«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 9 de octubre de 2013

El difunto rabino Yosef propuso exterminar a los palestinos

Permítasenos la sinceridad, pero este muerto es de esos "hijos de puta" cuya muerte hace de este mundo un lugar mejor...

El documento:


Por Javier Villate

Murió Ovadia Yosef, el líder espiritual del partido ultraortodoxo israelí Shas. Fue rabino jefe de los sefardíes y era considerado una de las autoridades religiosas más importantes del país. A su funeral asistieron miles de israelíes.

Yosef era un racista redomado. Los palestinos, que eran para él “serpientes venenosas”, debían ser exterminados: “Que Dios los destruya con una plaga”, dijo. Apología del genocidio, sin paliativos. No se refirió a algún grupo de palestinos o a los “terroristas”. Se refirió a “los palestinos”, a todos los palestinos, sin excepción.

Y recordemos que era el líder espiritual de un importante partido político israelí, que ha sido parte en varias ocasiones de gobiernos de coalición, como lo es actualmente.

Quienes analizamos con pretendida honestidad el conflicto palestino-israelí nos solemos encontrar, cuando denunciamos hechos como este, con réplicas del tipo “es un hecho aislado”. Son réplicas cínicas. Quienes afirman eso no suelen saber si lo que dicen es cierto o no. Solo tratan de salir del atolladero. Pero además de cínicas, esas réplicas son falsas. No son hechos aislados. Resulta extraño considerar que el líder espiritual de un partido gobernante es un “hecho aislado”.

Podríamos realizar una breve investigación y exponer aquí una serie de “hechos aislados” que conformarían una auténtica marea racista y filonazi. Ni eso convencería a los fanáticos.

A finales del año pasado, el hijo del ex primer ministro israelí Ariel Sharon, Gilad, dijo al Jerusalem Post que había que “arrasar todo Gaza”. Todo el artículo era una llamada a destruir Gaza, a hacer como los norteamericanos en Hiroshima y Nagasaki. ¿Es Gilad Sharon un “hecho aislado”?

Hace algunos meses, otro líder religioso, el rabino Mordejai Elyahu, que murió recientemente, dijo que centenares de miles, incluso millones de civiles palestinos debían ser exterminados si seguían lanzándose cohetes desde la Franja de Gaza.

Todavía resuena en mi deteriorada memoria la propuesta de un parlamentario israelí para ahogar a todos los presos palestinos (los más de cinco mil presos) en el Mar Muerto.

En mi comentario de ayer, incluí una foto de una pintada que dice “¡Gas para los árabes!”. Si esto no es nazismo, ustedes me dirán qué es. ¿Cuántos “hechos aislados” configuran una realidad característica?

Una gran parte de la sociedad israelí es extremadamente racista, neonazi, partidaria de exterminar o expulsar a los palestinos de sus tierras y hogares (que es lo que se está haciendo), porque ellos, los palestinos, los que llevan siglos viviendo en Palestina, son los “verdaderos invasores” de la Tierra Prometida, son “serpientes venenosas”, “cucarachas”, subhumanos, bárbaros, “árabes”, a los que se puede maltratar, humillar, agredir, expulsar y matar, con la bendición de Dios y de rabinos como Yosef.


Blog Disenso
Palestina Libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»