«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 10 de agosto de 2013

El agua radiactiva fluye inevitablemente al océano desde la central de Fukushima

Esta es una de las noticias más censurada por los medios de (in)comunicación y de hecho se trata del mayor desastre nuclear ocurrido a la fecha, en palabras de Arnold Gundersen, ex vicepresidente de la industria nuclear de EEUU, consideró en el 2011 que el accidente estaba muy por encima del ocurrido en Chernóbil: “Los datos que estoy viendo muestran que estamos encontrando lugares peligrosos más lejos que en el caso de Chernóbil, y la cantidad de radiación en muchos de ellos era la cantidad que llevó a que algunas áreas se declarasen tierra de nadie en Chernóbil. Vemos que se encuentran kilómetros cuadrados a 60 y 70 kilómetros del reactor. No se puede limpiar todo eso. Todavía hay jabalíes radioactivos en Alemania, 30 años después de Chernóbil.”

Natalia Mironova, ingeniera termodinámica y experta rusa en energía atómica, en abril del 2011 consideró que: “Chernóbil fue como la explosión de una bomba sucia. La nueva bomba sucia, o sea Fukushima, va a salir más cara en términos humanos y económicos. Chernóbil estaba a nivel 7 (el máximo) y había un solo reactor accidentado en una catástrofe que duró dos semanas. En Fukushima, estamos en la tercera semana y son 4 los reactores que están en una posición muy peligrosa".

Sin embargo, Fukushima, tras dos años, sigue sin solucionar la fuga radioactiva…, los medios de (in)comunicación siguen ausentes…

El documento:


Las barreras que impedían la fuga radiactiva al océano desde la siniestrada central nuclear de Fukushima ya son incapaces de cumplir su función, según informó la operadora TEPCO.

El agua subterránea acumulada en los sótanos de la central, contaminada con altos índices de tritio y estroncio, se ha elevado 60 centímetros sobre la barrera y se está vertiendo al Pacífico, admitió TEPCO.

TEPCO y la agencia para los recursos naturales y energía están tomando medidas para reforzar la barrera protectora de una manera urgente.

La empresa informó en un comunicado este viernes que comenzó a bombear el agua contaminada desde uno de los pozos de extracción instalado entre los edificios que albergan los reactores y el mar.

Esta semana el Gobierno nipón advirtió de que la central, epicentro de la crisis atómica en Japón, vierte a diario cerca de 300 toneladas de agua radiactiva subterránea al mar, al filtrarse desde los sótanos de los reactores.

TEPCO trabaja para preparar un sistema de 30 tuberías en la zona del puerto, justo frente a los maltrechos reactores, que espera tener listo para mediados de mes y que le permitirá extraer hasta 100 toneladas de este agua subterránea por día.


RT Actualidad


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»