«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Venezuela, posible víctima de un golpe de Estado suave igual que el de Yugoslavia en 1999

Por supuesto que hay paralelismo en las acciones de la burguesía nacional e internacional para revertir los endebles procesos en ambos casos; pero vayamos más allá de lo que es evidente, vayamos a las causas: ambos procesos imbuidos de un profundo revisionismo de la teorías socialistas se dedicaron por igual a proteger el capital privado, manteniendo una suerte de economía mixta, ambos se desarrollaron hacia la disipación de la lucha de clases, ambos Estados a pesar de decirse en proceso al socialismo mantuvieron -mantiene en el caso de Venezuela- intensas relaciones económicas con todas las expresiones del imperialismo... En definitiva, el revisionismo del llamado "genuino" socialismo del siglo XXI no es más que la repetición de la viejas revisiones...

Para profundizar en el tema recomendamos la lectura de los documentos "El Revisionismo del Socialismo del Siglo XXI" y "La «Autogestión» Yugoslava; Teoría y Práctica Capitalista".

El documento:


Un informe denuncia estrategias de sabotaje contra Caracas parecidas a las que se urdieron contra la antigua Yugoslavia en 1999, y entre las cuales figura la táctica del golpe de Estado suave que resultó en la deposición del presidente Milošević.

En apenas seis meses, en Venezuela se han registrado graves fallas eléctricas, desabastecimiento de alimentos y una inflación desbordada que ha afectado la vida de los venezolanos. Según el Gobierno del país, se trata de un plan orquestado por la derecha nacional e internacional para desestabilizar su gestión. Más concretamente, es el partido opositor Primero Justicia, vinculado desde sus inicios al ala más extremista del partido republicano estadounidense, quien lleva adelante este denominado 'golpe suave' para hacerse con el control de las mayores reservas petrolíferas del mundo.

Para lograr la ingobernabilidad y derrocar a un presidente a través de métodos no violentos, el filósofo estadounidense Gene Sharp ideó el 'manual del golpe suave', que, entre otras cosas, plantea la aplicación de operaciones psicológicas y boicots económicos. Propone tres etapas: la protesta, la no cooperación y la intervención. "La doctrina Obama de intervención indirecta, de golpe suave, es tan dura como la guerra preventiva que nos enseñó Bush luego del ataque a las Torres Gemelas", insiste Menry Fernández, coronel y coordinador de estudios de posgrado de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela.

"Acabamos de ver un paro profesoral y universitario cuando ya había sido aprobado un aumento, un paro sin ninguna justificación. Estamos viendo amenazas de paralización de los servicios de salud y educativos, cuando acaban de ser anunciados aumentos para los trabajadores de esos sectores. (...) Pero ahora esa vocería se retira del escenario y se hace aparecer ante el país como consecuencia de una crisis generalizada de gobernabilidad, palabra esencial para entender la estrategia de la oposición", sostiene, por su parte, el periodista investigador venezolano William Castillo.

La dirigencia opositora, por su parte, dice que sin tener que esperar mucho tiempo ni tomar los caminos violentos del pasado, podrán salir de la revolución bolivariana. "La agenda no está totalmente definida, creo que van a seguir los caminos constitucionales, como dicen, caminos no violentos, pero todavía no los tienen claros", opina el analista argentino Pablo Andrés Gambandé.


RT Actualidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»