«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 5 de mayo de 2013

Enver Hoxha - Informe presentado ante la conferencia de activistas del partido de Tirana sobre los análisis y las conclusiones del XIº Pleno del Comité Central Del Partido Comunista de Albania (1948)


Introducción del Editor:

El siguiente texto es uno de los documentos más importantes de la historia del Partido Comunista de Albania, ya que es uno de los repasos generales de la trayectoria del partido tanto durante la época de la Lucha de Liberación Nacional como en los primeros años de la liberación del país. Además es una muestra pública que ha quedado registrada de la lucha intestina que se desarrolló en el interior del PCA desde la época final de la Lucha de Liberación nacional entre los miembros del partido influenciados por los delegados del CC del PCY enviados a Albania, los cuales sucumbieron a las opiniones antimarxistas de los yugoslavos, cara a cara frente a los miembros del PCA que se oponían férreamente a esta injerencia y se agrupaban bajo Enver Hoxha, cosa que el lector podrá apreciar claramente aunque el autor del texto no se extienda detalladamente en los primeros capítulos del texto en estos graves sucesos.

El texto retrata claramente la inequívoca ayuda que supuso para el Partido Comunista de Albania las cartas de Stalin y Molotov al CC del PCY, ya que si bien el PCA siempre mantuvo una línea justa, independiente, y apegada al marxismo-leninismo, se cometieron errores debido a la nefasta influencia de los delegados yugoslavos en Albania, del revisionismo yugoslavo, en los miembros del partido, de hecho este documento como todos los anteriores al cisma yugoslavo de primavera del 1948, demuestran la línea soberana del PCA frente a los consejos antimarxistas del PCY en temas militares o económicos, que como se mostraron luego solo tenían un infame objetivo de anexión como todo el campo socialista denunció. La influencia de las tesis yugoslavas que los delegados yugoslavos en Albania pretendían imponer se vieron claramente reflejadas sobre todo en dos plenos: el de Berat en noviembre 1944, y el de febrero de 1948. Estos consejos, demandas, y proposiciones de marcado cariz antimarxista que tocaban temas referentes sobre el partido, el frente, la economía, la lucha de clases, las etapas de la revolución, la organización del partido, etc. que en su mayoría el PCA rechazó siempre, fueron criticados de forma camaredil pero sin piedad por parte del PCUS a la dirección yugoslava en forma de cartas, de ahí que supusiera para el PCA un alivio, y una constatación de que su lucha desde inicio de los años 40 contra las injerencias yugoslava fue justa y no en vano.

Obviamente el Pleno de agosto de 1948 sirvió para rectificar los errores introducidos anteriormente, aunque si bien es cierto que en la praxis este ejercicio de rectificación se llevaba realizando desde el XI Pleno de febrero de ese mismo año, y teóricamente podemos encontrar el intereses de Enver Hoxha en rectificar las deficiencias del partido desde junio de 1946 cuando se intentó revocar las conclusiones del Pleno tristemente célebre de Berat de noviembre de 1944. En resumen el presente informe es un ejercicio de autocrítica muy sana que forma parte de un compendio de documentos que evidencian el rechazo desde el inicio del PCA a las tesis yugoslavas, tesis que una veces fueron acopladas al partido voluntariamente debido a la inexperiencia del Partido, y otras fueron introducidas mediante medidas coercitivas.

Podemos ver en el último capítulo una lección de leninismo al ver citar las famosas cartas de Stalin refutando las tesis antimarxistas de Tito, lección que Hoxha añadirá a las citas de Lenin sobre variados temas para exponer delante del partido el irrefutable naufragio de los yugoslavos en cuanto a teoría marxista, y recodar así con especial énfasis la necesidad de educar al partido en el marxismo para poder detectar, el Partido, estas desviaciones como correctamente hizo frente al revisionismo yugoslavo desde hacía ya largo tiempo, y como arma para el futuro para posibles enfrentamientos contra el revisionismo moderno, tarea que como todos sabemos el Partido tuvo que enfrentar a la llegada del jruschovismo en la Unión Soviética.

Si el lector no está al tanto de todos estos sucesos y quiere un análisis más global, detallado, y sosegado, recomendamos la lectura del libro del mismo autor llamado: Los Titistas Apuntes Históricos (Libro)

Notas:


Descargar o leer online AQUÍ

o

Descargar AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»