«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 12 de agosto de 2013

¿Qué harán los Mexicanos?

O despertamos como pueblos, o nos terminarán vendiendo –a los seres humanos- como simples artículos de consumo para el capital nacional e internacional…, ese que mueve todos los hilos del poder… Y no nos equivoquemos, la receta es la misma en todos los países de la región, y del mundo, extranjerización de todos los recursos que estén en espectro de acción de las corporaciones…

Así pues, México se enfrenta no solo a la nacionalización de un recurso –símbolo de su soberanía- que de hecho ya ha sido privatizado y hegemonizado por su clase burguesa, sino al despojo absoluto de ese recurso por terceros países, procurado por la clase burguesa, que busca insertarse en el mercado neoliberal global en el campo de los hidrocarburos.

Lo curioso de este asunto es que el neoliberal Peña Nieto llegó al poder en medio de actos de corrupción, y todas las administraciones de la región lo respaldaron, incluido los ALBA… Paradójico o la simple lógica del unitarismo…

El documento:


El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, presenta este lunes una propuesta de reforma en el sector energético que abre la puerta a la privatización del petróleo.

El mandatario hará pública su iniciativa en el salón Adolfo López Mateos, de la residencia oficial de Los Pinos, la cual será posteriormente enviada al Congreso de la Unión para su debate.

La reforma energética ha despertado una intensa polémica en el país, en torno a la propuesta de apertura al sector privado en esa medular industria y la modificación del artículo 27 de la Constitución, lo cual es rechazado por los sectores de la izquierda.

Ese artículo preserva al petróleo como propiedad de la nación, luego que esta industria fuera nacionalizada por el gobierno del general Lázaro Cárdenas (de 1 de diciembre de 1934 al 30 de noviembre de 1940).

En la iniciativa que ya presentó el PAN se permite la apertura de Petróleos Mexicanos (Pemex) al capital privado en diversos componentes de esa industria.

Mientras que el PRD reiteró su oposición a la modificación de la Constitución en lo relativo a este sector y propone fortalecer a Pemex a través de cambios estructurales y la modificación del régimen fiscal.


PL


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»