«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 21 de julio de 2013

Se invierte el tráfico de armas en Siria

Un dato verdaderamente interesante…, los imperialismo ha puesto todo de su parte para proporcionar armamento avanzado a los mercenarios-terroristas del “ELS” con el objeto de derrocar al gobierno Sirio, y de paso neocolonizar el país… Pero ante el empuje del pueblo sirio, de sus cuerpos militares, y las sucesivas derrotas, ese armamento proporcionado no solo está cayendo en manos del ejército del país, sino que la mismo está siendo objeto de transacción cuyo beneficiario inmediato es una organización antiimperialista antisionista, Hezbolá, con grandes vínculos con la rama militar de HAMAS.

El documento:


Mientras los Estados occidentales entonaban su letanía de que «¡Bachar tiene irse!» y presentaban el derrocamiento del régimen sirio como algo inevitable, diferentes jefes militares estuvieron vendiendo a los «rebeldes» sus alijos de armas antes de huir hacia Europa o Estados Unidos.

Ante el carácter ya evidente del fracaso occidental, la dirección del flujo de armas se ha invertido.

A finales de junio de 2013 y principios de julio, el Hezbollah libanés realizó dos importantes transacciones con varios jefes del Ejército «Sirio Libre». La Resistencia libanesa adquirió por esa vía cohetes antitanque y RPG de fabricación rusa que Arabia Saudita había entregado a los «rebeldes».

La segunda transacción se realizó a precios muy bajos, un millón de dólares, antes de que los «rebeldes» huyeran a Occidente con el fruto de su venta.


Red Voltaire


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»