«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 17 de enero de 2014

Myanmar: budistas extremistas acuchillan a musulmanes

No solemos reproducir documentación de estas características en el blog, pero entendemos que este caso reviste un ejemplo concreto de la nefasta naturaleza de toda expresión religiosa —más allá de cualquier campaña de márquetin encaminadas a hacerlas pasar por amantes de la paz o cualquier otro subterfugio—. Las religiones son expresiones absolutistas y totalitarias del pensamiento más retardatario dentro del bagaje cultural de la humanidad…

El documento:


Una muchedumbre de budistas arrasó una aldea aislada en el oeste de Birmania (Myanmar), acuchillando a su población musulmana de la etnia rohingya, entre ellos a mujeres y niños.

En la agresión, posiblemente, haya entre 10 y 60 muertos, según han informado este viernes Chris Lewa, activista del grupo Proyecto Arakan, y un lugareño.

El ataque tuvo lugar el pasado 14 de enero, en el estado occidental de Rajine (donde se concentra la mayor parte de los musulmanes del país), según el activista del proyecto Arakan.

Este grupo de derechos humanos ha documentado, durante más de una década, los abusos contra miembros de la minoría musulmana rohingya.

Las tensiones se han intensificado en la región desde el pasado mes, cuando los monjes de un movimiento extremista local, conocido como 969, recorrieron la zona y, mediante sermones ofrecidos con altavoces, incitaron a la expulsión de todos los rohingyas.

Una fuente local, bajo condiciones de anonimato, ha señalado que la violencia es consecuencia del hallazgo de tres cadáveres en una zanja cerca de la aldea de Du Char Yar Tan.

Los recolectores de leña que descubrieron los restos mortales consideran que las víctimas podrían pertenecer a un grupo de ocho rohingyas, que desaparecieron tras haber sido detenidos por las autoridades.

Tras el descubrimiento, cinco policías se dirigieron a la aldea para confiscar los teléfonos de la población local, en los que guardaban imágenes de los cadáveres hallados.

Por su parte el Gobierno de Myanmar ha confirmado la tensión en la zona, pero ha descartado que hubiera víctimas mortales.

Myanmar, un país predominantemente budista, de 60 millones de habitantes, vive una violencia sectaria desde hace casi dos años, en la que más de 240 personas han perdido la vida y otras 140,000, principalmente musulmanas, se vieron desplazadas.


Hispan TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»