ki-moon según evidencia el cable.

No obstante, "la embajadora Rice instó al secretario general a que dejara claro en su carta de presentación al transmitir el resumen del informe al Consejo de Seguridad que las recomendaciones excedían el alcance de los términos de referencia y que no era necesaria adoptar ninguna acción posterior". A ello Ban Ki-moon contestó admitiendo que "su personal estaba trabajando con una delegación israelí en el texto de la carta de presentación".

La embajadora de EE.UU. ante la ONU pidió al secretario general que se pusiera en contacto con ella antes de que la carta y el resumen fueran presentados al Consejo. Después hablaría con Ban Ki-moon hasta en dos ocasiones más. En la segunda de las conversaciones, la representante estadounidense nuevamente "subrayó la importancia de contar con una fuerte carta de presentación que dejara claro que no era necesaria ninguna otra acción [investigaciones más profundas de ataques de Israel] y que había que cerrar el tema".

Tras finalizar su carta, el secretario general llamó a Rice para informar de que su equipo y la delegación israelí habían logrado, en su opinión, redactar una carta de presentación satisfactoria. "Rice agradeció al secretario general sus excepcionales esfuerzos en un tema tan sensible", concluye el cable.

RT Actualidad
08 de Agosto del 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»