«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 28 de noviembre de 2013

China controla la casi totalidad de las exportaciones de crudo de Ecuador

Varias cosas:

1. Vale apuntar que resulta demagógico, repulsivo, que se califique a Correa como socialista, sencillamente es y siempre será un representante de la clase dominante, un burgués. Eso sí, pretende un capitalismo más blando en comparación al neoliberalismo;

2. Esa Latinoamérica que se reclama bajo la bandera del 'socialismo' del siglo XXI ha cometido el mismo error de todos los revisionismo, en realidad no es un error propiamente sino parte de su lógica teórica unitarista entre antagonistas de clase; es por eso que vemos como esos Estados pretendiendo liberarse del imperialismo estadounidense -lo que no han conseguido con éxito- se han lanzado en brazo de otros imperialismo, especialmente el Chino, el Ruso y hasta la Unión Europea.

3. En todos los casos en que están implicados los imperialismos se han dado garantías que rompen todo el marco constitucional existente, e incluso se ha procedido creando uno con ese fin. En Nicaragua tenemos un ejemplo específico de lo que está ocurriendo que vale ser estudiado desde el punto de vista económico-político e ideológico, incluso se han cedido derechos soberanos, y todo se ha respaldado con las reservas del Banco Central en el caso del Canal Interoceánico.


El documento:


La sed de China por el petróleo extranjero ha alcanzado niveles nunca vistos: el control casi total de las exportaciones de crudo de Ecuador, según documentos a los que ha tenido acceso la agencia Reuters.

Según dicha agencia, en noviembre del 2012, el gerente general de la petrolera estatal Petroecuador, Marco Calvopiña, fue enviado a China para ayudar a conseguir 2.000 millones de dólares en financiamiento para el gobierno.

Las negociaciones, que incluían el compromiso de vender millones de barriles de crudo ecuatoriano a empresas estatales chinas hasta el 2020, se dilataron por días. Ansioso, Calvopiña amenazó con regresar.

“Si los documentos de la Fase III de la transacción no son firmados en los próximos días no puedo permanecer en Pekín”, escribió en una carta confidencial al Banco de Desarrollo de China a la que Reuters tuvo acceso. Pero en realidad Calvopiña no tenía más alternativa que esperar.

Sin acceso a financiamiento externo desde el incumplimiento del pago de 3.200 millones de dólares en deuda en el 2008, Ecuador ahora depende mucho de fondos chinos, que deberían llegar a cubrir un 61 por ciento de los 6.200 millones de dólares en financiamiento que el Gobierno necesita este año.

A cambio, China podrá recibir hasta un 90 por ciento de las exportaciones de crudo ecuatoriano en los próximos años, un trato inusual en el diversificado mercado petrolero de hoy día.

“Este es un cambio importante y dramático”, dijo René Ortiz, un ex ministro de Energía de Ecuador y secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. “Nunca ha puesto el Ecuador su crudo como garantía para sus necesidades de deuda externa”.

Ecuador, un pequeño exportador de la OPEP, bombea alrededor de 520.000 barriles de petróleo por día (bpd), cerca de un 5 por ciento de la producción de Arabia Saudita. Pero el papel de China en la nación andina muestra que las petroleras del gigante asiático se están transformando en importantes operadores en mercados de energía al otro lado del planeta.


Revendido a EEUU


El petróleo que Ecuador vende a las empresas chinas puede ser revendido en cualquier parte. De hecho, menos de 15.000 bpd se quedarán este año en China. Buena parte del crudo ecuatoriano es revendido a Estados Unidos.

El presidente Rafael Correa, un socialista crítico del poder que las grandes petroleras occidentales y las operadoras privadas de energía tuvieron en el pasado en Ecuador, ha elogiado los acuerdos con China como un ejemplo de comercio exitoso entre dos cercanos aliados.

Pero Ortiz y otros críticos dicen que la dependencia de los créditos chinos en condiciones cada vez más desventajosas puede dañar la competitividad de Petroecuador, afectar la transparencia de una industria petrolera que representa la mitad de las exportaciones de Ecuador y distanciar al país de otros acreedores.

Contratos, presentaciones de las compañías y calendarios de embarques de crudo muestran cómo China llegó a dominar la comercialización de los 360.000 bdp exportados por Ecuador desde que su mayor petrolera, PetroChina , ofreció a Petroecuador los primeros 1.000 millones de dólares en financiamiento a mediados del 2009.

En abril del 2010, compañías chinas estaban recibiendo alrededor de una tercera parte de las exportaciones ecuatorianas de crudo. Un año más tarde, los volúmenes casi se habían duplicado. A mediados del 2013, empresas controladas por el Estado chino recibían un 83 por ciento de las exportaciones de petróleo de Ecuador.

Cuando fue anunciado el último préstamo en agosto, el monto del financiamiento que China prometió a Ecuador durante la presidencia de Correa llegó a casi 9.000 millones de dólares, equivalente a un 11 por ciento del Producto Interno Bruto ecuatoriano.

Alrededor de un 60 por ciento de esos envíos de petróleo son manejados por PetroChina, la segunda mayor petrolera de capital abierto del mundo detrás de ExxonMobil, y el brazo público de la matriz estatal China National Petroleum Corp (CNPC). La estatal Unipec, la unidad de comercialización de la gigante Sinopec Corp y otras compañías chinas se llevaron volúmenes menores, según los calendarios de embarques.


Ofertas de financiamiento


La creciente sed de Pekín por recursos naturales llevó a empresas chinas a ofrecer al menos 100.000 millones de dólares en financiamiento relacionado con petróleo alrededor del mundo.

China ya controla crecientes volúmenes de crudo procedente de Venezuela, donde ofrecieron préstamos por al menos 43.000 millones de dólares. En Rusia los préstamos podrían superar los 55.000 millones de dólares, en Brasil son de al menos 10.000 millones y en Angola de alrededor de 13.000 millones de dólares.

En Ecuador, firmas chinas participan además en yacimientos petroleros y en un proyecto de refinería. La mayor parte de las transacciones de préstamos no otorga a China el control directo de los pozos, reservas u oleoductos. Los créditos son pagados con el dinero que resulta de las ventas del crudo de Petroecuador a las empresas chinas.

“Nos aseguran financiamiento para el país a cambio de que les demos la seguridad de que les vamos a vender crudo a precios internacionales”, dijo el entonces ministro de Finanzas, Patricio Rivera, a la televisión estatal este año.

PetroChina International dijo a Reuters que sus acuerdos con Ecuador “son contratos comerciales puramente normales entre dos compañías” y “han demostrado ser mutuamente beneficiosos”.

La petrolera china declinó discutir los términos de esos acuerdos. Una portavoz de Petroecuador también declinó hacer comentarios y la oficina del presidente Correa no respondió preguntas formuladas por Reuters.


Libre Red

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»