«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 8 de junio de 2013

No había civiles en Qoussair


Los periodistas que han podido visitar la ciudad siria de Qoussair a raíz de su liberación por el Ejército Árabe Sirio comprobaron allí la ausencia total de civiles.

Desde el comienzo de la batalla de Qoussair, el OSDH (Observatorio Sirio de los Derechos Humanos), órgano de la Hermandad Musulmana con sede en Londres e “informado” por el MI6, afirmaba que la población estaba defendiendo la ciudad contra las tropas del gobierno.

El OSDH proporcionó de esa manera cifras de imaginarias víctimas civiles permitiendo así que los medios de difusión de los países miembros de la OTAN y la prensa de las monarquías del Consejo de Cooperación del Golfo basaran su campaña contra Siria en supuestas masacres, cuando en realidad el Ejército Árabe Sirio esperó a que la población civil terminara de evacuar la ciudad para emprender entonces el ataque.

Un millar de miembros de los grupos armados huyó también de Qoussair justo antes de la liberación de esa ciudad.


Red Voltaire


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»