«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 30 de julio de 2013

Evo anima a los cristianos a apoyar la Teología de la liberación

Cuando leo o escucho estas afirmaciones –vergonzosas y vergonzantes- solo puedo concluir lo siguiente:

1. "Nuestros" líderes, en mayoría, hablan de socialismo pero desconocen los fundamentos inherentes al Socialismo, que a su vez se nutren del materialismo histórico. Esto los lleva a pretender el absurdo de que el socialismo puede ser idealista…

2. Que la pretensión de que el cristianismo –y cualquier religión- es fuentes de liberación, de emancipación de los pueblos, de revolución incluso; no es más que el fruto del desconocimiento del verdadero contenido de las religiones, como expresiones de idealismo, de su contenido patriarcal, machista, misógino, racista, supremacista, nacional-chovinista, y toda una serie de expresiones contrarias al socialismo…

3.- Que la teología de la liberación es una respuesta a las contradicciones dentro del seno de la iglesia católica, no tienen ninguna otra importancia…

4.- Que por todo lo antes expresado Jesús no era socialista –una expresión ya empleada por otros líderes de la progresía regional-, primero porque no hay datos históricos que demuestren su existencia más allá de los mitos bíblicos, segundo porque en ese momento histórico del desarrollo dialéctico de la historia solo había posibilidad de estar con los esclavos o con los esclavistas, y al juzgar por esta cita; Jesús estaba con los esclavistas; obsérvese como actúa curando a un esclavo para que continúe siendo esclavo…

Lucas 7:2-10: Había allí un centurión que tenía un sirviente enfermo, a punto de morir, al que estimaba mucho. Como había oído hablar de Jesús, envió a unos ancianos judíos para rogarle que viniera a curar a su servidor. Cuando estuvieron cerca de Jesús, le suplicaron con insistencia, diciéndole: "El merece que le hagas este favor, porque ama a nuestra nación y nos ha construido la sinagoga". Jesús fue con ellos, y cuando ya estaba cerca de la casa, el centurión le mandó decir por unos amigos: "Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres en mi casa; por eso no me consideré digno de ir a verte personalmente. Basta que digas una palabra y mi sirviente se sanará. Porque yo —que no soy más que un oficial subalterno, pero tengo soldados a mis órdenes— cuando digo a uno: "Ve", él va; y a otro: "Ven", él viene; y cuando digo a mi sirviente: "¡Tienes que hacer esto!", él lo hace". Al oír estas palabras, Jesús se admiró de él y, volviéndose a la multitud que lo seguía, dijo: "Yo les aseguro que ni siquiera en Israel he encontrado tanta fe". Cuando los enviados regresaron a la casa, encontraron al sirviente completamente sano.

El documento:


El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó este lunes su apoyo a la iglesia Católica, si decide relanzar la Teología de la Liberación (TL) y aseguró que Jesucristo fue "el primer socialista" y que todo cristiano debe ser "un revolucionario".

Morales, un indígena de tendencia izquierdista, relató en un acto público en La Paz su asistencia a la última misa que ofreció el papa Francisco en Rio de Janeiro, Brasil, el domingo pasado, en el cierre de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

"Si la iglesia Católica es para relanzar la Teología de la Liberación, estamos acá para acompañar ese principio religioso de liberación de los pueblos", afirmó Morales, durante un acto donde entregó una fábrica que industrializará hojas de coca en mates.

Luego acotó: "también escuché la semana pasada ¿qué dijo el Papa?: el cristiano debe ser un revolucionario en este tiempo, si no, no es un cristiano, a mí me ha sorprendido ese mensaje, el cristiano tiene que ser un revolucionario, si no, no es cristiano".

Morales también manifestó a renglón seguido: "Nosotros somos revolucionarios, Jesucristo fue el primer socialista del mundo que ha dado su vida por los demás".

El presidente boliviano alabó en el pasado varias veces la "Teología de la Liberación", una corriente católica nacida en América Latina, en la década del 80, tras el Concilio Vaticano de la década del 50, ambos en el siglo pasado, que privilegiaba la opción por los pobres.

El Vaticano, bajo el pontificado de Juan Pablo II (1978-2005), acusó de marxista a la Teología de la Liberación y sancionó a varios sacerdotes que abrazaron esa causa.

El papa Francisco, quien defendió en Brasil "una Iglesia pobre y cercana a los pobres", minimizó la TL, a la cual se refirió -sin mencionarla directamente- como una de las "enfermedades infantiles" que ha superado Brasil.

El presidente Morales, quien ha tenido fuertes roces con la jerarquía católica boliviana, a la que acusó de apoyar a la derecha opositora, recordó al sacerdote jesuita español Luis Espinal, quien simpatizó con ideas de izquierda y fue asesinado en 1980 en Bolivia, por paramilitares de derecha.

Sobre el papa Francisco, Morales manifestó que "me ha sorprendido su sencillez", que puso en evidencia en una reunión con gobernantes invitados por la anfitriona Dilma Rouseff, en la que también estuvo la argentina Cristina Kirchner.

Sobre esa cita, el gobernante boliviano relató: "en ese contacto que tuvimos, no públicamente, el Papa ¿qué me dijo?: me dijo 'Evo, mi admiración, te acompaño con bendiciones y bendiciones', tres veces ha repetido el término de bendiciones, me ha sorprendido de verdad".


Insurgente


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»