«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 25 de agosto de 2013

Partido Comunista Revolucionario de Egipto: Los Hermanos Musulmanes tenían armas pesadas en el campamento de protesta

Como ya hemos plasmado reiteradamente…, el conflicto en desarrollo en Egipto se da a efectos de los intereses de dos expresiones de la burguesía, ambas al servicio del imperialismo… En ese contexto las fuerzas revolucionarias continúan siendo marginales, y sea cual sea el ganador, su organización queda postergada…

El documento:


Comunicado del Partido Comunista Revolucionario de Egipto

¿Qué pasó realmente el 14 de agosto de 2013 en El Cairo durante los enfrentamientos en el campamento de los Hermanos Musulmanes?

Lo primero que debemos hacer, es alertar sobre lo que sucedió el 14 de Agosto en los campamentos de protesta de los reaccionarios y fascistas Hermanos Musulmanes, es que la información que están ofreciendo los medios de comunicación está en parte equivocada.

Primero: No era un campamento de protesta pacífica simple. Los Hermanos Musulmanes tenían allí varias ametralladoras pesadas, así como otras armas de gran calibre.

Segundo: Cuando la policía egipcia intentaba disolver el asentamiento, lo hizo en un principio sin armas, utilizando gases lacrimógenos para disolver a los manifestantes, y de este modo confiscar las armas, pero en ese momento las ametralladoras de los Hermanos Musulmanes abrieron fuego contra la policía, provocando varios muertos y heridos entre las fuerzas de seguridad. Además, casas circundantes fueron tiroteadas. Sólo entonces la policía disparó sobre la manifestación, provocando también muertos entre los partidarios de los Hermanos Musulmanes.

Lo ocurrido en El Cairo no debe considerarse como un hecho aislado. Los ataques de los Hermanos Musulmanes a las Fuerzas Armadas no se produjeron por primera vez durante estas protestas, y se vienen sucediendo en todo el país, incluso en los pueblos más pequeños.

Los atentados terroristas de los Hermanos Musulmanes se han dirigido hasta la fecha contra los tribunales y las instituciones del gobierno y la administración pública, curiosamente contra hospitales, y contra estaciones de policía, hay al menos 25 ataques confirmados.

Los ataques fueron llevados a cabo, de acuerdo con todos los informes que posee el Partido Comunista Revolucionario de Egipto, con armas pesadas como ametralladoras de gran calibre y cohetes.

Los objetivos específicos de las milicias islamistas armadas (no sólo por los de la Hermandad Musulmana) también han sido instituciones cristianas, tales como iglesias, sirviendo esto para sembrar la discordia y la división en el pueblo egipcio. Las fuerzas islamistas fascistas están diciéndoles a sus fieles que quien mate a un cristiano, ganará la inmortalidad. Pero también las fuerzas seculares críticas son atacadas por las milicias islamistas.

En la actualidad existe una lucha de poder entre dos fuerzas reaccionarias, los Hermanos Musulmanes, con un proyecto imperialista occidental y otras fuerzas islamistas nacionales. Las fuerzas revolucionarias como el Partido Comunista Revolucionario de Egipto no está involucrado en este conflicto de intereses, pero se ha demostrado que el proyecto imperialista para estabilizar la región a través de los Hermanos Musulmanes ha fracasado.

El actual gobierno y los gobernantes militares no son quienes deben, ni quieren, llevar a cabo una política en interés del pueblo egipcio en la zona. Asumieron el cargo de gobierno, debido principalmente a la gran desestabilización que sufría el país.

Pero debe observarse en todo caso, que las fuerzas terroristas reaccionarias han sido subestimadas, y deben de ser las fuerzas revolucionarias y progresistas las que dirijan una contundente batalla contra el fascismo islámico con todas sus consecuencias, pero sin una alianza con el gobierno militar ni dejar entrar en la misma a los líderes del ejército. Es una situación complicada.

Gracias por su tiempo, saludos fraternales revolucionarios de sus camaradas y continuo éxito en su trabajo.


Partido Comunista Revolucionario de Egipto
larepública.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»