«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 27 de junio de 2013

Reducción del 14 al 31% para las fuerzas terrestres de Estados Unidos

Cuando la máxima expresión del neoliberalismo global se ve empujada a adelgazar los presupuesto de sus cuerpos castrenses, la única institución del estado que se ve beneficiada en ese sistema al tiempo que todo lo demás es reducido a escombros…, nos da una idea firme del panorama desolador que se esconde tras la cortina de la crisis económica financiera global que afecta al neoliberalismo en general, y en particular a las potencias imperialistas.

El documento: 


El general Raymond T. Odierno, jefe del estado mayor de las fuerzas terrestres de Estados Unidos, anunció una reducción del 14% de los efectivos en el espacio de 4 años. En conferencia de prensa organizada el 25 de junio de 2013, el general precisó además que si se mantiene en 2014 lo que llamó el «secuestro» del presupuesto militar, la reducción podría extenderse al 31%.

Las fuerzas terrestres estadounidenses (US Army) cuentan actualmente 570 000 efectivos. La reforma prevé reducir los efectivos a 490 000 hombres, lo cual implicaría la desaparición de 12 brigadas de combate. Si el presupuesto de 2014 fuese igualmente restringido, el número de efectivos de las fuerzas terrestres se reduciría a 390 000 hombres.

Por su parte, la US Air Force ya desactivó 33 unidades de combate, o sea más 500 aviones. En esas condiciones, Washington ya no podría emprender ninguna guerra de envergadura a corto o mediano plazo.

Durante el periodo que va de 2001 a 2010, el presupuesto militar de Estados se había elevado en más del doble.


Red Voltaire


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»