«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 3 de junio de 2013

Erdogan contra las cuerdas. El pueblo turco se prepara para una Huelga General de 72 horas


A pesar de que distintos analistas auguraban que después de los intensos enfrentamientos del fin de semana pasado pasaría la tormenta y todo volvería a la normalidad volvieron a errar en su análisis. Tras un breve período de calma el vendaval turco ha vuelto con más fiereza que nunca. La revuelta que dio comienzo en Estambul se ha extendido a otras ciudades de la geografía turca como Ankara (la capital) e Izmir. El bastión de los manifestantes se encuentra en el distrito de Besikitas, zona próxima al despacho del primer ministro islamista Erdogan. Entre unos 3’000 y 5’000 manifestantes han cercado la oficina de Erdogancon barricadas, han dispersado a la policía lanzando piedras y objetos contundentes y han intentado asaltar la oficina del primer ministro utilizando como medio una excavadora móvil sustraída de una obra. Los disturbios se han seguido sucediendo a su vez por los barrios populares de Gazi, Kocaeli, Tunali Hilmi, Kizilay, Güven y Sarigazi, y se han saldado con cuatro heridos y una sede del partido islamista gobernante (AKP) quemada, a su vez las fuerzas de seguridad han respondido lanzando gases lacrimógenos y fuego real. Han sido detenidas en los últimos días 1’700 personas en 67 ciudades y según fuentes no gubernamentales se han producido alrededor de 1’500 heridos. Médicos y enfermeros voluntarios han creado improvisados “hospitales de campaña” en las zonas de protesta para atender a los heridos, según declaraciones de un diputado de la oposición “Hay muchos heridos graves y no todos pueden ser atendidos., los jóvenes escriben en sus brazos su grupo sanguíneo como precaución”. Por su parte Edrogán ha abandonado su anterior tono arrogante y ha hecho continuos llamamientos a la “tranquilidad”, a su vez se ha comprometido a echar atrás el plan urbanístico que dio comienzo a la oleada de disturbios.

Por su parte los principales sindicatos del país, Türk-Is, Hak-Is y DISK, se han unido y han decidió convocar una Huelga General de 72 horas que dará su comienzo mañana Martes 4 de Junio. Aunque formalmente han justificado su convocatoria de huelga con la solidaridad con la lucha de los trabajadores de TEKEL (una de las mayores empresas públicas de Turquía y que se encuentra en proceso de privatización), está claro que el inicio de las protestas y su repercusión han influido claramente en la decisión de convocatoria. El próximo Martes la clase obrera turca librará una decisiva batalla en su lucha por revertir su hasta ahora correlación de fuerzas desfavorable.

El Partido Comunista de Turquía (al igual que otros partidos de izquierda, sindicatos y movimientos sociales), sigue siendo objeto de una incesante persecución y acoso. Ayer fueron asaltadas las sedes del TKP en Estambul y Ankara disparando pelotas de goma en el interior de la sede, así como también fue asaltada la sede del periódico “El Sol” órgano oficial del TKP. Esta mañana diversos dirigentes comunistas fueron atacados mientras acudían en coche a una protesta en Ankara, la policía atacó con pelotas de goma el vehículo resultando tres pasajeros heridos. Por su parte el TKP ha condenado estos ataques y sostiene que seguirá a la cabeza de las protestas junto a las masas populares hasta que el gobierno dimita y se echen abajo el conjunto de medidas reaccionarias.


La Mancha Obrera


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»