«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 9 de octubre de 2013

EE.UU. y Europa provocaron una reacción en cadena que afectó a China y Sudamérica

Cuando se pasa de un imperialismo para apostar por otro suceden cosas como estas ¿Será que en algún momento actuaremos consecuentemente y dejaremos de confiar en la inversión extranjera -deuda externa- como instrumento de "desarrollo"? ¿Será que en algún momento seremos capaces de trazar una línea programática que se fundamente en nuestras fuerzas productivas y los recursos disponibles? Bueno, primero habría que ser consecuentemente socialistas...

El documento:


El desarrollo de China se desaceleró, lo que está perjudicando a otras economías del mundo, sobre todo a las de América Latina. 'La culpa' es de EE.UU. y Europa, opina el analista Isaac Cohen.

China crecerá más lentamente a medio plazo que en los últimos años: un 7,6% en 2013 y un 7,3% en 2014, según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional. Para el FMI, esto pasará factura "a muchas otras economías", en primer lugar a las emergentes y en desarrollo.

"El hecho de que el crecimiento en China esté desacelerándose, está causando una disminución de la demanda a nivel mundial que está perjudicando el crecimiento de toda la economía", explica Cohen. Acentúa que en primer lugar se ven dañadas las economías sudamericanas. La disminución de la demanda por las materias primas que China "ha importado prácticamente sin freno" durante los años en los que su economía estaba creciendo al 10% ha perjudicado gravemente, sobre todo, a América del Sur, que estaba exportando minerales y productos agrícolas hacia China, comenta Cohen.

Según detalla el analista, se debe a las crisis de EE.UU. y la zona euro, que provocaron una reacción en cadena. "Las economías industrializadas, que son los principales mercados para las exportaciones de China, están teniendo dificultades de crecimiento: EE.UU. no está creciendo lo que estaba creciendo antes, Europa tampoco, ni Japón. Entonces, para la economía china es difícil aumentar sus exportaciones en estas circunstancias", concluye el analista.


RT Actualidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»