«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 26 de noviembre de 2013

Obrero de la construcción será candidato de la izquierda panameña

Habría que aclara si se trata de un candidato de izquierda capitalista -a la usanza del socialismo del siglo XXI-, o uno verdaderamente de izquierda, es decir, que pretenda el socialismo, y si es este último el caso resulta necesario determinar si su ideario es o no revisionista, o incluso si se encuentra bajo otros espectros políticos. Considérese que la extracción social no es ninguna garantía, es algo que ya deberíamos de haber aprendido, ni siquiera el hecho de que se englobe bajo la izquierda. El ejemplo concreto está en el caso de Lula en Brasil bajo cuyo mandato el país desarrollo una política-económica tecnocrática propiamente neoliberal y hasta imperialista, muy a pesar de la verborrea revolucionaria desarrollada por el PT-Corporation.

Al provenir de movimientos de retaguardia -el candidato no proviene de un entorno comunista, y aunque procediera de uno no es garantía para un proceso al socialismo, el caso de Maduro es un ejemplo- se intuye que carece de la necesaria formación político ideológico que se espera de una vanguardia proletaria, recordemos que los sindicatos tienen tendencias más bien tradeunionistas, incluso anarquistas. No obstante, vale expresar que Morales en Bolivia proviene de un movimiento de retaguardia y muy a pesar de esa condicionalidad se ha mostrado más próximo al socialismo que el resto de líderes regionales; eso sí, no ha podido superar el capitalismo.

Tampoco olvidemos que en la actualidad sencillamente juegan a tomar parte del sistema electoral democrático burgués, en consecuencia legitimando la funcionalidad del Estado clasista bajo la dictadura de la burguesía.

El documento:

Genaro López

El líder sindical, Genaro López, fue elegido este domingo candidato presidencial para las elecciones generales de 2014 en Panamá por el izquierdista Frente Amplio por la Democracia (FAD), en las elecciones primarias del partido.

López ganó las elecciones primarias con el 71 por ciento de los sufragios, por delante del dirigente indígena Celio Guerra, que obtuvo el 25 por ciento, según el escrutinio de 221 mesas de las 226 habilitadas para votar, lo que hace los resultados irreversibles, según el FAD. 

“Hoy comienza el camino hacia la victoria total”, dijo López ante sus seguidores tras ser proclamado ganador.

“Queremos un país donde se distribuya la riqueza, se respete la democracia y los derechos humanos y eso sólo es posible si el pueblo panameño se incorpora a la propuesta del FAD”, añadió el candidato.

Según López, de alcanzar el gobierno se tomarán “medidas urgentes” para enfrentar la inflación y la pobreza, potenciar el sector agrario y evitar que los servicios sanitarios y educativos sean “un negocio como actualmente”.

El FAD, nutrido principalmente por el Frente Nacional por los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), del que forman parte organizaciones populares, campesinas, indígenas, gremiales y el Suntracs, surgió en 2011.

Con un presupuesto limitado, logró constituirse en partido político este año, después de conseguir las más de 64.000 firmas de apoyo que le exigía el Tribunal Electoral.

Según su programa político, el FAD aspira a “refundar” el país para cambiar el orden económico, político y social para lograr una mayor distribución de la riqueza y evitar “la podredumbre” en el Estado panameño.

“Respetaremos la democracia, los derechos humanos y el ambiente”, manifestó López, histórico dirigente del poderoso y beligerante sindicato de la construcción Suntracs.

Hasta el momento, el candidato oficialista José Domingo Arias por Cambio Democrático (derecha) y los opositores Juan Carlos Navarro por el Partido Revolucionario Democrático (socialdemócrata) y Juan Carlos Varela por el Partido Panameñista (derecha) son los aspirantes presidenciales reconocidos para las elecciones generales del 4 de mayo de 2014.

Según López, el resto de candidatos son “lo mismo” porque pertenecen a partidos políticos “tradicionales” que son “los verdugos” del pueblo por las medidas “antipopulares” que han tomado cuando han gobernado.

López denunció recientemente que su vehículo fue tiroteado presuntamente por la policía mientras viajaba junto a su familia.


Insurgente


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»