«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

domingo, 21 de abril de 2013

Silencio mediático ante la huelga de hambre de 77 presos en Guantánamo

Como les comentaba en ocasión anterior. La dictadura de la burguesía transita entre dos aspectos, de la democracia burguesa al fascismo, según la situación en la que se desenvuelve, en ambos casos el objeto es mantener el dominio de la clase dominante sobre los explotados; son muchos los aspectos que mantienen en común como instrumentos burgueses, pero es quizá en los tribunales y el derecho penal del enemigo en donde encuentran la mayor convergencia -nótese el papel preponderante que juegan los medios de (in)comunicación en la justificación de tales barbaries-, Guantánamo ejemplifica a la perfección ese hecho incontrovertible.
El documento:


25 presos se han sumado a la huelga de hambre que desde hace más de tres meses mantienen los reos en la cárcel estadounidense de Guantánamo para denunciar la constante violación de derechos humanos que sufren.

De esta manera, ya son 77 de los 166 los prisioneros que se encuentran protestando por la situación de malos tratos, torturas y falta de garantías democráticas. Cabe recordar que la mayoría de ellos han sido encarcelados sin juicio previo y por tribunales militares.

Las autoridades de la cárcel anunciaron que se ha puesto en marcha un nuevo procedimiento con el fin de alimentar a los presos a través de tubos, según sus declaraciones, 17 de los huelguistas están siendo alimentados a la fuerza por sondas conectadas al esófago.

Los defensores de los derechos humanos consideran que la alimentación forzada de los detenidos es un abuso y exigen que no se practique esta medida. El 13 de abril, alrededor de 60 detenidos fueron transferidos desde las células comunes del Campo 6 a celdas individuales, luego de que guardias militares reprimieran con munición no letal una revuelta interna.

La huelga de hambre comenzó el pasado 6 de febrero para mostrar el descontento por el encarcelamiento ilegal en el que se encuentran los reos desde hace 11 años, motivado a que aún no se le ha hecho algún proceso legal o alguna acusación legítima.


LibreRed


No hay comentarios:

Publicar un comentario

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»