«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

viernes, 9 de agosto de 2013

La quinua en Bolivia ha pasado de ser alimento "para pobres a un lujo para ricos"

La quinua o quinoa es un ejemplo concreto más del resultado de que la economía de una país se enfoque en la exportación para elevar el PIB…, de hecho se trata del mecanismo capitalista de producción que se rige por la ley del valor, la demanda, el máximo beneficio…. Y mientras eso ocurre los pueblos no solo son despojados de sus bienes básicos, sino de su milenaria cultura y forma de vida…

El crecimiento económico no puede justificarlo todo…, la exportación no puede justificarlo todo ni ser el objetivo fundamental de nuestras economías. De las primeras obligaciones de todo movimiento o proceso que se pretenda en vías del socialismo es dejar de producir mercancías y en su lugar producir bienes…

Pero claro, no será distinto mientras la economía sea decididamente extractiva, capitalista al fin; mientras la economía no hable en socialismo, toda su actividad estará dirigida a beneficiar a la clase dominante… en detrimento de las masas…

El documento:


La quinua de ser un producto del pueblo se ha convertido en un lujo en Bolivia, el primer productor mundial del 'grano de oro' de los Andes. El incremento de las exportaciones de este producto ha hecho que se eleve su precio en el país andino.

Durante siglos, en medio del altiplano boliviano, las comunidades indígenas han cultivado la quinua, de la que se extrae una semilla similar a un cereal, considerada uno de los alimentos más nutritivos.

Esta fue una de las razones que llevó a Naciones Unidas a declarar el 2013 el Año Internacional de la Quinua. Bolivia es el mayor productor, pero, paradójicamente, una gran parte de sus habitantes ha dejado de consumirla. 

"Antes costaba bien barato, valía dos bolivianos (unos 0,28 centavos de dólar) la libra. Ahora está costando caro y yo ya no compro mucho (…). Antes era comida para los pobres, ahora para ricos", comenta Marta Zaire, una ama de casa boliviana.

Mientras Ernesto Conde lamenta que buena parte de la población se priva de consumir este pseudocereal debido a que su precio lo hace "un poco inaccesible".

Comida para indios, así se llamaba a la quinua antes, porque eran precisamente los estratos más humildes los que la consumían. Su bajo precio hizo que se convirtiera en uno de los productos nacionales de Bolivia, donde más del 50% de la población vive bajo el umbral de pobreza.

La internacionalización del producto ha hecho que los precios suban en el principal país productor, donde la quinua cuesta ahora tres veces más que hace cinco años. Y los responsables de este ascenso son los propios productores, que comenzaron a trabajar para empresas exportadoras de este alimento andino.

Las exportadoras han ayudado a mecanizar un proceso milenario. La misma cantidad de quinua que antes se procesaba en un mes de manera tradicional, ahora está lista en tan solo 24 horas. También las formas de producción de esta planta se han diversificado, además de la quinua convencional, se elabora productos orgánicos para llegar a un sector en auge en países de Europa y América del Norte.


Bolivia perdería el liderazgo en el cultivo de la quinua


Según datos oficiales, desde 2006, la demanda de la quinua en el extranjero ha aumentado un 1000%, y sigue creciendo.

"Ahora se requiere mayor capital operativo y también mayor capital de inversión para que esta producción vaya creciendo a la par que la demanda internacional", explica Alfonso Quinteros, gerente administrativo financiero de la empresa Saite, procesadora de quinua.

Pero su internacionalización es un arma de doble filo ya que no solo ha provocado el descenso de su consumo entre un amplio sector de la población boliviana, sino que además pronto podría acabar con las altas expectativas de los productores locales.

"En base al crecimiento de esa demanda, en muchos países está en sus programas el sembrar quinua. Y también nos preocupa que muchos científicos estén interesados en tropicalizar y tal vez, adaptar este producto a otros niveles del concepto territorial", advirtió el presidente de la Asociación de Productores de Quinua de La Paz, Juan Ernesto Crispín Canabiri.

Los cultivos del 'grano de oro' de los Andes se expanden de forma acelerada por todo el mundo. Su buena adaptación a cualquier tipo de terreno hace que muchos países la hayan comenzado a sembrar para convertirse en productores en vez de importadores. Esta rápida expansión hace peligrar la supremacía productiva que hasta ahora tiene Bolivia, y muchos se preguntan hasta cuándo la quinua podrá llamarse producto nacional en una tierra donde ya ha perdido buena parte de sus consumidores.


RT Actualidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»