«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 7 de mayo de 2013

Guantánamo, un símbolo de violación de DDHH sigue abierto

Obama no ha cerrado las cárceles EEUU al margen de los derechos humanos por la mismas razones que las construyó Bush, por las mismas razones que en su mandato el número de ataques con DRONES se ha elevado en torno a un 400% con respecto a la era Bush, la misma razón por la que Obama brinda pleitesía a su antecesor… Ambos son administradores de la dictadura de la Burguesía, del imperialismo, ambos son simples sicarios que deciden extrajudicialmente sobre la vida de sus víctimas en base a intereses corporativos…


Por Rasul Gudarzi

“Es necesario cerrarla”, reafirmó el presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre la cárcel de Guantánamo, después de más de cuatro años, cuando empezó sus labores como mandatario en la Casa Blanca, y ahí prometió que echaría el cerrojo a esta prisión en un año.

¿Es verdad que Obama pretende cerrar Guantánamo? ¿No contradice Guantánamo las reglas internacionales? ¿Alimentar por la fuerza a los presos no es una violación de los derechos humanos? ¿Las presiones internacionales podrían poner fin a esta cárcel?


El país que alega defender los DD.HH. funda Guantánamo


La invasión de EE.UU. y sus aliados a Afganistán, en 2001, coincide con el establecimiento de una cárcel de alta seguridad situada en la base naval que Estados Unidos tiene en la bahía de Guantánamo, Cuba. Washington alega que los presos que se encuentran en este recinto penitenciario están acusados de actos terroristas o de actos futuros de terrorismo internacional. No obstante, la mayoría de los reclusos llevan años en prisión sin cargo alguno. Según datos proporcionados por Amnistía Internacional, del total de detenidos en la prisión, unos 17 eran menores de edad cuando fueron puestos bajo custodia.

EE.UU., en sus informes anuales sobre la situación de los derechos humanos, crítica a muchos países como Rusia, China, Irán,… por, según alega, violar los derechos humanos. ¿Acaso la detención de menores y el encarcelamiento sin cargo, no contradicen los DD.HH?


La tortura de presos en Guantánamo y otros centros clandestinos de EE.UU.


EE.UU. ha reconocido que tiene varios centros clandestinos de detención bajo la supervisión directa de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, en Tailandia, Afganistán, Irak, Paquistán, Jordania, África, el océano Índico y diferentes partes de Europa, como Polonia y Rumania.

Los escándalos de torturas de la Administración estadounidense no se limitan a Guantánamo. Una investigación militar realizada en 2004 detectó 44 supuestos casos de abuso a detenidos en Abu Ghraib. El escándalo de Abu Ghraib estalló en 2004, cuando se hicieron públicas fotografías en las que se podía ver a soldados norteamericanos sometiendo a algunos prisioneros a abuso físico, sexual y psicológico.

Tanto en la cárcel de Guantánamo como en los centros clandestinos de detención de EE.UU. se practican diferentes métodos de interrogación que se consideran una flagrante evidencia de violación de los derechos humanos, entre ellos se pueden mencionar: las ejecuciones falsas, ahogamientos simulados, humillaciones sexuales y religiosas y posiciones estresantes.


Huelga de hambre de los presos en Guantánamo y las presiones al Gobierno de EE.UU.


Se están cumpliendo casi 100 días desde que decenas de presos empezaron una huelga de hambre, para así manifestar su rechazo a la infrahumana situación en la que se encuentran. Actualmente, unos 130 de un total de más de 166 detenidos están en huelga de hambre, varios de ellos se encuentran un estado crítico y otros están siendo alimentados por la fuerza mediante una sonda nasogástrica.

Las acciones de EE.UU. de alimentar por la fuerza a los presos contradicen las reglas internacionales de derechos humanos, tal como el presidente de la Asociación Médica Norteamericana, el doctor Jeremy Lazarus, escribió en una carta al secretario de Defensa, Chuck Hagel, en la que decía que "cualquier médico que participase en forzar a un prisionero a comer en contra de su voluntad, violaba valores éticos básicos de la profesión médica.”

Mientras los presos cumplen con una huelga de hambre prolongada, se intensifican las voces críticas contra la Casa Blanca por no cerrar la cárcel. El presidente afgano, Hamid Karzai, pidió el cierre de la prisión y demandó la liberación de los afganos detenidos en ese lugar. Además, sostuvo que sus contactos con EE.UU., durante varios años, para lograr la liberación de los detenidos afganos no han tenido ningún resultado. A la vez, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, dijo que es preocupante el limbo jurídico que sustenta la permanente y atroz violación de los derechos humanos que transcurre en la ilegal base naval de Guantánamo, donde quedan 166 detenidos desde hace 10 años, sin juicios ni garantías ni defensa.


¿Por qué EE.UU. recurre a la alimentación forzada de los huelguistas?


No es porque la vida de los seres humanos sea importante para las autoridades norteamericanas, ya que la historia ha dejado bien claro que ellas pueden asesinar gente sin ningún remordimiento, tal como ocurrió con los ciudadanos japoneses de Hiroshima y Nagasaki, y está ocurriendo a los pueblos de Afganistán, Irak y Siria. El motivo reside en que actualmente el Gobierno de los Estados Unidos está en el centro de las presiones internacionales por su decisión de mantener abierta Guantánamo y la situación que atraviesan los presos, por lo tanto, si uno de los huelguistas muriera, complicaría mucho las circunstancias para los dirigentes estadounidenses. Por esta misma razón, el Pentágono y la Casa Blanca dieron luz verde a un grupo de médicos para que alimentaran a los presos de manera forzada.


¿Obama de verdad quiere cerrar Guantánamo?


Aparentemente, Obama busca cumplir con su promesa electoral de 2009 y 2012 de cerrar la cárcel, no obstante, sus medidas han reflejado lo contrario. Obama no hizo ningún esfuerzo en cuanto a la liberación de los casi 65 presos que obtuvieron su sentencia de libertad en el periodo de mandato de su antecesor, George W Bush, y los presos siguen en Guantánamo.

Además, han salido informaciones basadas en que se están invirtiendo casi 40 millones 750 mil dólares para modernizar y poner en marcha nuevos proyectos en esta cárcel, algo que hace difícil creer que Obama se esfuerce para cerrarla.

Otro punto que resulta interesante mencionar, es que EE.UU. busca convencer a otros países para que acojan a los presos, mientas que él mismo no acepta que ninguno de ellos entre a su propio país. Dado que los detenidos son acusados de actos terroristas, aunque no hayan sido juzgados, otros países no aceptan este asunto, porque lo consideran una amenaza para sus ciudadanos, en caso de que resulten verdaderos terroristas. Por lo tanto, la Administración de Obama debe pensar en otra medida para poder cerrar la cárcel, algo que lleva muchos años para materializarse.


Hispan TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»