«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 7 de mayo de 2013

Gobierno Brasil condiciona dialogo a suspensión de huelga indígena

La misma y vieja técnica empleada por el capitalismo para someter a las masas, es decir, 'solo negocio contigo si dejas de defender activamente tus derechos', tal es la característica esencial del PT-corporation… Luego organizan Foros de Sao Pablo, pronuncias discursos incendiarios y de redención que resultan en reformas que solo buscan apoyo electoral; construyen fraseología antiimperialista pero ellos mismos son parte de su maquinaria económica del capitalismo global, mucha fraseología pero al final son la mima porquería, la basura que ha de ser extinguida bajo el fuego revolucionario de los pueblos… Además corruptos…

¿Sigues creyendo que la unidad entre clases es posible?


El gobierno brasileño condicionó el inicio de un dialogo con unos 200 indígenas del norteño estado de Pará al cese de la ocupación de las obras en construcción de la represa de Belo Monte.

Solo después de la suspensión de la ocupación de las obras, iniciaremos una plática para establecer condiciones mutuas de negociación con el acompañamiento del Ministerio Público y representantes de la sociedad, revela una nota divulgada la víspera por la Secretaría General de la Presidencia de la República.

Los aborígenes invadieron el lugar el jueves último y mantienen detenidas las labores en demanda de garantías de seguridad ambientales.

Pertenecientes a las etnias Munduruku, Juruna, Kayapó, Xipaya, Kuruaya, Asurini, Parakaná y Arara, los nativos pidieron al Ejecutivo el viernes último cancelar los trabajos hasta que estén terminados los estudios ambientales que certifiquen que dicha instalación no afectará la naturaleza de esa región amazónica.

En una carta publicada por el sitio digital del Consejo Indigenista Misionero (Cimi) los manifestantes señalan que la construcción de dicha hidroeléctrica afectará a las poblaciones tradicionales, como los nativos y campesinos.

La obra con su represa inundará 516 kilómetros cuadrados de selva amazónica, lo cual conllevará al desplazamiento de unos 50 mil indígenas que habitan en las riberas del río Xingú, revela la misiva.

"Las personas que viven en los ríos en los que ustedes quieren construir represas quieren paz", muestra el mensaje, el cual indica que "nos están apuntando armas a la cabeza, sitian nuestros territorios con soldados y camiones de guerra".

La Secretaria General de la Presidencia se quejó del rechazo de los nativos a conversar en dos anteriores ocasiones y de realizar propuestas contradictorias que no conducen a la solución de este problema.

Para las autoridades, los representantes de las etnias indígenas no quieren el desarrollo de su región, pues están involucrados en la minería ilegal de oro.

Precisamente, "uno de los principales portavoces de los invasores en Belo Monte es dueño de seis embarcaciones que transporte materia prima ilegal, indica la fuente.

Con una capacidad de generación de 11 mil 233 megavatios, la hidroeléctrica de Belo Monte constituye uno de los principales proyectos del gobierno federal para garantizar la futura demanda de energía y su conclusión está prevista para 2015.


PL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»