«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 20 de diciembre de 2013

La nueva ley del aborto deja a las españolas sin derecho a elección

Es curioso, pero observemos como gobiernos aparentemente distantes desde el punto de vista ideológico coinciden en sus particulares «cruzadas» inquisidoras y fundamentalistas que se desarrolla a través de la modificación de sus respectivos marcos legales existentes. De hecho esto ha creado una suerte de desafortunada competencia por ver quien crea las leyes más restrictivas entre por ejemplo el gobierno del Frente en Nicaragua (en este caso no solo se modificó el marco legal sino que se creó un vacío legislativo al respecto que ha sido felicitado por la sexta católica de católica «Opus Dei»), el de la «revolución ciudadana» en Ecuador, y el de la ultraderecha del PP en el Estado español.

Estamos asistiendo a la liquidación del laicismo por el fundamentalismo reincorporado al Estado por la extrema-derecha neoconservadora estadounidense y copiado por los demás.

El documento: 




El Gobierno español ha aprobado el anteproyecto de ley para la "protección de la vida del concebido y los derechos de la mujer embarazada", que busca reemplazar la actual ley que permite abortar sin restricciones hasta la 14.ª semana de embarazo.

De acuerdo con la iniciativa, las mujeres únicamente podrán abortar en caso de violación hasta las doce semanas de gestación y si existe riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre hasta las 22.

Asimismo, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha precisado que si "existe riesgo psíquico para la mujer" por la existencia de anomalías fetales "incompatibles con la vida", se requerirán dos informes: uno sobre el riesgo de daño para ella y otro sobre el estado del feto, en el que "quede probada" dicha incompatibilidad.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo en Bruselas el viernes que la reforma a la ley sobre aborto fue una promesa electoral y que esencialmente restaura los límites que existían en 1985.

La mayoría de la oposición rechaza la propuesta de ley, al igual que la mayoría de los grupos feministas del país, que insisten en el derecho a la elección libre.


RT Actualidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»