«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 11 de febrero de 2014

Venezuela establece precios justos y pone coto a la especulación empresarial

Tenemos muchas dudas y nos sobran las preguntas, hagámoslas pues desde la comprensión marxista-leninista que es la que se pretende en el caso:

¿Qué es un «precio justo»? ¿Qué es una «ganancia justa»? ¿Cómo se determinará que precio es el justo? ¿Y que pasas con los salarios y la diferencia salarial? ¿No es acaso parte de la guerra económica de la burguesía contra los explotados –la ganancia justa–? ¿Qué clase social posee los «medios de producción»? ¿A qué clase sirve el sistema económico-político existente? ¿ A qué clase social beneficia el «plus valor» de ese precio justo? ¿Quiere significa para el gobierno venezolano que desaparece la explotación? ¿Seguirá discurriendo la economía bajo la dictadura de la burguesía y la democracia burguesa en beneficio de esa burguesía que ha visto como su patrimonio se ha expandido exponencialmente en tiempos del «socialismo del siglo XXI»? ¿Las migajas para las masas seguirá siendo la receta de este «socialismo»? ¿La economía seguirá estando determinada por la ley capitalista del valor? ¿En que afecta el «precio justo» al desarrollo de esa supuesta vía a la industrialización? ¿Esa pretendida «industrialización» es agraria, ligera, pesada, etc? ¿La lucha de clases contra la burguesía –considerando hipoteticamente que el PSUV es patrimonio de esa clase– se desarrolla dando concesiones en términos de ganancia y apropiación de la riqueza producida? ¿Es el mismo cuento del «socialismo con economía de mercado» que vendieron los «hipócritas» del revisonismo chino? ¿Qué pasa con los burgueses que concentra el PSUV y que toman parte de esa guerra económica inflando los precios –por qué han y siguen anidando en sus filas–?

El documento:


La recién promulgada Ley Orgánica de Precios Justos en Venezuela entró en vigencia el pasado 23 de enero. Sin embargo, este lunes 10 de febrero es cuando vence el plazo para que empresarios y comerciantes se ajusten a la normativa que establece ganancias máximas del 30 por ciento, a fin de garantizar precios de acuerdo a la estructura de costos de producción y no de la especulación.

De acuerdo con el presidente Nicolás Maduro, uno de los grandes objetivos de la Ley es equilibrar la economía nacional y sembrar las bases del Nuevo Orden Económico planteado por el Ejecutivo, para que el país “dé el salto hacia la industrialización, con base en precios y ganancias justas”.

El reglamento fue aprobado por el Mandatario vía Ley Habilitante y respaldado por una amplia mayoría de la Asamblea Nacional. Se trata de una herramienta para hacer frente a la guerra económica que causó en 2013 una ola especulativa en el país, cuando empresarios y comerciantes vendieron productos esenciales hasta dos mil por ciento por encima de su valor real.

Una vez promulgada, el Gobierno Nacional organizó una serie de talleres por todo el territorio nacional, explicando los alcances de la norma a consejos comunales, dirigentes sociales, autoridades y pequeños comerciantes y empresarios.

La Ley establece sanciones para 30 ilícitos entre sustantivos y genéricos, en el ámbito de las actividades económicas de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios.

Entre las sanciones, destaca la pena de prisión entre dos y 14 años, de acuerdo al delito cometido, siendo algunos de los más graves el contrabando de extracción, el boicot y la desestabilización económica, penados con 14 años.

Asimismo, las infracciones serán multadas con entre 200 y 50 mil Unidades Tributarias, además de la suspensión temporal en el registro de personas que desarrollan actividades económicas, así como con la ocupación temporal o intervención de almacenes, depósitos, industrias, comercios, transporte de bienes por un lapso de hasta 180 días.

No a la corrupción

Días atrás, el Dignatario resaltó que se reforzarán las inspecciones en establecimientos a escala nacional, para dar frente a la guerra económica emprendida por su Gobierno. “No daremos tregua a los corruptos que quieren acabar con los recursos de nuestra patria, eso se acabó, todos unidos triunfaremos en esta lucha”, expresó.

De igual manera, destacó que la participación del pueblo es vital “para que la economía vaya tomando el equilibrio que necesita”, y alertó que hay tomar las riendas para frenar a los sectores de derecha que buscan el desequilibrio económico del país.

“Todo aquel productor del campo, de la ciudad, industrial, agroindustrial de servicios y manufacturero, cuente con el apoyo el Gobierno revolucionario para aportar recursos tecnológico e impulsar su empresa. Vamos a aliarnos, vamos a acabar con las mafias y el consumo masivo”, aseveró Maduro.

Insurgente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»