«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 12 de agosto de 2013

La institucionalidad (institucionalización) y hegemonía reformista en el Foro de São Paulo

El Foro de Sao Paulo (FSP) no es más que un órgano que ha sido hegemonizado por el reformismo (no es una mera descaracterización) desde el aspecto económico -especialmente determinado por la hegemonía del PT-Corporation-, desde la financiación de la organización, es en ese hecho que se ha de comprender todo las líneas de acción de la organización y la integración de partidos tan distantes, incluso enfrentados, en lo que a elementos ideológicos se refiere… Particularmente, tengo la plena certeza que el FSP solo podrá que degenerar en el futuro, sus planteamientos lo han alejado completamente de cualquier propósito al que llamar revolucionario… Igualmente comprendo a los camaradas del PCB, que buscan una cierta incidencia en la organización; no obstante sus esfuerzos carecen de realismo y objetividad, pecan de voluntarismos; con toda certeza concluirán en fracaso…

El documento:


Comunicado del PCB

El Foro de São Paulo del cual el PCB es miembro fundador, cada año profundiza su proceso de institucionalización y pérdida de identidad.

La posesión de Lula en 2002, fue el momento de inflexión. Ya descaracterizado y degenerado ideológicamente, el PT hegemoniza de forma innegable el Foro de São Paulo y se pone al servicio del proyecto de desarrollo del capitalismo brasilero, con el objetivo estratégico de una integración Latinoamericana bajo la hegemonía brasilera, para hacer del país una potencia mundial.

El Foro de São Paulo se transformó en canal de transmisión del capitalismo brasileño que, valiéndose de la muerte de Chávez, instrumentaliza y expande el MERCOSUR (una integración de mercados), para ocupar más espacios y así apoderarse y enterrar el ALBA, la integración soberana, solidaria y complementaria de nuestra América.

Intentando afirmar al Foro como brazo regional del neodesarrollismo brasilero, el PT pasa a privilegiar los procesos electorales en detrimento de las luchas de masas, procurando en cada país contribuir política y materialmente para las elecciones de gobiernos alineados con la hegemonía brasileña. Esto significó la descaracterización del Foro de São Paulo, nacido como una articulación antiimperialista con carácter anticapitalista.

En este desvío, gradualmente fue anulado el protagonismo de organizaciones revolucionarias y se privilegió una ampliación cuantitativa, heterogénea, policlasista, con énfasis en partidos socialdemócratas e social-liberales, llegando al punto del Foro ser integrado por partidos antagónicos y adversarios en sus respectivos países.

El papel principal pasó a ser de los partidos que participan de gobiernos y los que pueden tener posibilidades de ser gobierno, lo que significa garantía de contratos para empresas brasileñas.

Una vez fortalecido en América Latina, el Foro de São Paulo ahora tiene el objetivo de internacionalizarse como una alternativa mundial reformista, inclusive en contraposición al movimiento comunista internacionalista.

A pesar de este análisis, el PCB está presente en este evento, para luchar contra la hegemonía reformista, dialogando con las fuerzas políticas con las cuales tenemos afinidad, contribuyendo modestamente para una necesaria articulación revolucionaria Latinoamericana. A nuestro juicio los reformistas, hoy más que nunca, son grandes enemigos de la revolución socialista, pues engañan a los trabajadores y los desmovilizan, facilitando con esto el trabajo del capital.


Partido Comunista Brasileiro – PCB
Tercera Información

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»