«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 10 de junio de 2013

Los «Amigos de la Yihad»

Dentro las numerosas operaciones encubiertas y secretas de la CIA hay una que ha utilizado con mucha frecuencia y éxito para controlar y someter un territorio. La táctica de dividir para vencer, conocida también como la doctrina del Dog’s Circle. También es una antigua estrategia empleada por los ejércitos coloniales inglés y francés en el siglo XIX. Basta con introducir poderosos elementos de desestabilización a los cuales ellos brindan su apoyo financiero y militar. La sola diferencia en el siglo XXI es el rol que juega la prensa para conquistar las mentes de la opinión pública, mientras continúan las fechorías. La guerra inter-árabe en Siria ha dejado un importante legado documentado que comprueba que dichas prácticas neocoloniales siguen vigentes


Por Pepe Escobar
Traducido por Germán Leyens

Los políticos occidentales adoran verter masas de lágrimas de cocodrilo sobre «el pueblo sirio» y felicitarse en el marco de los «Amigos de Siria» para defenderlo contra la «tiranía».

Bueno, el «pueblo sirio» ha hablado. Aproximadamente un 70% apoya al gobierno de Bashar al-Asad. Otro 20% es neutral. Y solo un 10% está alineado con los «rebeldes» apoyados por Occidente, los secuestradores, traga-pulmones, decapitadores del tipo yihadista.

Los datos fueron suministrados sobre todo por organizaciones independientes de ayuda que trabajan en Siria. La OTAN recibió un informe detallado a finales de mayo pero, predeciblemente, no mostró demasiado interés por publicarlo.

Como [el diario] Asia Times Online ha estado subrayando durante meses, las clases empresariales suníes en Damasco y Alepo son neutrales o favorables a Asad. Y la mayoría de los suníes consideran ahora que las bandas de [mercenarios extranjeros armados por Catar y la Casa de Saud son mucho más repelentes que Asad.

Mientras tanto en Gran Bretaña, donde David de Arabia Cameron mantiene su entusiasmo por una zona de exclusión aérea para proteger al «pueblo sirio», solo un 24% de los británicos está a favor de armar aún más a los «rebeldes» (aunque el 58% apoya la ayuda humanitaria).

Y en un mitin en Doha, la perenne estrella de Al Jazeera e ícono de la Hermandad Musulmana el Jeque Yusuf al-Qaradawi –pontificando ahora en Al-Azhar en El Cairo– ha llamado a una yihad de todos los musulmanes suníes contra Damasco. También calificó a Hizbulá de «partido de Satanás» y condenó a Irán por «enviar armas y hombres para respaldar el régimen «sirio». En los hechos ha apoyado una yihad de musulmanes contra musulmanes, aunque insistió en que su llamado a combatir contra Hizbulá «no es contra todos los chiíes».

Además al-Qaradawi también dijo: « ¿Cómo podrían 100 millones de chiíes derrotar a 1.700 millones [de suníes]? Sólo porque los musulmanes [suníes] son débiles». Esto dio más que por entendido que los chiíes son el enemigo.

¿Quién, entonces, se preocupa de lo que pueda pensar el «pueblo sirio»?

Los «Amigos de Siria» occidentales no podrían haber encontrado a un chivo expiatorio más dispuesto para promover su acostumbrada jugada autorrealizable «Divide y Vencerás», la división sunita-chií (es como decir entre cátolicos y protestantes ndlr). Siempre es útil tener a disfuncionales petromonarquías del CCG presentándose como «liberadoras» para que Occidente pueda volver a librar una guerra por encargo «dirigiendo desde atrás».

En otras noticias, ¿dónde está Evelyn Waugh cuando lo necesitamos?

Es Scoop [1] de nuevo, con Siria que reemplaza una guerra «promisoria» en la República Africana de Ismaelia y cada chapucero en el mundo occidental haciendo un remix de Daily Beast, proclamando la inminente caída de Asad porque, bueno, estamos a favor de los rebeldes y hemos decidido que van a ganar.


Esos misiles infieles

Tal como están las cosas, las negociaciones Ginebra II promovidas por Washington y Moscú parecen prácticamente enterradas (aunque se reunirán hoy para definir el marco).

La Unión Europea ha levantado su embargo de armas contra Siria, una acción que fue esencialmente un delirio franco-británico que no tomó en cuenta a miembros renuentes de la UE. Por cierto, tuvieron que ser Gran Bretaña y Francia, dos antiguas potencias imperiales que hace casi un siglo trazaron una línea en la arena dividiendo el Levante y ahora quieren rediseñarlo.

Eso significaría, en la práctica, que la UE ha declarado la guerra a Damasco. Bueno, de cierto modo. Según el acuerdo de la UE, las entregas de armas tendrán lugar antes del otoño. Y el beligerante dúo franco-británico tiene que asegurar que las armas se utilizarán solo para proteger a los civiles.

¿Quién supervisará esto?, ¿un montón de burócratas de Bruselas en uniforme de faena? Bueno, siempre pueden volver a la solución predeterminada, pedir ayuda a EE.UU. Cada grano de arena del Levante sabe que la CIA «ayuda» a Catar y Arabia Saudí a armar a los «rebeldes».

Y luego existe la clara posibilidad de que Gran Bretaña puede haber actuado, una vez más, como una Quinta Columna estadounidense dentro de la UE, allanando el camino a una posible intervención al estilo de «todas las opciones están sobre la mesa» del gobierno de Obama.

El presidente ruso Vladimir Putin dio –de inmediato– jaque y mate a la UE, y a EE.UU. Sí, esos famosos sistemas de misiles S-300 irán a Damasco y pronto. El Ministro Adjunto de Exteriores ruso Sergey Ryabkov dijo que los misiles serán un factor estabilizador en Siria, que ayudará a disuadir a los «fanáticos».

También subrayó –correctamente– que tal vez la UE ya haya saboteado las conversaciones planeadas en Ginebra.

El ex-general de la Fuerza Aérea rusa Anatoliy Kornukov dijo a Interfax-AVN Online que Damasco necesitará por lo menos 10 batallones de sistemas de misiles de defensa antiaérea S-300 para proteger integralmente su territorio de un posible ataque de la OTAN [2]. En este caso, sería imposible imponer una zona de exclusión aérea –un sueño húmedo franco-británico–.

Cada sistema de misiles tierra-aire S-300 consiste en un puesto de comando equipado con radar y hasta seis misiles 5Zh15. Sería suficiente un mes de entrenamiento para que los sirios los manejasen. Korbukov dijo: «Nuestros sistemas pueden desplegarse dentro de cinco minutos. Y es casi imposible interferir con ellos».

¿Qué van a hacer al respecto los «Amigos de Siria»?

¿Convocar otra reunión? Es hora de que al-Qaradawi aparezca en al-Jazeera para actualizar su yihad para que incluya misiles rusos (después de todo son misiles infieles).

¿Por qué no establece un ejemplo y se presenta de voluntario en el frente?


Notas:

[1] El nombre Scoop hace referencia al título de la novela escrita por Evelyn Waugh, publicado en 1938. En dicha novela el escritor denuncia las desviaciones del periodismo y los métodos de desinformación de la prensa comercial en su época.

[2] Ver nota aquí publicado en lengua rusa.


Asia Times Online
Red Voltaire


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»