«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 17 de septiembre de 2013

Presidenta de Brasil aplaza visita oficial a EE.UU. por espionaje

Estoy firmemente convencido que la reacción de Dilma se debe al oportunismo y a la necesidad de ganara la popularidad que se le escapó con las protestas; diversionismo en definitiva, considero:

1. Dilma sabe -cualquiera con un poco de conocimiento de geoestratégica lo sabe- que no le van a dar una respuesta "satisfactoria" y tampoco la garantía de que no volverá a ocurrir, y sencillamente la anulación de la visita no resuelve el problema, ni lo pone en vías de resolución, pues Brasil es tecnológicamente dependiente de las metrópolis en lo que a telecomunicaciones se refiere... Obsérvese que tenerlas incluso producirlas no las hace propias...

2. Si tienen la intencionalidad de combatir el espionaje entonces no solo se deben de enmarcar en el practicado por Estado extranjeros, sino y fundamentalmente con el que desarrollan las corporaciones -cerebro del imperialismos-, que por cierto tienen amplísimos intereses en Brasil, entre otras cosas por las facilidades dadas por el PT(Corp) en el gobierno con Lula primero y luego con Dilma.

3. Dar respuesta al incidente, resolverlo definitivamente, requiere de la expulsión del capital internacional y nacionalización de los medios de producción... Pero el PT(Corp.) no está en capacidad ideológica y programática de desarrollarlo... Ni estará bajo esa su condicionalidad...

El documento:

Dilma Rousseff

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aplazó hoy una visita oficial a Estados Unidos, prevista para el 23 de octubre, debido a que no recibió respuestas concretas de Washington sobre las actividades de espionaje contra ella, sus asesores y la compañía petrolera Petrobras.

"Dada la proximidad de la visita de Estado prevista para Washington -y ante la falta de una investigación oportuna de los hechos, con las explicaciones correspondientes y el compromiso de cese de la actividad de interceptación- no están dadas las condiciones para la realización de la visita en la fecha previamente acordada", informa un comunicado de la Presidencia.

La nota señala que la mandataria Brasil y su par estadounidense, Barack Obama, dialogaron la víspera por teléfono y decidieron posponer este viaje.

Brasil entiende la importancia y la diversidad de la relación bilateral basada en el respeto y la confianza mutua, pero considera que las prácticas de interceptación ilegal de las comunicaciones y datos de los ciudadanos y las empresas son una amenaza seria a la soberanía y los derechos individuales, indica el texto.

Se trata de una actividad que es incompatible con la convivencia democrática entre los países amigos, muestra el comunicado.

El gobierno brasileño espera que una vez resuelta la cuestión del espionaje, el país reciba respuestas concretas, la visita de Estado tendrá lugar tan pronto como sea posible, con el propósito de impulsar la construcción de una asociación estratégica a niveles aún más altos, concluye la nota.

La decisión acontece después de que el canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo Machado, se reuniera con la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, en Washington, y no recibiera una respuesta clara y escrita sobre el espionaje.


Prensa Latina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»