«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 24 de noviembre de 2013

El sexteto e Irán llegan a un acuerdo histórico sobre el programa nuclear

Varias lecturas:

1. Con este acuerdo, el gobierno electo, pone fin a la lucha antiimperialista desarrollada por Irán, la que ha de ser reconocida aún cuando sea un Estado en manos de la burguesía, y que las contradicciones por las que se ha desarrollado son esencialmente contradicciones no antagónicas en el seno de las fuerza capitalismo-neoliberal.

2. Con la firma, Irán renuncia explícitamente a la construcción de una arma de disuasión de una inmensa importancia. Sin menospreciar el hecho de que Irán no solo tienen un importancia geoeconómica para el imperialismo sino y fundamentalmente geoestratégica, lo que lo que lo hace candidato a una intervención militar. Estamos ante el preámbulo del error cometido por la Jamahiriya de Gadafi que resultó en la destrucción a la que asistimos.

3. La administración iraní ha pasado por alto que el elemento condicional en la región es el armamento nuclear en manos del nazi-sionismo, y el acuerdo no alcanza ningún compromiso al respecto, máxime cuando hay una intencionalidad belicista reiterada por parte de Israel.

El documento:


El sexteto (Rusia, EE.UU., China, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán han llegado a un acuerdo histórico sobre el programa nuclear de la República Islámica.

"Este acuerdo significa que estamos de acuerdo con la necesidad de reconocer el derecho de Irán a tener energía nuclear para fines pacíficos, incluido el derecho a enriquecer, pero hay que entender que quedan varias cuestiones por preguntar a la república iraní, y el mismo programa será sometido a un estricto control de la OIEA. Este es el objetivo final, pero ya figura en el documento de hoy", dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, a los periodistas.


Qué dice el documento


La OIEA mantendrá un control completo sobre el programa nuclear de Irán durante seis meses, señaló Lavrov. El canciller ruso reveló que "durante estos seis meses Irán tendrá que tener congelado todo su programa nuclear, no instalará nuevas centrifugadoras y no dará ningún paso que pueda ser vinculado con el funcionamiento del reactor de agua pesada en la ciudad de Arak".

Según el acuerdo, Irán se ha comprometido a no enriquecer uranio a más del 5%. Además, Irán tendrá que neutralizar todas sus reservas de uranio enriquecido al 20%. La Casa Blanca anunció que Irán aceptó transformar uranio enriquecido al 20% a menos de un 5%.

Irán concederá a la OIEA acceso a las instalaciones para la producción y el almacenamiento de centrifugadoras, y las minas de uranio.

EE.UU. y la UE atenuarán las sanciones contra Irán para los primeros seis meses que esté vigente el acuerdo, dijo el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov. "Durante estos seis meses no solo se observará el status quo, sino que en este período continuarán las negociaciones para llegar a un acuerdo final sobre los parámetros que se requieren para las actividades nucleares pacíficas de Irán, principalmente para la producción de combustible para las centrales nucleares, los reactores de investigación, los reactores que producen isótopos con fines médicos o con otros fines humanitarios", dijo el jefe de la Cancillería rusa.

Lavrov también expresó su esperanza de que el paso dado por el sexteto e Irán ayude a crear las condiciones necesarias para la celebración de una conferencia sobre el establecimiento de una zona en Oriente Medio que esté libre de armas nucleares.

El canciller de Irán, Mohammad Yavad Zarif, ha subrayado, por su parte, que el derecho de Teherán a continuar su programa nuclear se reconoce en el acuerdo dos veces. Al mismo tiempo el jefe de la diplomacia estadounidense John Kerry dijo que el documento no incluye el derecho de Irán a enriquecer uranio.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha declarado que Irán "debe tener posibilidad de acceso a la energía nuclear".

A su vez, la Casa Blanca informó que EE.UU. dejará vigentes las sanciones contra el Banco Central de Irán y más de 20 bancos grandes del país.

Según anunció el secretario de estado de EE.UU. John Kerry, Irán obtendrá 4.200 millones de dólares, de los 100.000 millones de activos que tiene congelados por Occidente, como parte de un acuerdo con las grandes potencias sobre su programa nuclear. Según John Kerry, el derecho de Irán a enriquecer uranio y tener un programa nuclear pacífico será el tema de las futuras negociaciones del acuerdo final.


"El acuerdo ha sido posible gracias al cambio de poder en Irán"


El acuerdo ha sido posible tanto gracias al cambio de poder en Irán como a los esfuerzos de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, señala el analista en Oriente Medio y el mundo islámico Wilfredo Amr Ruiz. "Ya que ha llegado a este punto (…) Irán va a tener un grado de apertura sin comprometer el derecho a enriquecer uranio y que no está dispuesto a negociar", señala el analista.

"A medida que haya garantías [de que el programa nuclear de Irán no se convierta en un programa bélico] y que siempre esté abierto, que haya verificación internacional, creo que el acuerdo va a ser algo exitoso y eventualmente va a lograrse un acuerdo permanente", sostiene Amr Ruiz.


RT Actualidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»