«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 9 de febrero de 2014

FSLN espera publiquen reformas

Como ya se ha afirmado y confirmado en este espacio, el Frente Sandinista de Liberación Nacional es una organización que funciona como un frente donde convergen diferentes tendencias y clases; o lo que es lo mismo, se trata de un simple partido socialdemócrata. No es por tanto un partido marxista-leninista que dirige un «frente», ni pese a tener la estructura de un frente, es una agrupación de explotados y menos aún proletario, sino un frente multiclasista donde convergen explotados y explotadores, pretendiéndose igualmente como vía al «socialismo», del «socialismo del siglo XXI», –aunque como hemos explicado otras veces, es imposible que este pueda llevarnos al socialismo por lo antes expresado; la convergencia dentro de la organización de intereses antagónicos, y sobre todo, porque dicho frente actualmente, en especial su dirigencia, es una expresión de la burguesía que ostenta el poder dentro de la organización y el Estado–. Es por ello que aspira –por su carácter– a la reforma de la constitución burguesa existente que le permita mantener el poder por intermediación del mecanismo electoral. El frente como organización progresista –y asumiendo su legado– ha de profundizar la democracia burguesa, llevarla a su máxima expresión para que entonces una organización verdaderamente de «vanguardia proletaria» asuma la tarea que el frente históricamente ha evadido cumplir por la acción de la burguesía interna.

Para el desarrollo de esa democracia burguesa debe de ocurrir lo siguiente:

1. Debe de ser convocada una «constituyente» cuyo objetivo sea ampliar a su máxima expresión los derechos políticos y económicos de las masas. La mera reforma de determinados puntos no tiene ese carácter. Es más, y en este caso, resulta profundamente peligroso que militares en «activos» ocupen cargos en instituciones civiles como plantea, incluso históricamente este «concepto» solo ha permitido la consolidación de la dictadura de la burguesía independientemente de su aspecto.

2. Esa constituyente –incluso la reforma que se ha desarrollado debería– ha de contemplar el derecho a la organización «partidaria», en la actualidad completamente coartada por las «cifras» que exigen mínimos para obtener «personería jurídica» con lo que se niega el derecho de organización, que sobre todo limita, más bien niega, la aparición de una fuerza proletaria. O lo que es lo mismo, bajo la constitución burguesa existente es imposible la aparición de una fuerza proletaria, salvo en la «ilegalidad», lo que implica básicamente que una fuerza marxista-leninista solo podría operar bajo condiciones próximas a la «clandestinidad». Se ha de observar que algunos sectores dentro del FSLN se reclaman marxistas-leninistas, reducto del pasado, pero estos son escasos y en su mayoría responden a conceptos teóricos eclécticos, y ni siquiera se plantean la organización de una fuerza marxista-leninista, un defecto muy pronunciado en la historia de Nicaragua. 

La creación de una organización de clase proletaria no sería necesario si ese frente pasara a convertirse en «frente de explotados» o de «proletarios», pero esa posibilidad quedó agotada en los ochentas.

 El documento:


Edwin Castro Rivera

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), espera que el próximo lunes entren en vigor las reformas a la Constitución política, al ser publicadas por el diario oficial La Gaceta.

"¿La reforma? Yo creo que sí, eso espero", respondió este sábado el coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro Rivera, al ser consultado sobre ese tema.

En declaraciones a los periodistas, informó que el Parlamento ha preparado una nueva versión impresa de la Carta Magna con las reformas incluidas.

Castro hizo una amplia exposición sobre las reformas a la Constitución ante estudiantes de la Universidad Hispanoamericana (HUISPAM).

"La Universidad Hispanoamericana me pidió que viniera a darle una cátedra sobre las Reformas Constitucionales, y con mucho gusto pues, dentro esa vocación de profesor, vine hablar con los estudiantes de la facultad de derecho de la HUISPAM" sostuvo Castro.

Refirió que ese tipo de actividad se ha hecho con alumnos de la UCA y que puede hacerlo con cualquier universidad que lo requiera desde el punto de vista académico.

Declaraciones del diputado del FSLN Edwin Castro Rivera

La nueva Constitución permite instalar a militares activos en instituciones civiles, reactivar a oficiales en retiro y mantener en sus cargos a miembros del gobierno. Además, modifican los límites marítimos para incorporar el área reconocida por el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y otros aspectos políticos y sociales para el desarrollo del país.

También incluye una reforma en materia político-electoral para integrar a candidatas a los cargos de elección popular en una proporción del 50 por ciento para todos los casos, ya sean comicios nacionales, municipales y regionales.

Institucionaliza la alianza entre el gobierno y empresarios, que ha resultado en amplios consensos desde el inicio de la administración del Presidente Daniel Ortega en 2007.

También establecen que el presidente sea electo con la mayoría simple de votos, en una sola vuelta, a diferencia de ahora que puede ser escogido con al menos el 40 % de los votos o si obtiene el 35 % y supera en al menos cinco puntos porcentuales al candidato en segundo lugar, de lo contrario, se va a una segunda vuelta entre ambos.

Facultan al presidente dictar decretos ejecutivos con fuerza de ley y a nombrar a militares y a policías en servicio activo en cargos públicos.

Radio La Primerísima

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»