«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 30 de octubre de 2013

Sobre el "socialismo"-cristiano

Comandante en Jefe Carlos Fonseca Amador

"(...) Un programa revolucionario debe quitar la máscara a la demagogia socialcristiana, que ante la despiadada lucha de la clase capitalista contra la clase proletaria, pretende alcanzar la conciliación de las clases sociales. La experiencia histórica, alcanzada por los pueblos del mundo al costo de heroicos sacrificios, enseña que no puede haber paz entre ricos y pobres, entre millonarios y trabajadores. La experiencia histórica enseña que no puede haber más situaciones que las siguientes: o los ricos explotan a los pobres, o los pobres se liberan eliminando los privilegios de los millonarios (...)"

Mensaje del Frente Sandinista de Liberación Nacional a los estudiantes revolucionarios


1 comentario:

  1. Nuevamente aquí hermano.

    “Hicimos la revolución con el FSLN.
    Yo no quería ser Ministro, pensaba volver a Solentiname a mi vida de antes.
    Ser Ministro es para mi una cruz.
    Yo no soy un político,
    soy revolucionario, soy un monje y un poeta.
    A mí me hizo marxista el Evangelio de Jesucristo”
    Ernesto Cardenal. Ministro de Cultura durante el periodo donde Nicaragua lucho por las libertades del pueblo.
    Por este hecho fue suspendido a divinis desde el vaticano.

    “Soy un sacerdote esencialmente misionero.
    Viajo por la causa de la Paz, de la Justicia y de la Dignidad de mi pueblo”
    Miguel D´Escoto.Ministro de Exteriores del mismo periodo que los hermanos Cardenal

    Este es el cristianismo que me interesa , lo demás es humo de gas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»