«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 26 de noviembre de 2013

Dictan medida preventiva de ocupación para tiendas venezolanas Daka

El problema, su causa y su solución, no se encuentran en la ocupación de una u otra empresa privada, pues bebe directamente del carácter ecléctico revisionista-reformista del PSUV, de su nula beligerancia en la construcción de las bases económicas que permitirán la marcha al socialismo; el problema está en que la burguesía venezolana no solo ha conservado buena parte el poder político, sino que sigue teniendo intacto, en sus manos, buena parte del poder económico y sobre todo mediático con el que además es capaz de comprometer la gobernabilidad del Estado; incluso participa del gobierno 'revolucionario'. Y si bien puede que la medida tenga algún efecto, por el 'miedo' que pueda generar dentro de algunos sectores burgueses, seguirá subyaciendo la defensa de la propiedad privada como parte de los ejes económicos de la administración venezolana, de la constitución del país varias veces reformada, y del programa del PSUV que expresa:

«Bases del modelo productivo de la transición al socialismo: 1. Eliminación de propiedad privada monopólica nacional y extranjera sobre los medios de producción, especialmente los esenciales. 2. Promoción de la propiedad privada no monopólica con función social. 3. Promoción de empresas mixtas con mayoría accionaría del Estado y progresivo control de los trabajadores y trabajadoras, bajo las siguientes condiciones: (a) Con empresas extranjeras: transferencia tecnológica y del conocimiento, realización de inversiones sociales correlativa al monto de la inversión, cumplimiento riguroso de las leyes y el contrato establecido, garantía de respeto a la madre tierra y la soberanía nacional. (b) Con Consejos Comunales: transferencia progresiva de propiedad estatal a propiedad comunal, en función de la eficiencia, honestidad en la administración del bien y acumulación comunitaria del excedente económico. 4. Promoción de la propiedad comunal, forma de propiedad colectiva que sólo puede usufructuarse en comunidad. 5. Propiedad Estatal, como forma indirecta de la propiedad colectiva. 6. Propiedad personal consistente en el patrimonio personal y familiar, que no puede usarse para la explotación de trabajo ajeno». (Bases programáticas del Partido Socialista Unido de Venezuela –PSUV–)

La solución pasa por la agudización de la lucha de clases y por la construcción de la dictadura del proletariado.

El documento:


La cadena de tiendas Daka recibió una medida preventiva de ocupación y operatividad temporal, en el marco de la lucha que Venezuela lleva a cabo contra la guerra económica impuesta al país.

Según una resolución del Ministerio para el Comercio, difundida hoy en la Gaceta Oficial, el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios dictó la medida a las empresas: DKZL C.A., DKLara C.A., DKCaracas C.A., DKBoleíta C.A. y DKVal C.A.

Asimismo, la norma jurídica designó al director del Servicio Desconcentrado de Bienes y Servicio de la Fuerza Armada, Josué Carreño, para que administre a las empresas objeto de la medida mientras permanezca en vigencia.

Durante la fiscalización por parte del Gobierno para enfrentar la especulación y el acaparamiento ese grupo de tiendas tenía márgenes de ganancia cercanos al mil 200 por ciento.

Además, recientemente el ministro para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez, explicó que en esa empresa se incurría en la compra de mercancías con las llamadas compañías de maletín propias, para poder justificar los altos precios.


Prensa Latina


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»